Público
Público

Explosiones Sri Lanka ​El Gobierno de Sri Lanka dice que los atentados fueron una "represalia" por la matanza en las mezquitas de Nueva Zelanda

​El grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado los atentados del domingo de Pascua en Sri Lanka. El secretario de Estado de Defensa del Gobierno ceilandés, dijo que se trataba de una venganza por los recientes atentados a dos mezquitas de Nueva Zelanda y añadió que se cree que dos grupos islamistas esrilanqueses fueron los responsables.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Oficiales de policía custodian el Santuario de San Antonio en Colombo | REUTERS/ Athit Perawongmetha

El secretario de Estado de Defensa y ministro portavoz del Gobierno de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene, ha asegurado este martes que los atentados que han dejado más de 300 muertos en el país asiático el domingo de Resurrección han sido una "represalia" de un grupo terrorista islamista por los ataques que acabaron con la vida de 50 personas en dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) el 15 de marzo.

A su vez, este martes el grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha asumido la autoría de la serie de atentados suicidas contra iglesias y hoteles de lujo que causaron la muerte de 321 personas. "Los ejecutores del ataque que tuvo como objetivo los ciudadanos de los países de la coalición y cristianos antes de ayer son combatientes del Estado Islámico", dijo en un comunicado una fuente de seguridad a la agencia Amaq, afín a los yihadistas, cuya autenticidad no pudo ser verificada.

El mensaje de Estado Islámico llega horas después de que el Gobierno ceilandés atribuyera al grupo terrorista islamista local Nacional Thowheed Jamath (NTJ) la autoría de los ataques con el apoyo de una "red internacional".

Los ataques con bombas del domingo de Pascua en Sri Lanka fueron represalias por el reciente atentado en dos mezquitas de Nueva Zelanda, dijo el representante del Gobierno de Sri Lanka, que añadió que se cree que dos grupos islamistas esrilanqueses fueron los responsables. Wijewardene explicó ante el Parlamento ceilandés que el ataque "fue realizado por NTJ junto con el Jammiyathul Millathu Ibrahim".

"Deberíamos dar pasos de inmediato para prohibir dicha organización"

"Deberíamos dar pasos de inmediato para prohibir dicha organización, que tiene vínculos con elementos extremistas", ha asegurado el secretario de Estado de Defensa, según informa DPA.

El también ministro portavoz ha reclamado al Gobierno ceilandés que prohíba "de inmediato" y catalogue como organización terrorista al grupo NTJ y ha asegurado que ni él ni el primer ministro del país, Ranil Wickremesinghe, han sido convocados a las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional desde octubre de 2018.

El jefe del Gobierno ceilandés ha hecho hincapié en que los musulmanes deben estar unidos en el rechazo a los atentados del Domingo de Resurrección. "Todos los que están en contra de este atentado deben estar unidos", ha dicho. Asimismo, ha reclamado apoyo internacional en la lucha contra el terrorismo y dejado claro que el país no debe acabar en un nuevo conflicto

"Debemos aprovechar el apoyo internacional que hemos recibido para eliminar el terrorismo en el país", ha señalado. "No dejaremos que el país se meta en otros 30 años de conflicto", ha añadido.

Advertencias de los servicios de Inteligencia

El exprimer ministro Mahinda Rajapaksa ha criticado la gestión del Gobierno ante la amenaza terrorista y ha acusado al Ejecutivo de haber minusvalorado el riesgo que afrontaba el país. "Sri Lanka se convirtió en un objetivo fácil para los terroristas porque el Gobierno estaba ocupado persiguiendo a oficiales de Inteligencia", ha indicado en el Parlamento, antes de denunciar que el Gobierno hizo caso omiso de las advertencias de los servicios de Inteligencia sobre el riesgo de atentados.

Este lunes el ministro de Salud, Rajtha Senraratne, que ejerce de portavoz del Ejecutivo, reconoció también que el pasado 4 de abril Sri Lanka había recibido información de agencias de inteligencia internacionales avisando de estos ataques, en los que se decía que los objetivos podrían ser "iglesias y destinos turísticos".

"Se informó al inspector general de la Policía el 9 de abril, incluyendo los nombres de supuestos terroristas"

"Se informó al inspector general de la Policía el 9 de abril, incluyendo los nombres de supuestos terroristas", reconoció, subrayando la responsabilidad del Gobierno en lo sucedido por no haber evitado la tragedia. "Que lo supiéramos o no es otro asunto, pero somos responsables, lo sentimos mucho y pedimos disculpas", remarcó.

A su vez, el ministro insistió en que las investigaciones apuntan a que los devastadores ataques pudieron ser planificados con la ayuda de una red internacional, teniendo en cuenta el entrenamiento de los atacantes y el uso de potentes explosivos.

"No creemos que una organización pequeña de este país pueda hacer todo esto. Estamos investigando el apoyo internacional y otros vínculos", dijo el ministro, al tiempo que se preguntó: "¿cómo se formaron los atacantes suicidas? ¿cómo se produjeron bombas como esas?".

Maestros rezan por las víctimas de los atentados en Sri Lanka en una escuela en India | REUTERS/ Amit Dave

La cifra de personas fallecidas asciende a 321

Las autoridades de Sri Lanka han confirmado este martes que la cifra de víctimas asciende a 321 personas fallecidas y más de 500 heridos por los ataques a iglesias y hoteles el domingo, según informa la cadena de televisión First News.

Un total de 521 personas resultaron heridas en los ataques y permanecen ingresadas en varios hospitales de Colombo, la principal ciudad del país y en la que se registró el ataque más grave contra una iglesia católica.

El Ministerio de Salud ceilandés ha señalado que hay 41 cadáveres pendientes de identificación que están en varios hospitales. Varias personas que resultaron heridas leves han recibido el alta médica y han podido regresar a sus hogares. En el Hospital Nacional de Colombo permanecen ingresadas 29 personas en Cuidados Intensivos.

El director general de Servicios de Salud, Anil Jasinghe, ha indicado que 102 cuerpos han sido trasladados al hospital Distrito General de Negombo, de los cuales 92 han sido entregados a sus familias tras las correspondientes autopsias.

En el Hospital Nacional de Colombo se encuentran 140 cadáveres, de los cuales 89 han sido ya sometidos a autopsias. Por su parte, el Hospital Universitario de Batticaloa ha recibido 29 cuerpos, de los que 23 han sido ya entregados a sus familiares.

En el Hospital Nacional de Colombo permanecen 20 cadáveres de ciudadanos extranjeros. Según fuentes del centro médico, el Ministerio de Asuntos Exteriores ya ha sido informado sobre los cadáveres de extranjeros. Un total de 22 extranjeros heridos leves en los ataques ya han recibido el alta médica en el Hospital Nacional de Colombo.

Transportan los ataúdes de las víctimas de los atentados en Sri Lanka | REUTERS/ Dinuka Liyanawatte