Público
Público

Obama aumenta las sanciones de EEUU contra Venezuela

El mandatario declara al país suramericano una amenaza para la seguridad de Estados Unidos. La Casa Blanca prohíbe a siete altos cargos venezolanos entrar en territorio estadounidense y congela sus activos

Publicidad
Media: 2.20
Votos: 10

El presidente de EEUU, Barack Obama. - REUTERS

WASHINGTON.- Estados Unidos ha endurecido su postura hacia Venezuela. Barack Obama ha ordenado este lunes poner en marcha las sanciones aprobadas el pasado mes de diciembre contra siete altos venezolanos. El presidente estadounidense fue más allá y declaró la "emergencia nacional" por el "riesgo extraordinario" que, según él, supone la situación en el país caribeño para la seguridad de EEUU.

"Determino que la situación en Venezuela, incluida la erosión de garantías de Derechos Humanos por parte del Gobierno de Venezuela, la persecución de oponentes políticos (...) constituyen una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EEUU, y declaro una emergencia nacional para tratar esa amenaza", dice Obama en su orden ejecutiva.

Los funcionarios sancionados tendrán prohibido visitar Estados Unidos y sus activos en el país serán congelados. La Casa Blanca pide además al Gobierno de Nicolás Maduro que "libere a aquellos que han sido injustamente encarcelados así como que mejore el clima de respeto de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, como la libertad de expresión y de asamblea pacífica".

La declaración de una "emergencia nacional" es una herramienta con la que cuenta el presidente de EEUU para aplicar sanciones contra un país en determinadas circunstancias y que le permite ir más allá de lo aprobado por el Congreso. Entre los sancionados se encuentran Gustavo Enrique González López, director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), y Antonio José Benavides Torres, el exdirector de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

La lista la completan Justo José Noguera Pietri, excomandante General de la GNB; Katherine Nayarith Haringhton, fiscal nacional de la Oficina del Ministerio Público; Manuel Eduardo Pérez Urdaneta, director de la Policía Nacional; Manuel Gregorio Bernal Martínez, exdirector General del SEBIN, y Miguel Alcides Vivas Landino, Inspector General de las Fuerzas Armadas Bolivarianas (FANB). Los nombres no han sido divulgados en el comunicado emitido por la Casa Blanca, pero sí aparecen en la orden ejecutiva difundida por el Departamento del Tesoro.

"El Gobierno venezolano debería liberar a todos los prisioneros políticos, incluidos decenas de estudiantes, el líder opositor Leopoldo López y los alcaldes Daniel Ceballos y Antonio Ledezma", reclama la Administración estadounidense. Por otra parte, lamenta que en repetidas ocasiones el Gobierno de Maduro "intenta distraer de sus propias acciones responsabilizando a EEUU u otros miembros de la comunidad internacional de los acontecimientos dentro de Venezuela".

Relaciones bajo mínimos

El Gobierno de Venezuela ha tardado poco en reaccionar y ha decidido llamar a consultas "de inmediato" a su encargado de negocios en EEUU, Maximilien Arveláiz, según ha anunciado la ministra de Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez, en su cuenta de Twitter.

Anteriormente, la canciller había destacado en una rueda de prensa que Caracas ya había decidido limitar el número de diplomáticos que EEUU puede tener en el país. Maduro anunció la semana pasada la reducción del centenar de funcionarios diplomáticos de la Embajada de EEUU en Caracas a niveles similares a los 17 que mantiene su Gobierno en Washington. 

El Ejecutivo venezolano también dispuso que se solicite visado a los estadounidenses que visiten el país caribeño y publicó en la Gaceta oficial una resolución que prohíbe la entrada al país de algunos políticos de EEUU, entre ellos el expresidente George W. Bush.

Las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos se encuentran bajo mínimos desde que en 2010 ambos países se quedaron sin representación a nivel de embajadores, cuando aún era presidente Hugo Chávez (1999-2013). En los últimos meses las tensiones se han recrudecido tras las acusaciones por parte de Maduro de que Washington ha apoyado planes golpistas para derrocar a su Gobierno.