Público
Público

Ryanair El personal de cabina de Ryanair anuncia huelgas en septiembre tras los posibles cierres de bases y despidos

La aerolínea irlandesa se enfrenta a huelgas de pilotos en su país, Gran Bretaña y Portugal, además de haber reducido un 21% sus beneficios y planear recortes en su plantilla en hasta 500 pilotos y 4000 tripulantes de cabina.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Ryanair vivirá varias huelgas de trabajadores en los próximos días tras anunciar cierres y reducción de plantilla. / Reuters

Ryanair vive una época de turbulencias en el que parecía un imparable vuelo hacia el crecimiento empresarial. El último contratiempo llega con el anuncio este miércoles de la convocatoria de huelga de los tripulantes de cabina de las 13 bases en España a lo largo de todo el mes de septiembre. Concretamente, los paros tendrán lugar los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28 del mes. 

Esta iniciativa de Unión Sindical Obrera (USO) y SICTPLA llega como una reacción a la amenaza de la compañía irlandesa del cierre de las bases de Gran Canaria, Tenerife Sur y Girona, con los despidos que podrían ir asociados a esta clausura. Además de las nocivas consecuencias laborales, este cierre también supondría dejar en el aire más de 1,2 millones de plazas aéreas entrantes ya asignadas para 2020, según informa Hosteltur.

Sin embargo, este no se trata de un conflicto reciente, ya que Ryanair se enfrentó el verano pasado a huelgas en varios países en septiembre que supusieron para esta miles de cancelaciones y pérdidas. En aquel momento, los trabajadores reivindicaban que la compañía implementara la normativa laboral de cada país y la creación de convenios laborales, una cuestión que sigue sin grandes avances. 

Desde los sindicatos dudan "mucho de la predisposición de Ryanair" para llegar a un acuerdo

En relación a esta convocatoria, USO informa en un comunicado que su principal objetivo es "impedir el cierre de las bases de Gran Canaria, Tenerife Sur y Girona". Desde la organización sindical, aseguran que esta huelga podría evitarse si hay un acuerdo con la compañía, aunque el secretario de USO-Ryanair, Jairo Gonzalo, aseguraba que dudan "mucho de la predisposición de Ryanair" en lo referente a esa negociación.

Además de asegurar que dicha desconfianza se deriva de la "actitud de burla" sufrida durante las negociaciones llevadas a cabo durante el año, también señalan al Gobierno y reclaman respeto a la convocatoria. "Esperamos que Fomento no vuelva a anular nuestra capacidad de huelga y no nos decrete, como el año pasado, unos servicios mínimos tan abusivos que ni siquiera permitían los paros”, sentenciaba Gonzalo. 

Más huelgas

Esta convocatoria de huelga se suma a otras convocadas por pilotos de la aerolínea en diferentes países europeos. El Personal de Vuelo de Aviación Civil de Portugal ha programado paros entre el 21 y el 25 de agosto. El sindicato de pilotos Balpa de Reino Unido hará lo propio el 22 y 23 de agosto y entre el 2 y el 4 de septiembre. Ryanair también tendrá huelga en casa, pues la Asociación de Pilotos de Aerolíneas Irlandesas (Ialpa) también hará paros en las mismas fechas que sus compañeros británicos.

"Los pilotos contratados directamente por Ryanair en Irlanda están, simplemente, buscando unos niveles salariales que son normales y competitivos en el sector, en una empresa que obtuvo un más que jugoso beneficio de 1.000 millones de euros el pasado año", aseguró el secretario general de Fórsa (parte de Ialpa), Ian  McDonnell, en relación a los motivos de su huelga. 

Reducción de beneficios y despidos

A todo este descontento general de sus empleados, se une una situación financiera poco favorable para la empresa. El consejero delegado de la aerolínea, Michael O'Leary, reveló a finales de julio que el beneficio de la firma cayó el 21 % en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, hasta 243 millones de euros.

Ryanair planea despedir a 500 pilotos y 400 tripulantes de cabina

En este contexto, reveló que planea recortar su plantilla en hasta 500 pilotos y 400 tripulantes de cabina, debido, entre otros factores, al impacto de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el encarecimiento del combustible y el retraso en la entrega de aparatos Boeing 737 MAX, el modelo involucrado en sendos accidentes en Indonesia y Etiopía con cientos de víctimas.

O'Leary esgrimió que la caída de beneficios también es consecuencia, entre otros aspectos, de "las grandes subidas salariales de pilotos y tripulantes de cabina negociadas el pasado año".

Ryanair ha estimado que el retraso en la entrega de aviones de Boeing reducirá el crecimiento de la compañía en el verano de 2020 del 7 al 3 %, por lo que el tráfico anual de pasajeros podría caer de los 162 millones previstos hasta ahora a 157 millones.

Asimismo, sostiene que las dificultades que atraviesa el fabricante estadounidense para cumplir con los pedidos previstos causarán "recortes y cierres" en algunas bases de operaciones europeas durante el próximo invierno y el verano de 2020.