Público
Público

Atentado contra Pedro Sánchez Vox se atribuye que una dirigente suya fue quien denunció al francotirador que quería atentar contra Sánchez

La partido ultraderechista de Santiago Abascal asegura en un comunicado que el sospechoso no ha sido nunca afiliado ni ha tenido ninguna relación con la formación

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5

FotografÍa facilitada por los Mossos d'Esquadra del material incautado a Manuel M.S, un vigilante de seguridad, un experto tirador que tenía un arsenal de armas en su domicilio, después de anunciar en un chat de WhatsApp su intención de matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en venganza por la exhumación de los restos de Franco. EFE/Mossos d'Esquadra

La formación ultraderechista Vox se atribuye la autoría de la denuncia que llevó a la detención por parte de los Mossos d'Esquadra de Manuel M.S., de 63 años, vecino de Terrassa, por su intención de matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Según la formación que dirige Santiago Abascal, una dirigente local de su partido en Barcelona, tras tener conocimiento de las intenciones de Manuel M.S. a través del grupo de WhatsApp (donde pidió apoyo logístico para cometer el atentado, que aún no había planificado) fue quien alertó a la policía autonómica catalana.

Esta dirigente y también coordinadora local de Vox en Barcelona que alertó a las autoridades de las intenciones del detenido (hijo del último alcalde franquista de la localidad barcelonesa de Rubí) consta actualmente como testigo protegido en la causa, según el partido.

En su comunicado, Vox remarca que el sospechoso no ha sido nunca afiliado a este partido ni ha tenido ninguna relación con la formación.

Los Mossos d'Esquadra no vinculan por el momento al detenido con grupos de extrema derecha, pese a que los frecuentaba, según ha señalado en rueda de prensa el portavoz de la policía catalana, Albert Oliva.

El portavoz de los Mossos d'Esquadra Albert Oliva durante la rueda de prensa que ha ofrecido para informar de los detalles de la operacion en la que ha sido detenido un hombre después de anunciar en un chat de WhatsApp su intención de matar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Enric Fontcuberta

Según Oliva, tras recibir la denuncia, los Mossos abrieron una investigación y pusieron el caso inmediatamente en conocimiento del equipo de seguridad del Palacio de la Moncloa y de la Guardia Civil.

En menos de cuatro días, la policía catalana detuvo al sospechoso y registraron su domicilio de Terrassa, donde se incautaron de un arsenal con 14 armas largas y cortas, algunas de guerra, que le habrían permitido disparar a un blanco hasta 1.500 metros de distancia.

El portavoz de los Mossos d'Esquadra, Albert Oliva, ha asegurado que el acusado, que permanece en prisión preventiva, había manifestado en las redes sociales de forma reiterada su "clara voluntad" y "claro compromiso" de atentar contra Sánchez. Según ha detallado Oliva, el sospechoso no disponía todavía de un ataque planificado, ya que el atentado no estaba preparado, por lo que insistía en pedir apoyo logístico, para conocer entre otros aspectos la agenda del presidente del Gobierno y posibles vías de escape.

En sus reiterados mensajes en el chat de WhatsApp, el hombre insistía en que estaba dispuesto a "sacrificarse" por España y que no daría "excesiva importancia" a las consecuencias que le pudiera acarrear su ataque, en alusión a una eventual detención y encarcelamiento.

Más noticias en Política y Sociedad