Público
Público
Únete a nosotros

El primer ministro de Italia lanza un ultimátum a los socios de Gobierno y amenaza con dimitir

Giuseppe Conte exige a los dos líderes de la Liga, Matteo Salvini, y del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, que dejen a un laso "las polémicas y las discusiones inútiles" y que muestren "colaboración leal".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte. - REUTERS

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha lanzado un ultimátum a las dos fuerzas que gobiernan el país, el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, a los que ha amenazado con dimitir si no se comportan de forma leal.

"Las fuerzas políticas que gobiernan Italia tienen que ser conscientes de sus responsabilidades. Si no se da una clara asunción de responsabilidad y los compromisos no son coherentes, pondré mi cargo en manos del presidente de la República", afirmó en una rueda de prensa en la sede del Gobierno Roma. Conte dio este aviso a los dos partidos que forman el Ejecutivo, después de que en las últimas semanas se haya intensificado la tensión entre ambos, y dijo que es fundamental que muestren "colaboración leal".

Además dirigió un mensaje directo al ministro del Interior, Matteo Salvini, aunque sin nombrarlo, al decir que colaboración leal significa, por ejemplo, que "si el ministro de Economía (Giovanni Tria) y el primer ministro están dialogando con las instituciones europeas para evitar un procedimiento de infracción" los ministros italianos "no pueden intervenir, con provocaciones y generando polémica".

En los últimos días Salvini ha calentado los ánimos afirmando por ejemplo que Bruselas no podía mandar "cartitas" a Italia advirtiendo sobre su elevada deuda pública, que supera el 132% del producto interior bruto (PIB), o que si fuera necesario el país podría superar el techo del 3% del déficit en relación al PIB, unas palabras que dispararon la prima de riesgo a los 300 puntos.  Colaboración leal, prosiguió Conte, "significa que todos los ministros se concentren en sus materias sin invadir las áreas que no son de su competencia".

El primer ministro también subrayó que "las polémicas y las discusiones inútiles distraen de los verdaderos objetivos" y animó a los dos partidos a "trabajar con seriedad".  "Pido a las dos fuerzas políticas, concretamente a los dos líderes (Luigi Di Maio y Matteo Salvini), que tomen una decisión y nos digan si tienen intención de seguir", apuntó Conte.  Además, rehusó referirse a si se ha fijado un límite de tiempo y apuntó simplemente que "el país no puede esperar mucho" y si hay voluntad de continuar "se verá pronto".

Recordó que en los últimos meses ha habido en Italia varias elecciones locales y recientemente se han celebrado las europeas, algo que ha provocado que la Liga y el M5S hayan vivido en "campaña electoral constante".  "Las elecciones europeas han sido muy ásperas y muy duras, tanto que se ha proyectado una imagen de que el Gobierno estaba en punto muerto. Esto no se corresponde con la realidad, el Gobierno ha estado trabajando continuamente", sostuvo.

Admitió que las europeas han dado un triunfo "significativo" a la Liga, de Salvini, pues ha sido el partido más votado con el 34% de los sufragios, mientras que "el M5S ha salido fuertemente penalizado".  En este sentido, hizo un llamamiento a las dos formaciones para que dejen a un lado "el clima de sobreexcitación" y la obsesión por "coleccionar likes en las redes sociales" y se concentren en "trabajar exclusivamente en el interés del país".

Conte adelantó que el Gobierno italiano deberá elaborar en los próximo meses los Presupuestos Generales para el año 2020 y adelantó que "serán complicados", porque tendrán que incluir "una revisión del gasto", mientras se intenta cumplir la promesa de "no aumentar el IVA".  Entre los retos que el Gobierno tiene que afrontar para mejorar el futuro del país, Conte enumeró la aprobación de una "reforma fiscal, que tiene que ir acompañada con herramientas de lucha contra la evasión fiscal" y el diseño de un plan que fomente la contratación, especialmente de los jóvenes, en un país en el que la tasa de paro juvenil supera el 30%.

Salvini respondió a Conte en las redes sociales con un mensaje en el que subrayó que su partido sigue adelante y que el Gobierno no se romperá "si todos cumplen con su palabra".  "La Italia del sí es el camino correcto", dijo, en clara referencia a su otro socio del Gobierno, el M5S, al que en numerosas ocasiones ha acusado de rechazar propuestas políticas y frenar el desarrollo del país.

Por su parte, el ministro de Transportes y miembro del M5S, Danilo Toninelli, confirmó que la formación "grillina" será leal. Diversos miembros del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) pidieron que Conte comparezca ante el Parlamento italiano para explicar si hay una crisis de Gobierno.