Público
Público

Salvini se opone a nacionalizar las autopistas italianas

El vice primer ministro reclama  reducir el precio de los peajes, que califica como "los más altos de Europa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El viceprimer ministro italiano y titular de Interior, Matteo Salvini, a su llegada al funeral de Estado por las víctimas del derrumbe del puente Morandi en Génova. REUTERS/Stefano Rellandini

El viceprimer ministro italiano y titular de Interior, Matteo Salvini, se ha mostrado contrario este jueves a la nacionalización de la red de autopistas del país, aunque ha expresado su disposición a estudiar opciones donde el sector público y el sector privado compartan la gestión.

Algunos miembros de la coalición compuesta por la formación de Salvini, la derechista Liga, y por el Movimiento Cinco Estrellas han sugerido que las autopistas deberían ser nacionalizadas después del colapso de un puente en Génova que mató a 43 personas.

"No estoy a favor de nacionalizaciones", ha declarado Salvini en una entrevista con la emisora de radio RTL, donde ha apuntando la necesidad de revisar la relación entre costes y beneficios de las concesiones, señalando la importancia reducir los peajes, que calificó como "los más altos de Europa".

En este sentido, Salvini dejó abierta una puerta a la posibilidad de "una combinación de gestión pública y privada".

Vista del derruido puente Morandi, en la autipista italiana A10, a su paso por Génova. REUTERS/Stefano Rellandini

Salvini también ha atacado al grupo de infraestructuras Atlantia , que controla la concesionaria Autostrade per l'Italia, señalando que estaba "más desconcertado cada día por su actitud" después de que la empresa italiana señalara que quería medir cuál ha sido el impacto de los comentarios de los políticos en el precio de su acción, con el objetivo de "proporcionar la mejor protección posible" al mercado y a los inversores.

En concreto, la compañía italiana tiene previsto evaluar el impacto de la carta que recibió del Ministerio de Infraestructuras y Transporte en la que le daba 15 días de plazo para presentar sus observaciones sobre el accidente, que dejó 43 víctimas mortales hasta la fecha. También cuantificará las consecuencias negativas del resto de comentarios del Gobierno y de las noticias publicadas.