Público
Público

Por qué Rusia podría invadir Ucrania y sus consecuencias

Biden predice que Putin entrará en el país mientras la tensión no hace más que aumentar entre los afectados y la OTAN.

El presidente ruso, Vladimir Putin, junto al ministro de Defensa, Sergei Shoigu, en Moscú el pasado 13 de septiembre de 2021.
El presidente ruso, Vladimir Putin, junto al ministro de Defensa, Sergei Shoigu, en Moscú el pasado 13 de septiembre de 2021. ALEXEY DRUZHININ / AFP

Es la gran pregunta de la semana: ¿Por qué Rusia quiere o podría invadir Ucrania? El presidente de Estados Unidos (EEUU), Joe Biden, cada día que pasa está más seguro de que Vladimir Putin dará el paso. "¿Creo que va a poner a prueba la voluntad de Occidente y de la OTAN? Sí. Pero también creo que va a pagar un alto precio por ello, y que ahora no cree que va a costarle lo que le va a costar. Y creo que lo lamentará", dijo el presidente estadounidense este miércoles.

El Gobierno de Rusia, por su parte, ha advertido de que las "especulaciones" sobre un supuesto ataque inminente contra Ucrania constituyen una "cortina de humo" que EEUU utiliza para justificar sus "provocaciones militares" en la región.

Sin embargo, decenas de miles de tropas rusas —hasta 100.000 soldados según EEUU— tienen en vilo a la comunidad internacional. El viernes se reúne el Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken en Ginebra con su homólogo ruso, Sergey Lavrov. Hay ciertas esperanzas puestas en este encuentro, pero la vía diplomática hasta ahora no ha funcionado.

¿De dónde viene el conflicto entre Rusia y Ucrania?

Pero, ¿cómo se ha llegado a este punto? El conflicto viene de muchos años atrás y tiene que ver con la revolución ucraniana de 2014, que forzó entonces la salida del presidente prorruso Viktor Yanukovych, que había suspendido un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE) por las presiones de Rusia.

os manifestantes sostienen imágenes rotadas del presidente ucraniano Viktor Yanukovych y firmaron 'Al revés' (en ucraniano la palabra también tiene otro significado: derrocamiento y revolución) durante la acción de protesta en el Ministerio del Interior e
ARCHIVO. Manifestantes sostienen imágenes rotadas del ex presidente ucraniano Viktor Yanukovych y la palabra "al revés", que en ucraniano también significa derrocamiento o revolución). AFP

Putin aprovechó la inestabilidad política para invadir la península de Crimea, al sur de Ucrania, y apoyar la insurgencia por parte de separatistas prorrusas en la región del Donbás, al este del país, donde tiene lugar la llamada Guerra del Donbás, entre las citadas fuerzas y el ejército nacional ucraniano.

Se celebró un referéndum, rechazado e invalidado por la comunidad internacional, y Rusia se anexionó finalmente Crimea.

La OTAN congeló aquí su colaboración con Moscú y EEUU y la UE impusieron sanciones a Rusia. Sin embargo, los 'castigos' no fueron tan fuertes como hubieran sido si Kiev hubiera sido miembro de Europa y de la Alianza Atlántica. Si lo fuera, Bruselas y Washington tendrían que haber respondido de forma aún más contundente, siguiendo el Artículo cinco que dice que si un país es atacado, lo son todos. Por ello, Putin no quiere de ninguna manera que Ucrania entre en estos dos foros.

Desde entonces, en la Guerra del Donbás ha habido muchos altos al fuego que han sido vulnerados. Pero, más importante, ha habido 13.000 víctimas mortales, entre ellos más de tres mil civiles.

2021, el año en el que explotó el conflicto

La tensión durante los años ha ido creciendo más y más, hasta que ha explotado con la concentración de miles de tropas rusas en el sur y este de Ucrania, lo que ha sugerido, para muchos mandatarios, una invasión. Sobre todo, de los territorios controlados por insurgentes que el gobierno de Putin lleva armando y financiando desde 2014. Rusia está cada vez más alejada de la OTAN tras estos siete años de sanciones y acusaciones.

