Público
Público

Derbi en el Wanda Metropolitano El Atlético invita al derbi a los Barzani, dictadores kurdos acusados de atrocidades y torturas

Ocupan una tienda del Barça en protesta contra su patrocinador Beko, vinculado a un fabricante de armamento.

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6

El exlíder del Kurdistán iraquí Masoud Barzani (izquierda) y su hijo, actual primer ministro y anterior responsable de seguridad de la región (derecha), Masrour Barzani, en una imagen de 2014.

El Atlético quiere sentar en su palco del Wanda Metropolitano durante el derbi madrileño del próximo día 28 al principal responsable del aparato represivo del territorio autónomo del Kurdistán de Irak, Masrour Barzani, junto a su padre Masud y su primo Nechirvan, ex presidente y presidente, respectivamente, del Gobierno Regional Kurdo, según informaba el diario deportivo Marca el día 12 en una crónica de la que se han hecho eco varios medios de comunicación de Oriente Medio. 

Las fuerzas de seguridad que se hallan bajo la tutela del Ejecutivo que encabeza el triunvirato de los Barzani -el padre, su hijo y su sobrino- han sido reiteradamente acusadas de torturar a niños, de asesinar y privar de libertad a periodistas, de detenciones arbitrarias y de las desapariciones forzosas y maltratos a opositores políticos por parte de organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights Watch (HRW). 

De acuerdo a la información divulgada por Marca, ha sido el propio consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil, quien ha cursado la invitación a los tres rostros visibles de la dinastía que viene gobernando uno de los dos territorios autónomos del Kurdistán de Irak desde 2004. Esta se sustenta sobre sus actividades represivas y sobre los favores y las adhesiones tribales, que el clan de los Barzani gestiona mediante el Partido Democrático del Kurdistán (PDK). Ninguna de las fuentes kurdas consultadas por este diario ha corroborado si los tres dictadores atenderán la invitación cursada por el Atlético. 

La propia oficina del Gobierno Regional Kurdo (GRK) en España ha indicado a Público que no tiene confirmación oficial todavía de si todos o alguno de los Barzani piensan viajar a Madrid para presenciar el partido. Este diario ha intentado contactar sin éxito con el Atlético para conocer su versión de los hechos.

El primer ministro del gobierno regional de Kurdistán, Nechirvan Barzani, muestra su dedo manchado de tinta después de emitir su voto en un colegio electoral durante las elecciones parlamentarias en la región semiautónoma de Erbil, Irak. REUTERS / Thaier Al-Sudani

Españoles torturados por los Barzani 

Varios españoles han sufrido también durante los dos últimos años abusos y torturas por parte del cuerpo de polícía que dirige Masrour Barzani -conocido con el nombre de Asayish (Seguridad, en kurdo)- tras ser encarcelados sin cargos conocidos en un penal de Erbil, la capital administrativa del territorio autónomo. Los testimonios proporcionados por las víctimas españolas de la familia Barzani confirman las atrocidades descritas en los informes de las ONG y proporcionan datos minuciosos del infierno que han creado los invitados del club madrileño de fútbol. 

Tal y como señalaba en un informe HRW, esta policía política del Kurdistán de Irak no rinde cuentas ni a su Parlamento regional ni al Ministerio del Interior y se encuentra directamente bajo la tutela del presidente y del primer ministro, en la actualidad, los mentados Nechirvan y Masrour, a los que el Atlético desea ver en su palco. Hasta acceder, a principios de este verano, al cargo de primer ministro, este último había sido durante años el responsable de la Dirección General de Seguridad a la que las distintas organizaciones atribuyen una larga lista de crímenes y de violaciones de derechos humanos.

Masrour Barzani es también cabeza visible de todo el entramado represivo de ese territorio

Hoy en día, Masrour Barzani es también el principal miembro del Ejecutivo al que rinde cuentas Ismat Argoushi, responsable de la Asayish Gishti, y por tanto, cabeza visible de todo el entramado represivo de ese territorio, cuyo gobierno ha sido descrito por organizaciones como Transparencia Internacional como uno de los más opacos y corruptos del planeta. Eso no ha impedido, sin embargo, que varios mandatarios occidentales como el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo o el francés Emmanuel Macron hayan refrendado su apoyo al Ejecutivo kurdo en diferentes encuentros personales con los dictadores. Este territorio autónomo es considerado, de hecho, como uno de los más fieles peones de los aliados en la lucha contra el Estado Islámico, lo que explica que su ejército haya sido armado durante los años precedentes gracias a países como Estados Unidos o Alemania. 

El propio embajador español en Bagdad, Juan José Escóbar Stemman, se reunió el pasado mes de febrero con Masrour Barzani para discutir cuestiones relativas a las relaciones bilaterales entre ambos países. Durante el mencionado encuentro, se excluyó cualquier referencia al paupérrimo historial en derechos humanos de la dictadura kurda o, más específicamente, a las torturas practicadas contra españoles por parte del aparato de seguridad que dirige el propio Masrour. 

La presencia de estos dictadores ha sido posible gracias a Bayram Tutumlu, un agente de fútbol de origen kurdo residente en España

La propia legación diplomática ha tenido que terciar en numerosas ocasiones durante los dos últimos años para acelerar la liberación de los ciudadanos de nuestro país, secuestrados, golpeados y torturados con el pleno conocimiento de Barzani y de su lugarteniente Ismat Argoushi. La legación diplomática española se ha servido para ello de los oficios del cónsul honorario en el Kurdistán de Irak, Dawood Sardar Jaff, hijo del líder de la tribu de los jaff y muy respetado por la cleptocracia de Erbil. 

