Público
Público

Ataque yihadista El grupo yihadista somalí Al Shabab ataca una base militar en Kenia utilizada por EEUU

En la operación fallida, que desató un fuego que afectó a algunos de los tanques de combustible localizados en la pista áerea, murieron al menos cuatro terroristas. 

Un manifestante rompe una bandera estadounidense durante una manifestación multitudinaria contra EEUU, este viernes en Teherán (Irán).EFE

efe

El grupo yihadista somalí Al Shabab perpetró esta madrugada un intento de ataque contra una base militar del este de Kenia que utilizan también militares estadounidenses, operación en la murieron al menos cuatro terroristas, según confirmó el Ejército de Kenia.

"Esta mañana, alrededor de las 05.30 horas hubo un intento de traspasar la seguridad en la base aérea Manda Air Strip. El intento de traspaso fue repelido con éxito", informaron las Fuerzas de Defensa de Kenia, en un comunicado.

"De momento se han encontrado cuatro cuerpos de terroristas. La pista aérea está a salvo. Debido al intento de traspaso fallido se desató un fuego que afectó a algunos de los tanques de combustible localizados en la pista. El fuego está bajo control y los procedimientos de seguridad estándar están ahora en marcha", señalaron la KDF.

Manda Air Strip está localizada en el condado de Lamu, fronterizo con Somalia, y es utilizada también por tropas estadounidenses.

El grupo yihadista somalí Al Shabab, afiliado a la red de Al Qaeda desde 2012, se atribuyó el ataque en un comunicado en el que identificaba la base como "una de las muchas plataformas de lanzamiento de la cruzada americana contra el islam en la región".

El fuego está bajo control y los procedimientos de seguridad estándar están en marcha

Este sería, por tanto, el segundo atentado que comete este grupo yihadista en Kenia en cuestión de días en la misma región, ya que el pasado jueves un ataque contra un autobús de pasajeros dejó al menos tres muertos y tres heridos.

Desde octubre de 2011, cuando el Gobierno keniano envió al Ejército a Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en su territorio, los radicales islámicos han perpetrado numerosos ataques en Kenia.

Este grupo, que controla parte del centro y el sur de Somalia y aspira a instaurar en ese país un Estado islámico de corte wahabí, ultraconservador, se atribuyó por ejemplo el atentado del 15 de enero del año pasado contra un complejo hotelero de Nairobi, que causó 21 muertos.

Al Shabab también se responsabilizó del atentado con camión bomba cometido el pasado 28 de diciembre en Mogadiscio y en el que murieron al menos 92 personas y más de 125 resultaron heridas, el peor acto terrorista del grupo desde 2017 en la capital somalí.

El intento de asalto a Manda Air Strip ocurre
al calor de la escalada de tensión entre Estados Unidos y Oriente Medio

El intento de asalto a Manda Air Strip ocurre, además, al calor de la escalada de tensión entre Estados Unidos y Oriente Medio motivada por la muerte el viernes del general iraní Qasem Soleimaní en un bombardeo estadounidense en Bagdad.

La acción militar ha provocado una gran inestabilidad en esa zona y un crecimiento de la hostilidad contra Estados Unidos, crisis que también podría complicar la ya de por sí difícil situación de seguridad en el cercano Cuerno de África y, en especial, en Somalia.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Alejarse de las bases del enemigo

Kata'ib Hizbulá (KH), parte de las milicias progubernamentales iraquíes Multitud Popular, integradas principalmente por chiíes, han llamado a las fuerzas locales a que se alejen de las bases estadounidenses a partir de este domingo, en medio de la escalada de tensión en Oriente Medio.

En un breve comunicado difundido en forma de "banner" en su página web, KH, que presuntamente cuenta con el respaldo de Irán, pidió también a los integrantes de las tropas iraquíes que acaten las "normas de seguridad" y eviten convertirse en "escudos humanos para los invasores", en referencia a los efectivos estadounidenses.

El aviso parece ser una amenaza de ataque contra las bases de Washington en Irak, después de la muerte el viernes del comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, general Qasem Soleimaní, junto a líderes de la Multitud Popular en un bombardeo estadounidense en Bagdad.

El aviso parece ser una amenaza de ataque contra las bases de Washington en Irak

El ataque llegó días después de que falleciese un contratista estadounidense en un ataque contra una base militar del que Washington acusó a KH y al que respondió con una acción contra posiciones de este grupo, dejando 25 muertos en sus filas.

En represalia, miembros y seguidores de las milicias chiíes asaltaron la embajada de Estados Unidos en Bagdad, lo que culminó poco después en el ataque selectivo contra Soleimaní y otros altos mandos y líderes de la Multitud Popular.

KH opera bajo el paraguas de estas milicias integradas principalmente por chiíes y que supuestamente cuentan con apoyo de Teherán, quien también ha prometido vengar los fallecimientos en la acción del pasado viernes en las inmediaciones del aeropuerto de la capital iraquí.

Más noticias de Internacional