Público
Público

Golpe a la delincuencia en los barrios más conflictivos del sur de Madrid

En noviembre del año pasado, Manuela Carmena, anunció la puesta en marcha de dispositivos especiales de apoyo a la seguridad y convivencia en los barrios más conflictivos del sur de Madrid.

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 10

Agentes del Escuadrón de la Policía Municipal patrullan por Vallecas. Foto Ayuntamiento de Madrid

El dispositivo de seguridad, que arrancó en diciembre y concluyó oficialmente el pasado 8 de enero, se desarrolló en cinco distritos de la ciudad: Puente de Vallecas (zonas de Peña Prieta y avenidas de La Albufera y Monte Igueldo), Usera (parque de Pradolongo y Orcasur) , Villaverde (barrio de San Cristóbal y polígono Marconi), Carabanchel (Alto de San Isidro y Caño Roto) y Latina (barrio del Lucero y Campamento).

Según datos facilitados a este diario por la División de Planificación y Coordinación Territorial de la Policía Municipal, la operación se ha cerrado con la detención de 200 personas, la incautación de 53 armas blancas y objetos peligrosos y 432 denuncias por tenencia, tráfico y consumo de drogas en la vía pública.

Igualmente, se registraron 141 denuncias por alcoholemias positivas, 260 actas por venta ambulante ilegal y 160 casos de infracciones a la ordenanza de limpieza, principalmente por fogatas en el polígono Marconi. El mayor número de intervenciones se produjo en los distritos de Puente de Vallecas, Usera y Villaverde.
Los resultados del dispositivo de seguridad, que se prolongó algún tiempo más en los puntos más conflictivos de esos distritos del sur de la capital, han sido calificados de positivos por los responsables del cuerpo de seguridad.

Un agente de la Policia Municipal patrullando en moto por Madrid. Foto Ayuntamiento de Madrid

Seguridad subjetiva

“El objetivo”, explican las mencionadas fuentes, “era incrementar la presencia policial buscando, sobre todo, el incremento de la seguridad subjetiva. Hemos desplegado un patrullaje fijo durante los tres turnos en las zonas señaladas y en el servicio han colaborado las unidades de Apoyo a la Seguridad, la de Medio Ambiente, el Escuadrón y la Sección Canina”.

Los aspectos de seguridad ciudadana que se han tenido en cuenta a la hora de preparar el dispositivo han sido los casos de robos, agresiones, reyertas, amenazas, tráfico y consumo de estupefacientes en la vía pública, violencia de género, ocupación de viviendas, delitos contra la salud pública y seguridad vial.

El objetivo principal de estos programas es mejorar la seguridad
y la convivencia

Por lo que se refiere a la convivencia, los agentes se han centrado en vigilar la limpieza y acumulación de residuos, el uso inadecuado de la vía pública y las zonas verdes, el vandalismo, el consumo de alcohol, los ruidos y el ocio nocturno, así como la presencia de animales domésticos potencialmente peligrosos.

“Hemos hecho un gran esfuerzo durante un periodo de tiempo y aunque la operación como tal ha acabado no descartamos activarla de nuevo en caso necesario. El dispositivo desplegado ha tenido buenos resultados y los vecinos nos han mostrado su satisfacción”, manifiestan desde la Jefatura de la Policía Municipal.

Durante la presentación de la campaña de seguridad en el sur de Madrid, la alcaldesa subrayó que el objetivo principal de estos programas es mejorar la seguridad y la convivencia en los barrios en los que se aplica.

Tras anunciar que en dos o tres meses el consistorio evaluará los resultados obtenidos, la regidora quiso dejar claro que la presencia de agentes en la calle es “fundamental”.

Más noticias en Política y Sociedad