Público
Público

La derecha cuestiona la legitimidad de Sánchez y se radicaliza de cara a la legislatura

PP, Vox y Ciudadanos endurecen el tono contra el candidato socialista y cuestionan, incluso, su legitimidad por meter a Esquerra Republicana en la ecuación. Pablo Casado ha amenazado con llevarle a los tribunales por prevaricación. 

El presidente del PP, Pablo Casado, interpela desde su escaño al candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, hoy sábado en el Congreso de los Diputados durante la primera jornada de la sesión de investidura. EFE/Juan Carlos Hidalgo

marta monforte

"Traidor a España", "estafador", "presidente 'fake'", "fraude electoral", "patético", "sociópata", "personaje sin escrúpulos", "villano de cómic"... han sido algunas de las palabras que le han dedicado los líderes de PP, Vox y Ciudadanos —Pablo Casado, Santiago Abascal e Inés Arrimadas, respectivamente— al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante el debate de investidura que se ha celebrado este sábado. Las intervenciones de las tres formaciones han dejado entrever la que será su posición durante la legislatura: una dura oposición contra el Gobierno de coalición que tratarán de ningunear por todos los medios. 

El líder de los 'populares' ha sido el primero en intervenir tras el discurso de Sánchez ya que su grupo es el segundo más mayoritario de la Cámara Baja con 89 diputados. Casado ha dejado atrás el tono moderado de la anterior campaña y  ha pasado al ataque frontal. Tanto es así que ha amenazado al socialista con llevarle a los tribunales acusándole de prevaricarión si el presidente de la Generalitat, Quim Torra, sigue ejerciendo como tal tras la resolución de la Junta Electoral, que demanda su inhabilitación.

Casado ha calificado de "operación de derribo constitucional", los pactos para lograr la investidura: "Es un Gobierno de pesadilla, el más radical de nuestra historia democrática"

Tras la intervención inicial de Sánchez y antes del turno del resto de partidos, Teodoro García Egea ha acusado al socialista de no tener "legitimidad de origen" para presidir "un país como es España" y de ser un "fraude electoral". Para el dirigente conservador, Sánchez ha adoptado "el lenguaje de los golpistas". El líder del PP calificó de "operación de derribo constitucional", los pactos para lograr la investidura. "Es un Gobierno de pesadilla, el más radical de nuestra historia democrática, con comunistas, asesores de dictadores bananeros y blanqueadores de batasunos y separatistas. Y será su epitafio político".

En la respuesta del candidato a la investidura, éste ha pasado de la ironía a los reproches: "Muchas gracias señor Casado por la moderación en su intervención. Acabó el 2019 y con el año también acabó el viraje del señor Casado a la moderación; toca afeitarse la barba de nuevo". Sánchez ha defendido los pactos alcanzados para lograr la investidura, reprochando al PP que ni España ni la Constitución son suyas e insistiendo en que gracias a estos acuerdos, el PSOE cuenta con 165 apoyos "en un Parlamento hiperfragmentado".

El candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, responde al presidente del PP, Pablo Casado, tras su intervención en el Congreso de los Diputados en la primera jornada de la sesión de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. EFE/Emilio Naranjo

Abascal: "No podemos considerar legítimo un gobierno con tan clara vocación totalitaria"

"Quim Torra debe ser detenido", con esas palabras ha iniciado su intervención el líder de Vox, Santiago Abascal, que ha también ha mantenido un tono bronco, centrado en el conflicto independentista. El ultraderechista ha llegado, incluso, a señalar al PSOE como los responsables de que Torra siga como diputado autonómico: "No hay ley debido a las necesidades de quien quiere formar Gobierno" en referencia a Sánchez. El ultraderechista ha advertido de que Vox perseguirá en los tribunales todos los "atropellos" contra la Constitución. 

Según Abascal, su formación no puede considerar legítimo un gobierno con "tan clara vocación totalitaria" y que será investido por "unos diputados que realmente no lo son". El líder de Vox, al igual que el PP, obvia deliberadamente que el PSOE fue la formación más votada, con 120 escaños, y que es el único partido capaz de formar gobierno. El presidente en funciones ha insistido en que "España no se va a romper" y sí lo va a hacer "el bloqueo al gobierno que democráticamente han votado los españoles".

"Yo no sé, señor Casado, qué le ha dejado al señor Abascal por decir", ha ironizado Sánchez al líder del PP en un turno de réplica. "Me ha parecido usted más moderado que Casado", ha proseguido el líder del PSOE tras la intervención del ultraderechista. "Aunque parezca una novedad del año 2020, no es la primera vez a lo largo de la democracia española que a esta tribuna sube algún representante de la extrema derecha. Sí es la primera vez que la derecha está pendiente de sus palabras, que tienen un eco amplio por lo que repiten desde el Partido Popular y Ciudadanos".

Arrimadas pide un 'tamayazo' de un socialista "valiente"

¿No hay ni un solo valiente entre toda la bancada socialista que cambie su voto como hoy ha hecho Ana Oramas?". Con esa pregunta dirigida a los diputados del PSOE, la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha pedido, abiertamente, un tamayazo de las filas socialistas para impedir que la investidura de Pedro Sánchez salga adelante el próximo martes día 7 de diciembre con más 'síes' que 'noes'. Actualmente son 167 a favor versus 165 en contra. Un resultado muy ajustado, por lo que dos votos en contra pueden conseguir que Sánchez no llegue a ser elegido. Recientemente la diputada de Ciudadanos apeló a los barones socialistas a "frenar la locura" de Sánchez tras sus acuerdos con Unidas Podemos y ERC

"Solo les pido la misma valentía que ha demostrado Ana Oramas". La diputada de Coalición Canaria votará 'no' a la investidura de Sánchez contradiciendo lo acordado este viernes por la dirección de la formación canaria. "¿No hay ni uno, ni uno solo? Un sueldo público no justifica tanta indignidad", ha aseverado la jerezana, a lo que Sánchez le ha respondido que "no falte al respeto" a los diputados del PSOE sugiriendo que se dedican a la función pública solo por "un dinerillo".

El socialista ha calificado a Ciudadanos como "una versión de bolsillo" de Vox: "Vox es tapa dura, el PP tapa blanda y ustedes la versión de bolsillo", ha inquirido. Sánchez ha asegurado que su "última oportunidad de hacer algo útil" y le ha demandado que se abstenga porque, a su juicio, "el bloqueo y la inutilidad son las razones de su descalabro electoral". Asimismo, el candidato le ha advertido de los "peligros" de su "estrategia de seguidismo ciego de la derecha y la ultraderecha" que "les lleva a la desaparición".