Público
Público
Únete a nosotros

EEUU La ola de frío polar deja al menos 21 muertos en Estados Unidos

La tormenta polar ha provocado decenas de casos de congelación de extremidades, especialmente entre personas sin techo. Se espera que, tras unos días de alivio, a mediados de la próxima semana la situación vuelva a empeorar. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Una mujer fotografía el lago Michigan (Chicago) congelado por las temperaturas polares que experimentan amplias zonas del norte de Estados Unidos. / EFE - KAMIL KRZACZYNSKI

La ola de frío polar que se ha instalado desde el martes en el norte de Estados Unidos y el sur de Canadá ha causado la muerte de al menos 21 personas, según ha señalado este viernes  la cadena de televisión CNN.

La mayoría de las muertes se ha registrado en la región central de Estados Unidos, en los estados de Michigan, Illinois, Ohio y Minesota, donde los termómetros se situaron a niveles históricos, como los -30 grados centígrados alcanzados en Chicago el jueves. Además de los muertos, la tormenta polar ha provocado decenas de casos de congelación de extremidades, especialmente entre personas sin techo.

A mediados de la próxima semana la situación volverá a empeorar

Solo un hospital de Chicago ha tratado a medio centenar de personas con síntomas de congelación y algunas sufrirán amputaciones. Un número sustancial de las muertes se han producido a consecuencia de accidentes de circulación dadas las malas condiciones de muchas carreteras, cubiertas con hielo y nieve. El transporte aéreo también se ha visto afectado por las malas condiciones meteorológicas. Este jueves, 2.300 vuelos fueron cancelados en Estados Unidos, y hoy la cifra se ha reducido a 350, en su mayoría originados en Chicago.

En esa ciudad la temperatura que señala este viernes el termómetro es de -11 grados centígrados, con una sensación térmica de -15 grados. Y los meteorólogos prevén que la situación mejore rápidamente en las próximas horas hasta el punto de que mañana, sábado, el termómetro marcará 4 grados centígrados.

El Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos (NWS), señaló en Twitter que "una gran tendencia templada empezará hoy y continuará durante el fin de semana". Pero los meteorólogos advirtieron de que tras unos días de alivio, a mediados de la próxima semana la situación volverá a empeorar cuando una nueva masa de aire polar engulla la parte septentrional del centro y oeste de Estados Unidos.

"Las buenas noticias es que el fin de semana será magnífico. Las malas noticias es que la masa azul oscura de temperaturas por debajo de lo normal estará de vuelta la próxima semana", advirtió NWS.

Peligro de inundación

La dramática subida de las temperaturas y las previsiones de lluvias preocupan a las autoridades locales, que temen ahora que la nieve y el hielo acumulado en los últimos días se derrita rápidamente y cause inundaciones.

La Agencia de Protección Ambiental de Illinois y el departamento de Policía de Wilmington, en ese mismo estado, advirtieron este viernes de la posibilidad de que el hielo bloqueé el río Kankakee y provoque que se desborden sus aguas.

El departamento de Policía de la localidad señaló que debido a las temperaturas extremadamente frías, se ha formado un bloque de hielo de once kilómetros en el río Kankakee.

"Con la anticipada subida de las temperaturas, la fusión del hielo y lluvia prevista para este fin de semana, la ciudad está preocupada porque algunas áreas de la comunidad pueden quedar inundadas", añadió la Policía en un comunicado.