Público
Público

Laboral Japón plantea que la mañana del primer lunes de cada mes no se vaya a trabajar

La medida que llaman 'lunes resplandeciente' fue aplicada a finales del pasado julio por el Ministerio de Economía japonés. Asimismo, el 35% de su plantilla se tomó la mañana libre. 

Publicidad
Media: 2.71
Votos: 7

En 2016 más del 20% de los trabajadores japoneses reconocían estar trabajando más de 80 horas extra al mes -EFE

El Ministerio de Economía de Japón quiere que sus ciudadanos tengan la mañana del primer lunes de cada mes libre. El gobierno japonés busca instaurar esta nueva medida, que han denominado 'lunes resplandeciente', con el fin de recortar la cantidad de horas extra que realizan los trabajadores. 

Según ha informado la BBC, el Ministerio ha defendido la medida después de aplicarla el pasado lunes 27 de julio. En total, el 30% de su plantilla se tomó la mañana libre. 

El problema que denominan 'karoshi' (que en español significa 'muerte por exceso de trabajo') ya se intentó solucionar el año pasado, cuando el gobierno nipón puso en marcha 'el viernes premium'. Esta medida tenía como objetivo que el último viernes de cada mes los japoneses pudiesen dedicar su tiempo al descanso y consumo.

Sin embargo, la propuesta no tuvo éxito (solo participó el 11% de los empleados) ya que las empresas aprovechan este día para cerrar sus proyectos y presentar las cuentas mensuales de la compañía. 

Asimismo, con el fin de aplicar una medida que encaje con los planes del Ejecutivo, el gobierno quiere que la iniciativa del 'lunes resplandeciente' se traslade al sector privado. Su aplicación no será obligatoria.

Datos alarmantes de 'Karoshi'

El 'karoshi' o la 'muerte por exceso de trabajo' se produce principalmente por las enfermedades relacionadas con las largas jornadas de trabajo, como las cerebrales o cardiacas.  

El año pasado se contaron 236 muertes por 'karoshi', según informa la BBC. A las mismas se sumaron los 208 'karojisatsu'; los suicidios de los empleados japoneses con problemas de salud mental originados en los centros de trabajo.

Además, según una encuesta realizada en 2016, más del 20% de los trabajadores reconocían estar trabajando más de 80 horas extra al mes.