Público
Público
Únete a nosotros

Brexit May anuncia a sus diputados que no se presentará a las próximas elecciones para sobrevivir a la moción de confianza

La primera ministra británica recibe en su despacho de Westminster a varios diputados conservadores antes de la votación para persuadirles de que la respalden en la moción. Les asegura que no convocará comicios anticipados.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La primera ministra británica, Theresa May, en la Cámara de los Comunes. - REUTERS

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado a los diputados del Partido Conservador que no competirá por la reelección en las próximas elecciones, previstas para 2022 según han informado algunos de ellos. La premier ha mantenido varios reuniones este miércoles con los suyos para sobrevivir a la moción de confianza.

A lo largo del día, May ha recibido en su despacho de Westminster a los diputados conservadores para persuadirles de que la respalden en la moción que un grupo de tories descontentos con el acuerdo sobre el brexit alcanzado por el Gobierno y la UE ha lanzado contra la jefa del Gobierno.

Los rebeldes consiguieron el martes por la noche el mínimo de 48 cartas que es necesario que los miembros del grupo parlamentario envíen al Comité 1992 ─órgano de gobierno del Partido Conservador en Westminster─ para activar la moción. De prosperar esta iniciativa de la facción crítica, May sería derrocada como líder del Partido Conservador y, en consecuencia, también cesaría como primera ministra, dando lugar a un nuevo proceso interno para ocupar ambas vacantes.

May ha contraatacado con una ronda de contactos con los diputados conservadores en la que les ha revelado sus planes de futuro a modo de garantía para superar la moción de censura. "Sus primeras palabras han sido 'no voy a convocar elecciones anticipadas'", a lo que después ha añadido que "no pretende liderarnos en las elecciones de 2022", ha contado el diputado conservador Alec Shelbrooke a la agencia Reuters.

George Freeman, uno de los presentes en dichas reuniones, ha asegurado que May "ha escuchado" la voluntad del partido. "Una vez que haya conseguido un brexit ordenado, se echará a un lado para la elección de un nuevo líder que lidere la reunificación y la renovación que necesitamos", ha escrito en Twitter.

La votación de la moción ha comenzado a las 19.00 horas y se espera que dure dos horas porque los diputados tienen que pronunciarse uno a uno. Los resultados se conocerán hacia las 22.00. Para mantenerse en el poder, May necesita obtener una mayoría simple en una votación secreta a la que están llamados 317 diputados conservadores.

Si May obtiene el respaldo de una mayoría de sus diputados, el partido no podrá iniciar una nueva moción de confianza contra ella en un periodo de doce meses. Con todo, la oposición laborista podrá todavía convocar una moción de censura en el Parlamento para tratar de forzar un nuevo Gobierno o unas elecciones anticipadas.

Durante la jornada, más de 170 diputados tories han expresado públicamente su apoyo a la primera ministra, según las cuentas de varios medios británicos, y en torno a 30 han asegurado que votarán contra ella, lo que a priori le asegura más de la mitad de las papeletas, si bien al ser una votación secreta los parlamentarios pueden cambiar de opinión hasta el último momento.

El sector más crítico con May es la facción euroeséptica de los conservadores, que está en desacuerdo con el pacto del brexit. Critican, en particular, la cláusula de seguridad diseñada para evitar una frontera en Irlanda del Norte, que en su opinión puede dejar al Reino Unido vinculado a las estructuras comunitarias durante años.
Ante la falta de una mayoría parlamentaria que la respalde, May aplazó el lunes la votación sobre ese acuerdo prevista para este martes y espera obtener en los próximos días nuevas concesiones de Bruselas que faciliten su aprobación.