Público
Público

Internet Trump dirige ahora sus amenazas hacia Google, Twitter y Facebook por 'censurar' mensajes conservadores

La Casa Blanca centra los ataques contra las redes sociales —especialmente vulnerables ante la opinión pública tras escándalos como el de Facebook y Cambridge Analytica—y los motores de búsqueda en internet, y amenaza con una nueva regulación. Mientras, arrecian las denuncias públicas contra las tecnológicas por “silenciar” mensajes conservadores.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

El presidente Donald Trump en el despacho oval de la Casa Blanca. REUTERS/Leah Millis

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió a los gigantes tecnológicos Google, Twitter y Facebook de que "tengan cuidado" porque se están "aprovechando de mucha gente". Los ya tradicionales ataques hacia los medios de comunicación por las supuestas ‘noticias falsas’ (el matra de las ‘fake news’) giran así hacia Silicon Valley, a cuyas empresas acusa de silenciar a los conservadores.

Esta denuncia se añade a las de un centenar de trabajadores de Facebook que se han sumado a un manifiesto interno por la pluralidad de opiniones políticas —bajo el sugerente título “Tenemos un problema con la diversidad”—, y que acusa a la red social de ser “un monocultivo político intolerante con diferentes puntos de vista”.

Según recoge The New York Times, Brian Amerige, un ingeniero senior de Facebook, escribió un manifiesto en el que declara que en la compañía se “ataca a cualquiera que presente una opinión que parezca opuesta a una ideología de izquierda”. Más de 100 personas (de un total de 25.000 trabajadores) han suscrito este manifiesto, de acuerdo con el citado diario, que indica que el contenido de este documento no viola las políticas internas de la empresa.

Esta denuncia no es la primera en este sentido; ya en 2016 Gizmodo recogía la acusación de un ex empleado de Facebook de que se suprimían sistemáticamente las noticias de interés para los conservadores en el feed de noticias de la red social. La compañía terminó eliminando la sección Trending por falta de uso.

Imagen del logo de Facebook. | REUTERS / Dado Ruvic

La semana que viene, Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, testificará en una audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense sobre la posible manipulación de las próximas elecciones de noviembre mediante redes sociales. Es más que probable que los senadores republicanos planteen una batería de preguntas sobre los prejuicios de Facebook a la hora de seleccionar qué tipo de mensajes prohíbe o esconde.

Pero Sandberg no estará sola. Varios ejecutivos de Silicon Valley comparecen en los próximos días ante ese mismo comité, con el fantasma de la manipulación exterior de los comicios. Jack Dorsey, fundador y CEO de Twitter, también testificará,  y por parte de Google, pese a que algunos congfresistas exigen la presencia del director ejecutivo, Sundar Pichai, la compañía ha ofrecido enviar a Kent Walker, su vicepresidente senior de asuntos globales.

Trump, censura y noticias falsas

Mientras, dese la Casa Blanca, el presidente de EEUU, Donald Trump, insiste en la manipulación informativa que, según él, perjudica a los ciudadanos más conservadores. Y sus ataques se dirigen con renovada energía desde los medios hacia las compañías de internet.

"Creo que Google se está aprovechando de mucha gente. Creo que es algo muy serio, algo muy serio. Creo que lo que están haciendo Google y otros, si miras a lo que está pasando con Facebook, más les vale tener cuidado, porque no pueden hacer eso con la gente", dijo Trump a los periodistas desde el Despacho Oval, unas palabras que ya suenan a amenaza.

"Tenemos literalmente miles y miles de quejas que nos están llegando, y no pueden hacerlo. Así que creo que Google, Twitter y Facebook realmente están adentrándose en un terreno muy peligroso y tienen que tener cuidado. No es justo para buena parte de la población", agregó.

Trump, que habló con la prensa durante una reunión con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, daba así continuidad a las quejas que emitió unas horas antes a través de la red social Twitter. "Los resultados de búsqueda de 'Trump News' muestran solo los puntos de vista e informaciones de los Medios de Noticias Falsas. En otras palabras, lo tienen AMAÑADO, para mí y otros, de modo que casi todas las historias y noticias son malas", aseguraba el presidente.

¿Una regulación a la vista?

El presidente Trump insistió en que "Google y otras están suprimiendo voces de conservadores y escondiendo información y noticias positivas" e insinuó que eso puede ser "ilegal". "Están controlando lo que podemos y no podemos ver. Esta es una situación muy seria, la abordaremos", agregó.

Tras el mensaje de Trump, su asesor económico principal, Larry Kudlow, adelantó que la Casa Blanca está revisando si las búsquedas del gigante tecnológico "deberían ser reguladas", sin ofrecer más detalles.

Google emitió un comunicado en el que rechazaba que sus motores de búsqueda estén alterados para "manipular las opiniones políticas" de sus usuarios. "Las búsquedas no son empleadas para marcar una agenda política y no damos preferencia a ninguna ideología política (...) y nunca ordenamos los resultados de búsquedas para manipular opiniones políticas", afirmó la empresa.

El mandatario ha censurado de manera insistente la cobertura de los grandes medios de comunicación, pero hasta ahora no había cargado específicamente contra los gigantes de internet como Google.