Público
Público

Coronavirus Irán Los países árabes se aíslan de Irán tras los ocho muertos por el brote del coronavirus

El Ministerio de Salud de Irán anunció que, a la cifra de fallecidos, hay que añadir la de 43 personas contagiadas por el COVID-19. Las autoridades árabes han comenzado a tomar medidas preventivas como la suspensión de vuelos y el cierre de puertos, para evitar nuevos casos. 

Una familia iraní lleva puesta máscara para prevenir el contagio por coronavirus en el Gran Bazar de Teheran. | Reuters
Una familia iraní lleva puesta máscara para prevenir el contagio por coronavirus en el Gran Bazar de Teheran. | Reuters

efe

Los países árabes han tomado medidas para impedir la llegada de personas procedentes de Irán, mediante la suspensión de vuelos y el cierre de puertos, ante el brote de coronavirus en ese país, donde hay 43 casos registrados y 8 muertos hasta el momento.

Las autoridades de Amán anunciaron hoy la prohibición de entrada al país a no jordanos que provengan de Irán, China y Corea del Sur como "medida de precaución temporal" contra el COVID-19, mientras que sus ciudadanos que hayan estado en esos lugares serán sometidos a una cuarentena de dos semanas.

La Autoridad de los Puertos Kuwaití también comunicó hoy el bloqueo de entrada a los barcos procedentes de Irán hasta nuevo aviso, dentro de las medidas preventivas para impedir la llegada del COVID-19 a territorio kuwaití, informó la agencia de noticias estatal, KUNA.

La adopción de las medidas de este domingo se produce dos días después de que la Autoridad de Aviación Civil anunciara la suspensión de todos los vuelos de ida y vuelta de la aerolínea estatal Kuwait Airlines a Irán, como indicó la compañía en la red social Twitter.

Ya el pasado viernes, el gran enemigo suní de Teherán, Arabia Saudí, prohibió a sus ciudadanos viajar a Irán, así como la entrada de extranjeros procedentes de ese país, a excepción de los que salieron durante más de catorce días, el periodo de incubación del virus establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"En base a la necesidad de mantener la salud pública, se decidió suspender el viaje de los residentes a Irán y la prohibición de entrada de los que no tienen la nacionalidad saudí", señaló el Departamento de Inmigraciones en un comunicado del que se hizo eco la agencia de noticias estatal SPA. Irak, que comparte fronteras con Irán, fue el primer país que tomó medidas preventivas. Su Ministerio de Transporte informó el jueves de la suspensión de los vuelos de la aerolínea Iraqi Airways, un día después de que Irán revelara los primeros casos de muertes y contagios.

Además, el departamento de Interior decidió suspender la concesión de visados en los pasos fronterizos terrestres a los iraníes que acuden a Irak para visitar las zonas turísticas y de culto. Este domingo, el primer ministro en funciones, Adel Abdelmahdi, ordenó una extensión de la moratoria ante los nuevos casos de contagios.

Baréin también prohibió el viernes la entrada de viajeros que hayan estado en los últimos catorce días en Irán, Singapur, Malasia y Corea del Sur, mientras que los ciudadanos bareiníes procedentes de esos países serán puestos en cuarentena, además de otros procedimientos recomendados por la OMS.

La semana pasada, en medio de la campaña de las elecciones parlamentarias en Irán, se registraron allí los primeros casos de coronavirus. Hoy, el líder supremo Alí Jameneí acusó a los medios de comunicación extranjeros de una campaña masiva para crear una atmósfera negativa antes de las elecciones en Irán y así "desalentar a los votantes con el pretexto de una enfermedad".

La OMS manifestó el viernes su preocupación por el avance del COVID-19 en Irán.
El origen de la enfermedad se localizó en la ciudad china de Wuhan y, desde entonces, se han contabilizado 76.936 infectados y 2.442 fallecidos, según la Comisión Nacional de Salud del país asiático.

Más noticias de Internacional