Público
Público

Fusiones Caixabank y Bankia mantendrán en Valencia la sede del banco fusionado

Los consejos de administración de ambas entidades se reunirán previsiblemente la próxima semana para fijar la fecha en la que celebrarán sus respectivas juntas extraordinarias de accionistas que deberán dar el visto bueno a la fusión.

Las actuales sedes en Valencia de Caixabank y de Bankia, ambas en la calle Pintor Sorolla. EFE/REUTERS
Las actuales sedes en Valencia de Caixabank y de Bankia, ambas en la calle Pintor Sorolla. EFE/REUTERS

AGENCIAS

Bankia y Caixabank se encuentran a punto de acordar que Valencia sea la sede social de la nueva entidad que salga de la fusión de los dos bancos, mientras otros detalles aún se encuentran bajo discusión, según dos fuentes con conocimiento de la operación que cita la agencia Reuters.

La elección de la sede se ha convertido en un tema político delicado ya que los partidos independentistas catalanes, que podrían desempeñar un papel fundamental en la aprobación de los Presupuestos para 2021, han abogado por que Caixabank traslade su sede a Barcelona desde Valencia, la tercera ciudad más poblada de España.

Bankia estableció su sede en Valencia después de la fusión de siete antiguas cajas de ahorros en 2010 que dio lugar al grupo. Caixabank decidió trasladarse a Valencia en octubre de 2017 en un intento de calmar a los titulares de depósitos tras el referéndum catalán de independencia.

"Las negociaciones entre los accionistas de control de las dos entidades están en una etapa muy avanzada para elegir a Valencia como sede legal, aunque no se ha cerrado un acuerdo todavía", dijo una de las fuentes. 

Bankia y Caixabank anunciaron la semana pasada que están negociando una fusión para formar el mayor grupo bancario en España por activos con más de 600.000 millones de euros. Si la fusión llega a buen puerto, la nueva entidad tendría una capitalización de mercado conjunta de 16.400 millones de euros, según las cotizaciones actuales.

Los bancos de toda Europa están haciendo grandes esfuerzos por mejorar su rentabilidad en un entorno de tipos de interés históricamente bajos y de fuerte recesión económica por la pandemia de COVID-19, lo que lleva a los analistas a predecir más fusiones pare reducir los costes.

Una de las fuentes consultadas dijo que detalles como la prima que previsiblemente pagará Caixabank por la compra de la seminacionalizada Bankia o la posibilidad de que la primera tenga que ampliar capital para financiar la operación se están todavía discutiendo.

Analistas de Alantra dijeron en una nota para clientes que "una prima del 15-20% sería justa para los accionistas de Bankia y financieramente asequible para Caixabank". Se espera que con motivo de la fusión el Estado reduzca su participación en Bankia desde el 61,8% actual hasta cerca del 14%, mientras que la fundación de Caixabank, primer accionista de Caixabank, tendría alrededor del 30% de la entidad combinada.

Las negociaciones entre las dos entidades comenzaron entre abril y mayo, y se intensificaron en julio. Otras fuentes que cita la agencia Efe señalan que el FROB no está participando en estas negociaciones y que únicamente se pronunciará sobre la operación con su voto en la junta de accionistas en la que se aborde la operación. Antes de que esto ocurra, y una vez remitidos los términos del acuerdo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la normativa prevé la intervención de un experto mercantil, que tendría que redactar un informe sobre la operación, en el plazo máximo de un mes.

También tendrán que pronunciarse los organismos supervisores y de competencia correspondientes, el Banco de España, la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), o el Banco Central Europeo y, por supuesto, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Los consejos de administración de CaixaBank y Bankia se reunirán la próxima semana (previsiblemente, el lunes) para fijar la fecha en la que celebrarán sus respectivas juntas extraordinarias de accionistas para aprobar la fusión.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado este lunes de acuerdo con esta operación,  pues tiene varios aspectos "muy positivos", como la cohesión territorial que traerá consigo contar con una entidad bancaria con una presencia muy importante en Catalunya, Madrid, Comunidad Valenciana y Baleares.

Más noticias de Economía