Público
Público

12 de octubre Los ausentes del desfile del 12 de octubre

No todos los cargos públicos españoles tienen a bien celebrar de esta forma el día de las Fiesta Nacional.

Publicidad
Media: 1
Votos: 4

Los reyes y sus hijas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía, observan la exhibición aérea durante el desfile del 12 de Octubre de 2017.- EFE/ARCHIVO

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debuta al frente del Ejecutivo en los actos oficiales con motivo del 12 de Octubre. Los reyes presidirán este viernes el desfile y la posterior recepción en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional, que llega otro años más en pleno vendaval político.

Los actos principales reunirán a numerosos representantes políticos y de las instituciones del Estado y a presidentes autonómicos; y a la recepción del Palacio Real, prevista para las 13.15 horas, están invitadas unas 1.500 personas, según fuentes de la Casa Real, una cifra similar a la del pasado año, que fue una de las de mayor afluencia entre las convocadas por Felipe VI al estar marcada por la situación excepcional de Catalunya debido al desafío independentista. Entre los invitados, están los expresidentes del Gobierno, los ponentes de la Constitución, alcaldes de grandes ciudades y presidentes de Parlamentos autonómicos, aunque se da por hecho que tampoco irán los de Cataluña y Euskadi.

Sin embargo, al igual que ya ocurrió el pasado año, en los actos oficiales de este Día de la Hispanidad, habrá ausencias destacadas. Empezando por Catalunya, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, mantendrá la tradición inaugurada por el expresidente Artur Mas y no acudirá al desfile ni a la recepción en La Zarzuela, que además llega justo un día después de que el Parlament haya aprobado una resolución a favor de abolir la monarquía.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, será otra ausencia destacada. Al menos así lo recoge su agenda de este viernes, en la que no hay ningún acto programado. Colau siempre se ha mostrado muy crítica con la celebración del 12 de Octubre. De hecho, en 2015, fue el centro de la habitual polémica que se desata este día en el que España conmemora el "descubrimiento de Ámerica" por Cristóbal Colón. Bajo el lema "nada que celebrar", que suele circular por redes entre los críticos, la alcaldesa de Barcelona escribió en su perfil público: "Vergüenza de Estado aquél que celebra un genocidio y encima con un desfile militar que cuesta 800.000 euros".

Tampoco estará presente el lehendakari Iñigo Urkullu, cuyo Gobierno considera desde hace años que los desfiles y actos oficiales del 12 de Octubre son "excéntricos y anacrónicos". El presidente vasco, o al menos su partido, el PNV, ya ha pidió al Gobierno de Rajoy que destinara los fondos públicos "malgastados" en estos fastos a otras áreas.

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, tampoco aparecerá en ninguna foto oficial. Como viene ocurriendo desde que llegó al cargo en 2015, Barkos no acudirá aduciendo razones "políticas".

También faltarán los jefes de los grupos parlamentarios independentistas y nacionalistas como Joan Tardà o Gabriel Rufián (ERC); el portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano; la de Bildu, Marian Beitialarrangoitia, o el de Compromís, Joan Baldoví.

Fuera de las regiones nacionalistas e independentistas, la ausencia más destacada es la del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ayer alcanzó un importante acuerdo con el el presidente del Gobierno para entregar a Bruselas las líneas maestras de los Presupuestos de 2019. Iglesias siempre se ha ausentado de los actos oficiales del Día de la Hispanidad, aunque algunos miembros del partido sí acudirán al desfiles, como Juan Antonio Delgado, diputado en el Congreso y antiguo Guardia Civil.

Más de 150 vehículos en el desfile

Serán cerca de 4.000 soldados de los tres Ejércitos y la Guardia Civil, 152 vehículos y 88 aeronaves los que darán cuerpo a la parada militar, en la que este año participan por primera vez Salvamento Marítimo y Protección Civil.

En la exhibición aérea, además de un avión y helicópteros de Salvamento Marítimo (Sasemar), habrá también presencia del Cuerpo Nacional de Policía y de la Academia del Aire.

El Ministerio de Defensa ha detallado que el coste del desfile ascenderá a 423.729 euros, una cantidad similar a la del año pasado, a la que hay que sumar los 200.539 euros correspondientes a la construcción y colocación de gradas y tribunas.

Tras el salto paracaidista y el izado de la bandera nacional, tendrá lugar un homenaje a los caídos por España, en especial al capitán Borja Aybar que sufrió el accidente mortal en la base de Los Llanos.

Homenaje al teniente fallecido hace un año

También se recordará al teniente Fernando Pérez Serrano, que murió el 17 de octubre de 2017 en el accidente de un F-18 en Torrejón de Ardoz (Madrid), y al comandante Fernando Yarto, que ha fallecido esta semana a consecuencia de las heridas tras un disparo accidental cuando participaba en unas maniobras en el campo de tiro de Batiellas, en Jaca (Huesca).

Una vez concluya el recorrido de los vehículos, comenzará el desfile a pie de las diferentes unidades, al que este año, con motivo del 175 aniversario de la enseña nacional, se han incorporado seis banderas nacionales de época, representativas de diferentes momentos históricos de la monarquía española.

Defensa hará "especialmente visible" en la ceremonia castrense la presencia de la mujer en el Ejército, como un homenaje por el 30 aniversario de su incorporación a las Fuerzas Armadas.