Público
Público

La Mesa del Congreso impide a la izquierda preguntar sobre Corinna

La mayoría del PP evita que el Gobierno tenga que opinar en la Cámara sobre el viaje del rey a Botsuana. La Izquierda Plural remitirá las preguntas a la Casa del Rey

IÑIGO ADURIZ

El Gobierno se librará de tener que opinar en el Congreso sobre el viaje que el rey realizó a Botsuana hace dos semanas para participar en una cacería, así como sobre el papel que desempeña la alemana Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, la supuesta amante del monarca en la Jefatura del Estado. La Mesa de la Cámara -en la que tiene mayoría absoluta el PP- ha vetado el 25% de las preguntas que presentó la Izquierda Plural -el grupo que integra a IU, ICV y CHA- sobre estas dos cuestiones relacionadas con la Casa del Rey.

Fuentes de la Mesa han explicado a Público.es que no se ha admitido ninguna de las cuestiones requeridas por el diputado de IU Gaspar Llamazares sobre Zu Sayn-Wittgenstein. En sus preguntas, el parlamentario se interesaba por quién había nombrado a la presunta  amante del rey como "representante" de Juan Carlos de Borbón, o por qué gestiones había realizado esta mujer "en nombre del monarca o en el seno de alguna delegación oficial española".

El equipo de Mariano Rajoy tampoco tendrá que explicar finalmente "qué papel ha jugado doña Corinna en estos últimos años, y a título de qué, en relación con las inversiones españolas en Arabia Saudí y recíprocamente". Con estas cuestiones, el diputado de IU trataba de aclarar así diversas informaciones publicadas en las últimas semanas en diferentes medios de comunicación.

A Llamazares también se le han vetado otras tres preguntas relacionadas con la cacería en la que participó el rey en Botsuana. En concreto, las referidas a la valoración que hizo el Gobierno cuando conoció las intenciones del monarca, y a los costes que supuso ese desplazamiento. El Ejecutivo no tendrá pues que explicar el desglose del coste del viaje de Juan Carlos al país africano, ni si la excursión estuvo financiada por el Presupuesto del Estado o fue pagada por empresas privadas.

Las fuentes consultadas han explicado que todos esos gastos "son competencia de la Casa Real", justificando así que el Gobierno no tenga que dar explicaciones. Esas mismas fuentes han añadido que también se ha impedido al diputado de IU Ricardo Sixto preguntar al Ejecutivo sobre si piensa exigir explicaciones a la Zarzuela sobre si el monarca "ha realizado durante los últimos años algún tipo de gestión para favorecer los negocios de los patrocinadores de la cacería" en la que participó en Botsuana.

Finalmente, el parlamentario de ICV Joan Coscubiela tampoco podrá preguntar al Gobierno sobre la opinión que le ha merecido la escapada del monarca, ya que la Mesa ha vetado las preguntas 5,6,9 y 10 que presentó el parlamentario sobre este asunto.

La Mesa ha validado, en cambio, las preguntas que se interesan sobre las explicaciones que va a requerir el Gobierno a la Casa Real sobre el viaje del rey a Botsuana, así como las que se interesan sobre la información que recibió el Ejecutivo sobre el desplazamiento.

Desde IU, federación que no conocerá oficialmente las preguntas que le han sido prohibidas hasta mañana o pasado, han explicado que todas aquellas cuestiones que no puedan plantear en el Congreso de los Diputados se las enviarán directamente a la Zarzuela, como hicieron ya con las relativas a la "simpatía" que mostró el monarca hacia los golpistas del 23-F, según publicó en febrero el semanario alemán Der Spiegel.

La vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, ha explicado a los periodistas que la Mesa no ha seguido un criterio "caprichoso" ni "sectario" en la decisión que ha tomado sino que se ha limitado a aplicar estrictamente el acuerdo adoptado de forma unánime por el órgano rector de la Cámara para abordar las cuestiones sobre la Casa Real.

De esta manera, ha añadido que se han tomado en consideración las preguntas que son competencia del Ejecutivo pero no las que tienen que ver con el ámbito privado de la Familia Real.

Por su parte, el portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, cree que los viajes del rey, oficiales o privados, son competencia del Gobierno y ha dicho no entender cómo la Casa Real sigue siendo "un agujero negro", algo que en su opinión perjudica a la democracia y a la propia Monarquía.

A diferencia de lo que ha sucedido en el Congreso, la Mesa del Senado sí ha admitido hoy a trámite todas las preguntas que el senador del PNV Iñaki Anasagasti ha dirigido al Gobierno relacionadas con el viaje del rey a Botsuana, por entender que son competencia del Ejecutivo.

En una de ellas, Anasagasti se interesa "por qué medio se produjo la rúbrica del jefe del Estado" de los reales decretos de nombramiento de los nuevos embajadores en Estados Unidos y en la India que, fechados en Madrid el 13 de abril, fueron publicados en el BOE cuando "al parecer" el rey se encontraba en Botsuana.

La otra pregunta de Anasagasti pide al Gobierno que concrete si "cabe la rúbrica real mediante fax, estampilla, email, teléfono móvil o medios similares".

Más noticias de Política y Sociedad