Público
Público

El Gobierno italiano, dividido frente a una posible sanción de la UE por su elevada deuda

Italia tiene demasiado déficit y la ausencia de reformas económicas para reducirlo, junto al clima de constante incertidumbre política, no hace más que encarecer la deuda pública italiana

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ofrece un discurso durante el foro de la agencia italiana de noticias ANSA en Roma (Italia). EFE/ Ettore Ferrari

Aunque no lo parezca, ahora mismo el Gobierno italiano del primer ministro Giuseppe Conte es un "todos contra todos": el líder de la Liga y vicepresidente de Interior (Matteo Salvini) contra el jefe del Movimiento 5 Estrellas y vicepresidente de Trabajo (Luigi Di Maio), Di Maio contra Salvini, Di Maio y Salvini contra Conte y el ministro de Economía (Giovanni Tria), Conte y Tria frente a Salvini y Di Maio. Así pues, el Gobierno italiano está desunido ante la posibilidad, no muy lejana, de que el país sea castigado por no respetar los parámetros económicos de Bruselas. Lo cual marcará la supervivencia del primer ministro Giuseppe Conte.

A lo largo de la jornada del jueves, los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona instaron al Gobierno italiano a rectificar sus políticas económicas para cumplir con las reglas fiscales europeas y evitar así la apertura de un expediente por su elevada deuda pública, que podría conducir en última instancia a una multa: "Para evitarlo, necesitamos tener hechos, cifras y datos que muestren con claridad que Italia están en la senda correcta para 2019 y 2020 y cumple con las normas. No va sobre intenciones, va sobre hechos, cifras y datos", ha remarcado Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea.

Giovanni Tria, sin embargo, ha negado que Italia necesite adoptar nuevas medidas para reducir su deuda: "Demostraremos que alcanzaremos los objetivos". Y añade: "No necesitamos nuevas medidas, porque nosotros ya sabemos que llegaremos con naturalidad a ese nivel", ha explicado a lo largo del día de ayer. "Tenemos una economía sana y estamos respetando todos los parámetros", ha dicho en los últimos días Matteo Salvini. "No está en el interés de Italia recibir un expediente por incumplimiento", lleva diciendo estos días Conte.

El ministro italiano de Economía Giovanni Tria en el Parlamento. REUTERS/Remo Casilli

Italia tiene demasiado déficit y la ausencia de reformas económicas para reducirlo, junto al clima de constante incerteza política, no hace más que encarecer la deuda pública italiana. Mientras tanto, ni Salvini ni Di Maio pretenden admitir que, por el momento, no saben cómo van a financiar el no aumento del IVA ni la tan promocionada tarifa plana de impuestos para las pymes y autónomos. Giuseppe Conte pide más moderación de cara a la Unión Europea y más unidad entre ambos partidos, porque de otra manera amenazará con dimitir.

El Gobierno italiano, así pues, aunque sus protagonistas no lo confiesen, ahora mismo está dividido en varios frentes. Por un lado está el frente Conte-Tria quienes, al no pertenecer ni a Movimiento 5 Estrellas ni a Liga, son más reacios a aplicar las medidas económicas que Di Maio pero sobre todo Salvini quieren aprobar. Por otro lado, en el seno del frente Salvini-Di Maio podría haber una fractura entre sus protagonistas quienes, estando en las antípodas ideológicas, hacen de su extraña unión política una frágil coalición que, en todo momento, arriesga de desaparecer.

En un hipotético enfrentamiento político interno entre Salvini y Di Maio en un futuro cercano, ambos tienen mucho que perder, pero mucho más el líder del Movimiento 5 Estrellas. En el fondo, la Liga de Salvini podría reunir a todas las derechas en Italia rozando la mayoría absoluta y actualmente es el partido soberanista con más representación en el Parlamento Europeo tras las elecciones de final de mayo. Hoy Salvini, sondeos en mano, tendría el 37% de los votos frente al 18% del Movimiento 5 Estrellas en unas hipotéticas elecciones generales. De caer el actual Ejecutivo, el Movimiento 5 Estrellas pasaría a ser menos que un segundón, ya que se colocaría como tercer partido del país, por detrás del socialdemócrata Partido Democrático (PD) de Nicola Zingaretti, hoy con un 22% de los consensos.

La tarifa plana de impuestos es la gran medida económica de la Liga de Salvini. El proyecto, conocido en la prensa italiana con el término inglés flat tax, apuesta por un 15% de impuestos para todas las pymes y autónomos que no superen los 65.000 euros anuales. Al contrario que la descafeinada renta básica de ciudadanía promovida por el Movimiento 5 Estrellas, que ha tenido escaso éxito, por el momento la tarifa plana para pymes y autónomos en la gran promesa incumplida de Salvini.

Como hay que conseguir dinero de donde sea, con el objetivo de saldar de alguna forma su deuda de 27.000 millones de euros con las empresas, en los últimos días el Gobierno italiano se ha visto dividido acerca del proyecto de aplicación de los conocidos como "mini-BOT", así pues, un invento sui géneris a medio camino entre una moneda paralela –lo cual sería ilegal e implicaría la salida del euro–, y unos mini bonos del Estado –porque aumentarían la deuda pública–. La última novedad de Salvini para rascar donde no hay, es la de aplicar un impuesto ad hoc al dinero de las cajas fuertes repartidas por toda Italia.

La Unión Europea aplica normas que tienen como objetivo detectar, prevenir y corregir las tendencias económicas problemáticas, tales como el exceso de los niveles de déficit público y de deuda pública, que podrían impedir el crecimiento y poner en riesgo las economías de los Estados miembros. Actualmente, los Estados pertenecientes al Pacto de Estabilidad, firmado en el año 2012, están obligados a que sus niveles de déficit no superen el 3% del producto interior bruto (PIB) y a que la deuda pública se mantenga por debajo del 60% del PIB. El objetivo de este acuerdo internacional consiste en promover la disciplina presupuestaria de los Gobiernos de la zona del euro, sobre todo a raíz de la crisis de deuda pública que comenzó en el año 2010.