Público
Público

Mueren seis brigadistas en un accidente aéreo

Los fallecidos iban en un helicóptero a extinguir un incendio en Teruel

PÚBLICO

Un helicóptero de los bomberos del Gobierno de Aragón se estrelló este sábado  en Teruel provocando la muerte de seis de sus siete ocupantes. Las víctimas eran miembros de la Brigada Helitransportada con sede en Alcorisa, del Departamento de Medio Ambiente aragonés. El único superviviente permanecía ingresado este sábado en estado grave con varios traumatismos en el Hospital Obispo Polanco de Teruel, aunque no se teme por su vida.

Las víctimas son hombres de entre 24 y 40 años. Todos ellos son naturales de Teruel excepto el piloto, Albert B., nacido en Barcelona y residente en Manresa. Cuatro de los bomberos fallecidos eran naturales del pueblo turolense de Alcañiz.

Un único superviviente se recupera en el Hospital de Teruel

La aeronave se estrelló sobre las 13.30 horas, cuando iba a realizar trabajos de extinción en un incendio declarado entre las localidades de Villel y Cascante del Río, a unos 30 kilómetros de Teruel. Se trata del accidente más grave de la lucha contra los incendios en Aragón y del tercero con más víctimas de los últimos 20 años en España, donde ha habido 120 muertos en sucesos antiincendios, según Efe.

El Gobierno aragonés estudia los motivos por los que el helicóptero cayó cuando sus integrantes ya avistaban la columna de humo del fuego que iban a apagar, según la última comunicación que tuvieron con su base. La aeronave fue descubierta una hora después del accidente por un helicóptero enviado por el Centro de Emergencias del 112 SOS Aragón que había recibido un aviso desde la emisora de Gestión Forestal.

Este aparato llegó al lugar del accidente, de difícil acceso, y tomó tierra. Al ver la magnitud de la tragedia sus integrantes pidieron ayuda a otro helicóptero por si había heridos. Las víctimas se encontraban atrapadas en el interior del helicóptero.

El piloto tenía amplia experiencia en la extinción de incendios

El piloto fallecido en el accidente tenía amplia experiencia en extinción de incendios, con más 1.600 horas de vuelo, según informó el Gobierno de Aragón. El helicóptero accidentado es un modelo Bell 407 de la empresa INAER, fabricado en 2008.

Tras ser recuperados, los cuerpos fueron trasladados al depósito de cadáveres de Teruel, donde se procedió a su identificación, según informaron en rueda de prensa los directores generales de Gestión Forestal e Interior de Aragón, Alberto Contreras y Javier Artajo respectivamente. Los restos de una de las víctimas no pudo recuperarse hasta última hora de la tarde al encontrarse en el amasijo de hierros del helicóptero.

El único superviviente, Angel A. C. de 39 años, es bombero y miembro de la cuadrilla helitrasportada con base en Alcorisa (Teruel). El resto de ocupantes del helicóptero eran un piloto, un agente de protección de la naturaleza y cuatro miembros de la misma cuadrilla helitransportada del superviviente. Su testimonio cuando se recupere será fundamental para esclarecer lo que pudo provocar el accidente.

Iglesias visitó a los familiares de los bomberos a los que prestó la asistencia psicológica del 061 y Cruz Roja en la sede de la delegación territorial de Aragón en Teruel. Allí señaló que el Gobierno decretó dos días de luto oficial por el accidente.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó desde París sus condolencias por lo ocurrido a las pocas horas de ocurrir el siniestro. La ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar, también expresó la "desolación" del Gobierno por el fallecimiento de los brigadistas y trasladó a los familiares todo el apoyo y la máxima solidaridad del Ejecutivo. También expresaron sus condolencias a las familias de los fallecidos los miembros de la Casa Real.

La candidata del PSOE a la Presidencia y actual consejera de Presidencia, Eva Almunia; el presidente del PAR, José Angel Biel; la presidenta del PP en Aragón, Luisa Fernanda Rudi; y el coordinador general de IU en Aragón, Adolfo Barrena, trasladaron también sus condolencias a las familias, así como el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, que telefoneó a su homólogo aragonés para solidarizarse por la "triste noticia".

Dos helicópteros, dos hidroaviones, camiones cisterna y otros vehículos, junto a varias brigadas de tierra, trabajaron en la extinción del fuego que iban a apagar las víctimas del accidente y que en total quemó entre 80 y 90 hectáreas.

Más noticias de Política y Sociedad