Público
Público

Caravana de migrantes Un muerto en los choques con la Policía tras la llegada de la caravana de migrantes a México

Miles de personas rompieron este lunes la valla metálica que separa a Guatemala de México. Ante ello, los agentes antidisturbios guatemaltecos lanzaron bombas lacrimógenas a los migrantes que respondieron con piedras y palos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La caravana de migrantes rompe la valla que separa Guatemala de México. Reuters

Miles de personas, en su mayoría hondureños, rompieron este lunes la valla metálica que separa a Guatemala de México. Al menos un migrante hondureño murió y otros diez resultaron heridos durante el enfrentamiento con los federales mexicanos, informaron los bomberos voluntarios de Guatemala. 

Agentes antidisturbios guatemaltecos lanzaron bombas lacrimógenas a los migrantes que, en su desesperación por seguir su trayectoria hacia EEUU, respondieron con piedras y palos. "Vamos para México", gritaban los migrantes de esta nueva caravana, que ahora se dirige a la aduana mexicana, donde hay una fuerte presencia policial.

Durante ese enfrentamiento, con momentos de mucha tensión por la presencia de niños y el intento de sus madres de retirarlos de la línea de fuego, se registraron heridos, aunque por el momento se desconoce el número. "No entiendo porque hacen esto. ¿Acaso los niños no tienen derecho?", gritaba un hombre entre lágrimas, que también se lamentaba de la posible muerte de alguno de los pequeños.

El fallecido recibió el impacto de una bala de goma y murió cuando era trasladado por bomberos guatemaltecos hacia un centro asistencial en el municipio de Ayutla, en el departamento suroccidental de San Marcos. Hasta ahora la víctima, quien recibió el golpe en la cabeza, no ha sido identificada por las autoridades.

Por su lado, el Gobierno de México niega que policía matara al hondureño en la frontera con Guatemala y dijo que la Policía Federal no iba armada en el choque con migrantes centroamericanos, por lo que no sería la causante de la muerte de un hondureño, tal y como denunciaron bomberos voluntarios.

"La Policía Federal, como atestiguan visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y organismos no gubernamentales presentes, no portaba arma alguna, ni siquiera balas de plástico, que son consideradas no letales", dijo a los medios el titular de la Secretaría de Gobernación, Alfonso Navarrete

Sin hacer referencia al fallecido, Navarrete aseguró que Policía Federal y personal migratorio no portaban armas en el violento altercado en frontera en la que los migrantes rompieron la primera valla fronteriza, forzando su entrada en el puente internacional entre Guatemala y México, hecho similar al ocurrido el 19 de octubre.

A su vez, detalló que la instrucción dada a los funcionarios y fuerzas de seguridad "fue clara": "Policía desarmada, tratando de exhortar a que documentaran su entrada a México de forma pacífica y ordenada.

La marcha hacia EEUU

Una primera caravana de migrantes, ahora formada por unos 7.000 personas, partió el 13 de octubre de San Pedro Sula (Honduras) con dirección a EEUU y gran parte de ella marcha actualmente por México, tras atravesar Guatemala. Mientras, esta segunda caravana, integrada por unas 1.500 personas, está atravesando Guatemala dispersa en varios grupos y también con el objetivo de llegar a EEUU.

Trump amenaza con cortar la ayuda económica a Honduras, Guatemala y El Salvador, si no frenan el avance de la caravana

Para los próximos días se prevé la llegada de otro grupo de migrantes salvadoreños, igualmente indocumentados, que este domingo salieron de su país. El presidente de EEUU, Donald Trump, ha amenazado con cerrar la frontera de su país con México si no se detiene a esas caravanas de migrantes centroamericanos, aunque la Casa Blanca no ha explicado aún cómo podría "cerrarse" militarmente una frontera de más de 3.200 kilómetros, que incluyen parte del Río Bravo.

Trump también ha advertido a Honduras, Guatemala y El Salvador de que les cortaría la ayuda económica si no frenan el avance de la caravana ni evitan, en general, que sus ciudadanos emigren hacia el norte, además de criticar a México por no detenerla.