Público
Público

Los registradores niegan que exista una nueva burbuja inmobiliaria

Según sus datos,  la compraventa de viviendas cerró 2018 con las 516.680 operaciones, "el mejor resultado global de los últimos diez años"; el 12,6% de las operaciones fueron realizadas por extranjeros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un moderno bloque de oficinas junto a la Casa Montero, un edificio residencial de diseño modernista del arquitecto Luis Aladren y construido en 1904, en Bilbao. REUTERS / Vincent West

El director de relaciones institucionales del Colegio de Registradores de España, Fernando Acedo-Rico Henning, ha asegurado que los datos muestran que "en ningún caso" España está atravesando por ningún tipo de burbuja inmobiliaria. Así lo ha señalado durante la presentación del Anuario Inmobiliario 2018 del Colegio de Registradores donde ha puesto de relieve que en la compraventa de viviendas cerró 2018 en las 516.680 operaciones, "el mejor resultado global de los últimos diez años, con un incremento del 11,3%".

En esta línea, ha resaltado que los españoles siguen prefiriendo consumir vivienda usada (82,5%), frente a los que prefieren la vivienda libre (15,8%) y la nueva protegida (1,7%).

Bajo su punto de vista, estos datos alejan la existencia de una burbuja inmobiliaria, puesto que esto "no ocurría ni mucho menos durante el boom". "El mercado volverá estar más sano cuando la vivienda nueva vaya aumentando, ya que esto implicará que el crecimiento no sea tan asimétrico", ha apuntado.

En lo que respecta al tipo de compradores, el estudio señala que estos se distribuyeron entre personas físicas (87,8%) y jurídicas (12,2%). Por otro lado, apunta que la demanda extranjera sigue manteniendo el buen comportamiento de los últimos años, con el 12,6% del total, hasta alcanzar las 65.400 operaciones en 2018.

Respecto a las regiones, las comunidades autónomas en las que las compraventas de extranjeros tienen un mayor peso son Baleares (30,5%), Canarias (28,3%), Comunidad Valenciana (26%) y Murcia (19,6%).

Teniendo en cuenta el importe, el 6% de las operaciones realizadas por extranjeros representaron un importe igual o superior a 500.000 euros. Los registradores han puesto de relieve que este importe "no tiene nada que ver con la 'golden visa' (tarjeta de residencia para inversores)". "No necesariamente todas estas compras implican que lleven consigo una golden visa por sí solas", han resaltado.

Por nacionalidad, casi el 16% de las inversiones las han realizado los británicos, que siguen estando a la cabeza. Según los registradores, no se ha notado ninguna consecuencia por el efecto del Brexit. Por detrás, le siguen los alemanes (7,5%), franceses (7,4%), belgas (6,3%), suecos (5,8%) y rumanos e italianos (5,4% en ambas nacionalidades). Entre las nacionalidades no comunitarias destacan también la marroquí (4,8%), china (3,9%) y la rusa (2,9%).

Por otro lado, los registradores han destacado el incremento del uso residencial de la vivienda, que es un reflejo de que es un sector "sano". En concreto, según el informe, ocho de cada diez propiedades permanecieron más de cinco años en manos de su propietario, lo que implica que existe "una mayor idea de que la compraventa de vivienda es un bien de uso muy importante".

También se ha registrado un incremento del tiempo que los españoles están sin vender una vivienda. De hecho, el 67,1% lleva más de diez años. "Esto es un dato muy positivo, porque apunta que se está comprando vivienda de forma creciente, pero sostenida", ha añadido.

En lo que respecta a las hipotecas, en 2018 se registraron un total de 346.366 hipotecas sobre viviendas, lo que supone un incremento del 11,5% sobre 2017. No obstante, esta cifra todavía supone una cuarta parte de las concedidas en 2006 (1,3 millones).

El estudio también apunta que el 6,7% de las hipotecas fueron formalizadas por extranjeros durante el último año, superando las 23.000 hipotecas, y tuvieron un importe medio de 133.368 euros, por encima de los 124.333 euros de crecido hipotecario medio suscrito por nacionales. La cuota hipotecaria media fue de 568,4 euros, lejos de los 800 euros alcanzados en 2006.

En relación con el destino del volumen de crédito hipotecario concedido, el 83,4% del volumen total se destinó a viviendas, mientras que el 16,6% restante fue distribuido entre locales, garajes, naves, terrenos o fincas rústicas.

El Colegio de Registradores cree que flexibilizar el otorgamiento de licencias hará "más asequible" la vivienda y hará que los precios crezcan menos, según ha señalado el director de relaciones institucionales preguntado por la propuesta del presidente del PP, Pablo Casado, de flexibilizar el otorgamiento de licencias urbanísticas en las zonas rurales.

Los registradores creen que este es uno de los "grandes lastres" que tiene el país y considera que es "una excelente idea". No obstante, ha afirmado que se debería llevar a cabo tanto en los territorios más despoblados como en las grandes capitales.

Sin embargo, al margen de que se mejore, desde el Colegio de Registradores se destaca que es "muy importante" que se mejoren otros tremas como el transporte. "La logística es uno de los elementos que vertebran el territorio y que ayudarían a que no se produzca este crecimiento asimétrico que se está produciendo", ha apostillado.