Público
Público

EPA La tasa de paro baja al 15,28% y la cifra de ocupados supera los 19 millones

El INE publica los datos de la Encuesta de Población Activa: el paro bajó en 306.000 personas en el segundo trimestre de 2018 y se crearon 469.900 empleos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cola de parados esperan para entrar en una oficina del Servicio Público de Empleo de la Comunidad de Madrid. REUTERS/Andrea Comas

El paro bajó en 306.000 personas en el segundo trimestre de 2018 hasta situar el total de desempleados en 3.490.100 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La tasa de paro bajó casi 1,5 puntos el segundo trimestre, hasta el 15,28%. Si discriminamos por sexos, la tasa de paro femenina supera por algo más de tres puntos a la masculina: el 17,08% frente al 13,72%.

Entre abril y junio de este año se crearon 469.900 empleos, un 2,5% más respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 19.344.100 personas, su mayor nivel desde el cuarto trimestre de 2008. Este aumento de puestos de trabajo es el más elevado en cualquier trimestre dentro de la serie histórica de la EPA. El número de ocupados aumentó en mayor medida que disminuyó el de parados, debido a que la población activa (personas que trabajan o buscan un empleo) se incrementó en 163.900 personas, hasta situarse en 22.834.200, dejando la tasa de actividad en el 58,8 %.

En la referencia interanual, el empleo aumentó en 530.800 personas en el último año y el desempleo disminuyó en 424.200, debido a que la población activa aumentó en 106.600 personas.

La bajada del desempleo registrada en el segundo trimestre (-306.000 desempleados) no supera el descenso récord que se experimentó en el mismo periodo de 2017 (-340.700 parados), pero sí las bajadas experimentadas en los segundos trimestres de 2015 y 2016, cuando el paro retrocedió en 295.600 y 216.700 personas.

La creación de empleo registrada en el segundo trimestre se concentró en el sector privado, que generó 457.800 empleos (+2,9%), ya que el sector público apenas creó 12.100 puestos de trabajo, un 0,4% más respecto al trimestre anterior. Entre abril y junio, el empleo se incrementó principalmente en los servicios (371.400 ocupados más), aunque también en la construcción (63.400) y la industria (46.400), mientras que disminuyó en la agricultura (11.300).

El número de asalariados se incrementó en 465.100 personas (+2,9%), repartiéndose este aumento casi por igual entre los asalariados con contrato temporal, que subieron en 233.700 personas (+5,6%), y los asalariados con contrato indefinido, que avanzaron en 231.400 personas (+2%).

La precariedad sigue instalada en el mercado laboral

El empleo a tiempo completo aumentó en el segundo trimestre en 384.400 personas, mientras que el de tiempo parcial creció en 85.400, de forma que se elevó el porcentaje de personas que trabajan por debajo de la jornada entera (al 14,99%).

El número de autónomos creció en 3.500 personas, debido al incremento en 7.600 personas de los empresarios o trabajadores independientes, frente al descenso de los empleadores y los cooperativistas.

Mientras, el número de asalariados aumentó en 465.100 personas, un alza que se divide a partes prácticamente iguales entre los que tienen contrato temporal y los indefinidos, lo que elevó la tasa de temporalidad al 26,8%.

Por sexo, el empleo creció en 244.300 hombres y 225.500 mujeres, mientras que por edad el incremento es generalizado, aunque ligeramente superior en los mayores de 55 años. En función del sexo, el descenso del paro se centró en los hombres (166.800 desempleados menos), mientras que en las mujeres se redujo en 139.200, de forma que aumentó la diferencia entre la tasa de paro masculina (13,7 %) y la femenina (17%).

Baleares (85.400 trabajadores más), Andalucía (64.700) y Catalunya (57.200) son las únicas regiones en las que subió el empleo, en tanto que los menores incrementos se dieron en La Rioja (3.200) y Cantabria (4.300), además de Ceuta y Melilla, con 2.000 y 1.100 trabajadores más, respectivamente.

En cuanto al desempleo, el paro disminuyó en todos los sectores, pero principalmente en los servicios (181.100 desempleados menos), seguido de la construcción (31.500), la agricultura (20.000) y la industria (19.200).

También se redujo entre los parados de larga duración (62.500 menos) y sólo aumentó entre los que buscan su primer empleo (en 8.300).

Por edad, sólo se observó un incremento del paro entre los menores de 25 años (7.400 desempleados más).

Por regiones, el paro disminuyó en todas (salvo en Melilla, donde aumentó en 800 personas), marcando los mayores descensos en Andalucía (65.400 menos), Madrid (45.900) y Comunidad Valenciana (32.600).