Público
Público

Ataque contra Sergei Skripal Expulsión masiva de diplomáticos rusos en Europa y EEUU por el caso del espía envenenado

Un total de 14 países de la UE, entre ellos España, han decidido expulsar a diplomáticos rusos en respuesta al ataque químico contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija en la localidad británica de Salisbury.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

Putin y Trump, durante su reunión en el G-20. REUTERS/Carlos Barria

Un total de 14 países de la UE, incluidos Alemania y Francia, han decidido expulsar a diplomáticos rusos en el marco de una acción coordinada en respuesta al ataque químico contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija a principios de mes en la localidad británica de Salisbury.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea acordaron el pasado viernes de madrugada llamar a consultas al embajador de la UE en Rusia y varios países avanzaron su intención de hacer lo propio con sus respectivos embajadores y/o expulsar a diplomáticos rusos, paso que estudiaban países como Francia, Lituania y Polonia.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha anunciado que este lunes "catorce estados miembro han decidido expulsar a diplomáticos rusos" tras la decisión de los líderes europeos y ha avanzado que "medidas adicionales, incluido más expulsiones dentro de este marco común de la UE no se excluyen en los próximos días y semanas".

En total, los países de la UE expulsarán a 30 diplomáticos rusos, aunque se esperan "más", han explicado fuentes europeas.

España expulsará a dos diplomáticos

España expulsará a dos diplomáticos rusos en respuesta al ataque: "España expulsará a dos", según han confirmado a fuentes europeas, después de que catorce países miembros hayan anunciado la expulsión de diplomáticos rusos presentes en su territorio.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, evitó el pasado viernes avanzar si España también llamaría a consultas a su embajador en Rusia como ha hecho la UE o expulsaría a diplomáticos rusos como hizo el Gobierno británico en respuesta al ataque en Salisbury pero aseguró que los países de la UE se consultarían "a lo largo de estos días" de cara a adoptar decisiones "similares entre todos los países de la Unión".

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha anunciado que este lunes "catorce estados miembro han decidido expulsar a diplomáticos rusos" tras la decisión de los líderes europeos y ha avanzado que "medidas adicionales, incluido más expulsiones dentro de este marco común de la UE no se excluyen en los próximos días y semanas".

En total, los países de la UE expulsarán a 30 diplomáticos rusos, aunque se esperan "más", han explicado a Europa Press fuentes europeas.

EEUU expulsa a 60 diplomáticos 

Todo ello, poco después de que el Gobierno de Estados Unidos ordenase la expulsión de 60 diplomáticos rusos y el cierre del Consulado de Rusia en la ciudad de Seattle como represalia por el ataque con gas nervioso.

Londres ya expulsó a 23 diplomáticos rusos como represalia por este ataque, del que responsabilizó directamente a Moscú, y logró la semana pasada el compromiso de resto de socios de la UE para que también el bloque comunitario tomase medidas al respecto.

Estados Unidos se ha sumado con un gesto similar por las "actividades desestabilizadoras" de Rusia y ha ordenado a 60 personas que abandonen el país en el plazo de una semana, entre ellas 12 diplomáticos pertenecientes a la delegación rusa ante Naciones Unidas. También ha decretado el cierre del Consulado en Seattle "debido a su proximidad con las bases submarinas y Boeing".

La respuesta de Rusia

Rusia ha anunciado que responderá de manera "recíproca" a las expulsiones de diplomáticos rusos ordenadas por países de la UE y Estados Unidos en represalia por el envenenamiento en el Reino Unido del exespía Serguéi Skripal y su hija, pero la decisión final la adoptará el presidente Vladímir Putin, declaró hoy el Kremlin.

"Tenemos que analizar la situación... se hará un análisis en la Cancillería, y luego se le presentarán al presidente propuestas de los pasos de respuesta. La decisión definitiva la adoptará el jefe del Estado", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a los periodistas.

Señaló que Rusia se guiará "como siempre, por el principio de la reciprocidad".

"Es importante señalar que lamentamos sobremanera que se esgrima como causa de estas decisiones (las expulsiones de los diplomáticos rusos) el llamado 'caso Skripal'. Lo hemos dicho más de una vez y volvemos a repetirlo: Rusia no tiene nada que ver con ese asunto", dijo Peskov.

Añadió que no es la primera vez en la historia que se han producido expulsiones de diplomáticos, pero consideró que en ese caso no están justificadas por nada, en alusión a las acusaciones de Londres sobre la responsabilidad de Moscú por el envenenamiento del exespía ruso y su hija con un agente nervioso de fabricación rusa.