Público
Público

Un republicano atiza la islamofobia en EEUU

El Congreso celebra un polémico debate sobre los musulmanes

ISABEL PIQUER

Algunos lo llaman 'macarthismo antiislamista'. El Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes celebra hoy, por iniciativa de su presidente, Peter King, el representante republicano por Long Island (Nueva York), una sesión sobre la supuesta radicalización de la comunidad musulmana de EEUU y los intentos por parte de Al Qaeda de reclutar adeptos en sus filas.

King justifica su controvertida iniciativa asegurando que su intención es 'generar un debate nacional y productivo' y cita recientes incidentes como la detención, a finales de febrero, por el FBI de un joven saudí por tratar de atentar contra la residencia en Texas del expresidente George Bush y el arresto de un joven de origen somalí que supuestamente planeaba cometer un atentado en Portland (Oregón) en noviembre pasado.

El representante King asegura que Al Qaeda recluta ciudadanos de EEUU

Pero King no ha llamado a declarar a ningún responsable antiterrorista y el único responsable de las fuerzas del orden que comparecerá hoy, el sheriff Leroy Baca, del condado de Los Ángeles, ha sido convocado por los demócratas. En el banquillo, se sentarán a declarar un médico de Arizona, el doctor Zhudi Jasser, que tiene previsto denunciar las presiones de los imanes estadounidenses, y expertos conservadores. También estará Keith Ellison, representante por Minneapolis, donde vive una importante comunidad somalí, uno de los dos musulmanes del Congreso. Ellison dice estar 'preocupado' por la iniciativa de King. 'Señalar a una sola comunidad es un error. El objetivo de los terroristas son todos los ciudadanos estadounidenses, sean musulmanes, judíos o cristianos', declaró el congresista.

Para muchos, la iniciativa trae recuerdos de los peores momentos del macarthismo, un oscuro episodio de la historia de EEUU que se desarrolló entre 1950 y 1956 durante el cual el senador Joseph McCarthy desencadenó un amplio proceso de delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras contra sospechosos de ser comunistas.

Algunos llaman ya a la iniciativa «macarthismo antiislamista»

Lo más irónico de todo, como ha recordado la prensa, es que King fue en el pasado uno de los más fervientes defensores del IRA en EEUU, en la peor etapa del terrorismo irlandés. 'Debemos apoyar a los hombres y mujeres que en estos momentos luchan contra el imperialismo británico en las calles de Belfast', llegó a decir King en un mitin en 1982. Tres años más tarde aseguraba que sería de lamentar 'si civiles murieran durante un ataque contra una instalación militar, pero yo no responsabilizaría moralmente al IRA'.

La cadena CNN, al entrevistar recientemente a King, notaba que su despacho es una suerte de capilla de los atentados del 11-S, con fotos de funerales de las víctimas a los que había asistido. De hecho, el congresista de Long Island aseguró que los ataques contra las Torres Gemelas habían motivado su peculiar decisión. 'Si me pregunta en qué pienso todos los días cuando voy a trabajar, le diré que en el 11-S y en evitar otro 11-S', declaraba al canal de noticias.

La comunidad musulmana ha reaccionado con indignación. El Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés) dijo esta semana que 'retará' la campaña de 'información falsa' de los líderes republicanos. El domingo centenares de activistas musulmanes se sumaron a una protesta ecuménica en Times Square para protestar contra la audiencia que, a su juicio, sólo oculta una campaña de odio en EEUU.

Más noticias de Internacional