Público
Público

Nelson Mandela muestra "señales positivas" y respira por sí mismo

El expresidente de Suráfrica ha recaído de su infección pulmonar. Pese a la gravedad de su estado, permanece "estable"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente sudafricano Nelson Mandela respira por sus propios medios en lo que se trata de 'una señal positiva' de su evolución tras su ingreso de nuevo este sábado en el hospital por una infección pulmonar recurrente, según el portavoz de la Presidencia sudafricana, Mac Mahala.

'Madiba es un luchador y, a sus años, mientras siga luchando estará bien', declaró el portavoz, quien empleó el nombre del clan por el que se conoce cariñosamente a Mandela, de 94 años de edad. 'Los médicos me han dicho que respira por sí mismo, y creo que esa es una señal positiva', añadió.

El expresidente sudafricano Nelson Mandela ingresó este sábado en un hospital de Pretoria tras sufrir una recaída a causa de una infección pulmonar, informó la Presidencia de Sudáfrica a través de un comunicado en el que precisó que se encuentra 'en estado grave pero estable'. 'Esta mañana en torno a las 01.30 horas (23:30 GMT), su estado se deterioró y fue trasladado a un hospital de Pretoria', explica la nota. 'El expresidente está recibiendo cuidados expertos médicos y los doctores están haciendo todo lo posible para que mejore y esté cómodo', agrega.

En el misma comunicado, la Presidencia subraya que el actual mandatario 'Jacob Zuma, en nombre del Gobierno y la nación, desea a Madiba (como se conoce popularmente a Mandela en su país) una rápida recuperación, y pide a los medios y a los ciudadanos que respeten la intimidad de Madiba y su familia'. Mandela, de 94 años, ya fue ingresado a principios de marzo a causa de una infección pulmonar y tratado intensivamente durante diez días, hasta que fue dado de alta el 6 de abril. Asimismo, había pasado tres semanas hospitalizado en diciembre a causa de otra infección pulmonar y después de una operación de extracción de unos cálculos biliares. Aquella fue su permanencia más larga en un hospital desde que fue excarcelado en 1990, después de cumplir 27 años de prisión por su lucha contra el anterior régimen racista del 'apartheid' en Sudáfrica.

Tras pasar 27 años en la cárcel, fue galardonado con el premio Nobel de la Paz en 1993 y se convirtió, un año después, en el primer presidente negro de la historia de Sudáfrica. Mandela vive entre Johannesburgo y Qunu, la localidad oriental donde pasó su infancia, bajo permanente vigilancia medica. Su última aparición pública se remonta a la ceremonia de clausura del Mundial de Fútbol de 2010 celebrado en Sudáfrica, que ganó España.