Público
Público

Tragedia de Génova Roma inicia el procedimiento para retirar al grupo de la familia Benetton la gestión de las autopistas

El primer ministro Conte acusa a Autostrade "que tenía la obligación de ocuparse del matenimiento de la autopista A10, de la tragedia que ha producido la caída del puente" de Génova que ha provocado al menos 38 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trabajadores de la Cruz Roja de Italia buscan desaparecidos entre los escombros del puente Morandi en Génova. EFE

El Gobierno italiano ha iniciado formalmente este viernes el procedimiento para revocar la concesión a la sociedad para operar autopistas de peaje Autostrade per l'Italia, perteneciente al grupo Atlantia (contolado por Edizione, el holding de la poderosa familia Bennetton), después del derrumbe de un puente Morandi, en Génova esta semana, que mató al menos a 38 personas. Ese puente forma parte de la autopista A10 que une la ciudad portuaria con la frontera francesa.

En un comunicado, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha informado de que se ha comunicado oficialmente a Autostrade el inicio del procedimiento para cesar la concesión de gestión de las autopista. Conte acusa a la concesionaria del grupo Atlantia, "que tenía la obligación de ocuparse de la manutención ordinaria y extraordinaria de la autopista A10, de la tragedia que ha producido la caída del puente". 

"Este desastre nos obliga a tomar nuevas iniciativas que son mucho más rigurosas que las adoptadas por gobiernos anteriores", subraya el primer ministro. Respecto a la posible disponibilidad de Autostrade para reconstruir el puente, Conte señala que el Gobierno evaluará la propuesta, pero que esto no puede ser "una contrapartida a que se escuchen las voces de todas las víctimas de esta inmensa tragedia".

Varias personas pasan por delante de la entada de la sede de la concesionaria de autopistas Autostrade per l'Italia, en Roma. REUTERS/Max Rossi

En su nota, Conte anuncia también que se creará un banco de datos sobre la manutención y estado de las infraestructuras italianas y que se potenciará el servicio de inspección sobre las concesionarias. Asimismo, anuncia que en septiembre se convocará a todas las sociedades de gestión de las infraestructuras para que entreguen un programa detallado de sus intervenciones de mantenimiento.

La sociedad Atlantia, que ha comprado, junto a la constructora ACS a la concesionaria española Abertis, advirtió el jueves en un comunicado de que si se efectúa la revocación de la concesión de gestión de las autopistas, "se le deberá reconocer el valor residual de la concesión, con la deducción de las eventuales indemnizaciones si son aplicables".

Un tribunal de Génova intentará establecer la causa exacta del fallo del puente. La Fiscalía ordenó este viernes precintar el acceso al viaducto para continuar las investigaciones y que los bloques que se desplomaron sean retirados y trasladados a un lugar para su examen.

Trabajadores de la Cruz Roja de Italia buscan desaparecidos entre los escombros del puente Morandi en Génova. EFE

La primera hipótesis que se está tomando en consideración es la de que se pudo romper uno de los tirantes del viaducto. Un estudio de ingeniería encargado por Autostrade el año pasado advirtió sobre el deterioro del puente.

Antonio Brencich, profesor de ingeniería de la Universidad de Génova, ha explicado que el puente había mostrado defectos sólo 20 años después de su apertura en 1967. El viernes dijo que el fallo de un tirante podría estar detrás del derrumbe. "La rotura de un tirante de cable es una hipótesis de trabajo seria", ha señalado  Brencich. "Hay vídeos y testigos que apuntan en esa dirección".

Polémico funeral de Estado

Este sábado se celebrará un funeral de Estado para la mayoría de las víctimas en un centro de convenciones de Génova, encabezado por el arzobispo cardenal Angelo Bagnasco y al que acudirán el presidente Sergio Mattarella y el primer ministro Giuseppe Conte. 

El funeral estará envuelto en la polémica ya que 20 de las familias de las víctimas han decidido no participar en las exequias públicas y han preferido una ceremonia privada. Algunas de ellas han manifestado que no participarán en lo que han considerado "una pasarela" para los políticos.

Familiares permanecen junto al féretro de una de las víctimas del derrumbe del puente en Génova, Italia. EFE/ Luca Zennaro

Mientras, los equipos de rescate continúan trabajando sin pausa para encontrar a unos cinco desaparecidos entre los bloques hormigón, utilizando martillos neumáticos y grúas.

Más de 300 bomberos están trabajando sin descanso desde el martes, aunque los expertos dicen que las probabilidades de encontrar supervivientes son ahora escasas. Los bomberos, que usan perros adiestrados y maquinaria pesada, aún no han llegado a todos los vehículos.

"Tratamos de encontrar puntos en los que podamos penetrar esas losas tan pesadas. Entonces el equipo para remover tierra actúa para crear un paso en el que los perros puedan entrar", dijo el bombero Stefano Zanut en el lugar. Los equipos de rescate esperan que los grandes trozos de escombros puedan haber creado un "triángulo de supervivencia" tras caer, permitiendo que todavía quede alguien con vida, dijo.