Público
Público
Únete a nosotros

EEUU El nuevo presidente de la Reserva Federal inicia su mandato subiendo los tipos de interés 

El banco central estadounidense, en su primera reunión con Jerome Powell, eleva el precio del dinero hasta un rango de entre el 1,50% y el 1,75%, la primera subida en año en el que se prevén dos alzas más

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en su primera rueda de prensa tras la reunión del Comité de Mercado Abierto del banco central estadounidense. REUTERS/Aaron P. Bernstein

El presidente de la Reserva Federal (Fed) de EEUU, Jerome Powell, se estrenó este miércoles al frente del Banco Central estadounidense con una esperada subida de los tipos de interés, que elevó un cuarto de punto porcentual, hasta el rango de entre 1,5% y 1,75%.

Este incremento en el precio del dinero es el primero de 2018, un año en el que se prevén dos alzas más de la Fed, según una nota del Comité Federal de Mercado Abierto, que dirige la política monetaria de Estados Unidos.

Además, el organismo confirmó que la decisión obtuvo el voto unánime de los miembros de la Fed.

"Esta resolución marca un paso más en el proceso continuo de reducir gradualmente el ajuste de la política monetaria que ha estado en marcha en los últimos años", sentenció Powell en la rueda de prensa posterior a la reunión monetaria que se celebró entre el 20 y el 21 de marzo en Washington.

El repunte de los precios al consumidor, que se habían mantenido durante años por debajo de la meta anual del Banco Central del 2% y la fortaleza del mercado laboral, con una tasa de desempleo que cerró febrero en el 4,1%, justifican este incremento de tipos de interés.

La Fed revisa al alza sus estimaciones de PIB de EEUU, que crecerá un 2,7% este año y un 2,4% en 2019

El comité de la Fed espera que, con nuevos ajustes graduales en la política monetaria, la actividad económica "se expandirá a un ritmo moderado en el plazo medio y las condiciones del mercado de trabajo se mantendrán fuertes".

De hecho, la Fed revisó al alza sus pronósticos de crecimiento para la economía estadounidense al 2,7% este año, frente al 2,5% anticipado en diciembre, y al 2,4% para 2019, por encima de las previsiones de hace tres meses del 2,1%.

Este leve aumento en las proyecciones de la Fed se debe principalmente al impulso de la reforma fiscal aprobada en diciembre por el presidente estadounidense, Donald Trump, considerada la mayor en tres décadas en el país.

Esta medida incluye un notable recorte de impuestos para las empresas y, en menor medida, para los trabajadores de Estados Unidos. La reforma debería fomentar la inversión adicional que, a su vez, habría de alentar la productividad.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. REUTERS

En teoría, una ley que reduce las tasas impositivas debería significar también una mayor participación de la fuerza de trabajo", añadió Powell, designado por Trump para sustituir a Janet Yellen al frente de la Fed hace seis meses.

Asimismo, el banco central estadounidense mejoró los pronósticos de desempleo y espera ahora una tasa del 3,8% para final de 2018 y del 3,6% para 2019, comparados con los de diciembre del 3,9% para este año y el 3,9% para el próximo.

La tasa de desempleo en Estados Unidos se encuentra actualmente en el 4,1%, la más baja en dieciocho años, y el ritmo de crecimiento ha repuntado ligeramente, con una tasa anual del 2,6% en el primer cálculo de los tres que hace el Gobierno.

En cuanto a la inflación, el organismo federal no varió sus proyecciones para este año y para el próximo, que dejó en el 1,9% y el 2%, respectivamente, una decisión que sorprendió a los expertos.

La próxima reunión de la Fed está prevista para el 1 y el 2 de mayo, según el calendario del organismo federal.