En abril de 2021 la OTAN ya definió el despliegue ruso como "el mayor desde la anexión de Crimea"

Fue realmente entre enero y abril del año pasado cuando Rusia empezó a trasladar tropas. El pasado 13 de abril, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya definió el despliegue como "la mayor acumulación de tropas rusas desde la anexión de Crimea".

La Alianza Atlántica, que nunca aceptó que Rusia tomara Crimea, unió a 46 Estados y organizaciones para formar la conocida como Plataforma de Crimea, por la que Occidente exige a Putin la devolución.

Tras esto, comenzaron los avisos, sobre todo desde Washington, de que Moscú llevaba más y más tropas a la frontera y, por ello, que preparaba una invasión. Faltan otras infraestructuras y hospitales de guerra que son habituales en una guerra, pero esto no hace que ni EEUU ni la Unión Europea se fíen. Así, las amenazas de "sanciones enormes" hacia Rusia son constantes, sobre todo desde el pasado mes de diciembre.

Todo esto, además, ha coincidido con el conflicto desatado por el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, en las aproximaciones de Polonia, Letonia y Lituania.

26/11/2021 El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, se dirige a los migrantes en su visita al centro de transporte y logística Bruzgi, en la frontera entre Bielorrusia y Polonia
ARCHIVO. El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, se dirige a los migrantes en su visita al centro de transporte y logística Bruzgi, en la frontera entre Bielorrusia y Polonia. EPA/MAXIM GUCHEK / BelTA / EFE

La fallida vía diplomática, hasta ahora

Una reunión entre Washington y Moscú —el 11 de enero en Ginebra (Suiza)— y otra celebrada al día siguiente entre la OTAN y Rusia concluyeron sin avances. 

Después de esto, EEUU ha llegado alertar de que Rusia planea "un ataque de falsa bandera", un sabotaje contra sus fuerzas en el este de Ucrania para atribuírselo a Kiev y justificar una invasión.

Pese a los fracasos hasta ahora, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, inicia una nueva ronda de reuniones que culminarán el viernes con un encuentro con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

10/01/2022 La subsecretaria de Estado de EEUU  y el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia se reúnen en Ginebra, Suiza.
ARCHIVO. La subsecretaria de Estado de EEUU y el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia se reúnen en Ginebra, Suiza. EPA/DENIS BALIBOUSE / POOL / EFE

¿Cuáles son los escenarios de la invasión?

Este miércoles Biden diferenció entre una invasión del país o una "entrada menor". "Una cosa es que se trate de una incursión menor y que acabemos discutiendo (en la OTAN) sobre qué hacer y no, pero si (lo rusos) hacen lo que son capaces de hacer con una fuerza en masa en la frontera, va a ser un desastre para Rusia", dijo Biden.

Una "entrada menor" de Rusia parece el escenario más probable

Esa afirmación generó alarma en Ucrania, donde una fuente oficial dijo a la cadena CNN que parecía que Biden estaba "dando luz verde a Putin para entrar" en el país siempre que se tratase de una "incursión menor", según recoge Efe.

Entre todo esto, por ello que el escenario que toma más fuerza es el de una potencial ofensiva limitada en el Donbás, que serviría a Putin para recordar a Kiev que sigue estando presente y para medir la capacidad de respuesta de Occidente.

¿Cuáles serían las consecuencias de una invasión?

La invasión, si llega, provocaría graves consecuencias para todas las partes. Los europeos, de la mano de la OTAN, han advertido ya en numerosas ocasiones a Moscú de que el movimiento acarrearía graves consecuencias políticas y económicas. Los 29 miembros de la Alianza Atlántica podrían imponer sanciones económicas. Pero eso supone que Rusia responda otra vez, posiblemente con una nueva ofensiva financiera y geopolítica, que la dejaría más aislada en el contexto global.

Para el bloque comunitario, la crisis es trascendental por intereses comerciales y cercanía geográfica, pero también por el suministro energético.

Más noticias de Internacional