De acuerdo al diario Marca, la presencia de estos dictadores ha sido posible gracias a las gestiones llevadas a cabo por Bayram Tutumlu, un agente de fútbol de origen kurdo, residente en España y nacido en Turquía (Ankara, 1960). "A través de nuestro amigo Bayram Tutumlu, sería un gran honor para nosotros invitar a Su Excelencia [Masud Barzani] junto con el Sr. Masrour Barzani y el Sr. Nechirvan Barzani, a visitar las instalaciones de nuestro Club y asistir a un partido en Wanda Metropolitano durante su estancia en Madrid", escribió Miguel Ángel Gil Marín en su carta, según Kurdistán 24. 

Se da la circunstancia de que fue también Tutumlu quien, según propia confesión, terció en su día ante el ex presidente del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta, para presentarle al magnate uzbeco Miradil Djalalov, entonces director del Zeromax y el Bunyodkor. 

Estadio Wanda Metropolitano, durante un evento deportivo. EFE

Negocios sucios uzbecos de Laporta

La intercesión de Tutumlu terminó por allanarle el camino a Laporta para el cierre de lucrativos negocios con otro de los peores dictadores del planeta, el uzbeko Islam Karimov (fallecido hace tres años), cuyo gobierno fue acusado de torturar, intimidar y asesinar a disidentes políticos. Al menos seis mil quinientos opositores fueron encarcelados y alguno, eventualmente, cocinado vivo en Uzbekistán, durante su mandato. Se sabe igualmente que entre 10.000 y 100.000 mujeres fueron esterilizadas hasta abril de 2012. Por millares se cuentan también los niños forzados a trabajar como esclavos en los campos de algodón, principal fuente de divisas de este estado construido a la medida del megalomaníaco Karimov, de su familia, de sus redes clientelares y de su hija, Gulnara Karimova, con quien Laporta no tuvo inconveniente en cerrar suculentos contratos gracias a la estrecha relación que mantuvieron. 

El dinero, las influencias y el carisma de Karimova consiguió llevar hasta Tashkent, capital de Uzbekistán, al jugador de fútbol Leo Messi y a los cantantes Julio Iglesias y Sting. En respuesta al aluvión de críticas que propició la visita de este último, el británico reconoció públicamente que había viajado a un territorio gobernado por un dictadura brutal, hecho que propició la ira de Karimova y la posterior prohibición de emitir las canciones de Police en las emisoras del país. 

El ex presidente del Kurdistán, Masud Barzani, todavía hombre fuerte en la sombra de uno de los dos territorios autónomos del norte de Irak, no ha ocultado nunca sus simpatías por el club blaugrana y llegó incluso a fotografiarse en 2011 junto a una camiseta del club, con el número 10 y su nombre impreso. También en esta ocasión fue Tutumlu el que terció entre el dictador y el entonces presidente del Barça, Sandro Rosell, quien le envió junto a la camiseta una invitación oficial para que visitara el Camp Nou. 

Familia de Sardasht Osman, periodista que fue encontrado muerto en Mosul. / REUTERS

Periodistas torturados y asesinados

Algunos meses antes de que Barzani fuera cortejado por el club de fútbol catalán, Amnistía Internacional y Human Rights Watch divulgaron dos demoledores informes en los que denunciaban las brutalidades cometidas por su guardia pretoriana, la Asayish. Por esas mismas fechas, Reporteros sin Fronteras publicó un tributo al periodista kurdo Sardasht Osman, secuestrado y asesinado tras publicar un artículo crítico sobre los Barzani titulado "Si yo fuera el yerno de Masud". Se sabe de al menos medio centenar de reporteros encarcelados y torturados por los dictadores que el Atlético desea ahora sentar en su palco de honor. 

Un hijo del agente kurdo de Turquía al que se atribuye la invitación a los mandatarios de Erbil, el piloto de coches catalán Isaac Tutumlu, apadrinó también la firma de un acuerdo entre la Fundación FC Barcelona y la Barzani Charity Fundation. 

La afición por los equipos españoles en el Kurdistán es un caso digno de mención que ha merecido titulares en todo el planeta. Se ha dicho que ni en Madrid y en Barcelona se vive el Clásico con un entusiasmo comparable al de los hinchas que poseen ambos clubes en Erbil y Suleimania. 

Protestas en tiendas del Barça contra Beko/ CATALUNYA DIARI

Protestas contra el patrocinador del Barça

El club blaugrana afronta estos días una nueva polémica asociada al Kurdistán, aunque en este caso relacionada con el patrocinio de la corporación empresarial turca Beko. Según informaba la pasada semana Lleida Diari, veinte activistas de la Plataforma Azadi y el Comité de Resistencia Internacionalista ocuparon el pasado día 14 la tienda oficial del Barça en el Paseo de Gracia de Barcelona, para reclamar a sus directivos que rescindan el contrato "con una compañía, parte del consorio Koc, que es uno de los mayores fabricantes de armamento de Turquía y que proporciona armas y vehículos al régimen autoritario de Erdogan para masacrar al pueblo kurdo" (en Turquía y en los territorios de Rojava o Norte de Siria). Otras organizaciones como la CGT de Catalunya han mostrado su apoyo a la protesta contra unos patrocinadores "que tienen las manos manchadas de sangre". En opinión de los activistas, "el club no puede ser cómplice de Erdogan si en verdad quiere ser coherente con los valores que representa".