Público
Público

Podemos apela en Málaga a la "valentía de la gente cuando los de siempre tienen miedo"

La candidata a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, y el líder de la formación, Pablo Iglesias, lanzan un mensaje para que “el miedo, la ilusión y la sorpresa cambien de bando”. Piden un “mitin histórico” para cerrar la campaña el próximo viernes en Sevilla.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la candidata a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez, saludan al inicio del acto político de su partido hoy en Málaga. / JORGE ZAPATA (EFE)

JAIRO VARGAS

MÁLAGA.- “Hay dos maneras de gobernar; una para los privilegiados y otra para la gente. Nosotros decimos: primero la gente”. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha repetido ese lema hasta en cuatro ocasiones durante el primero de los dos mítines de campaña en los que arropará a la candidata del partido morado a la Presidencia de Andalucía, Teresa Rodríguez. Un mitin en el que también ha participado el número uno de la lista por Málaga, Félix Gil, y el exeurodiputado del partido y exfiscal anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo.

La plaza de la Merced de Málaga esperaba la primera aparición de Iglesias en campaña junto a Rodríguez, que ha congregado a cerca de 4.000 personas con las ya famosas camisetas moradas, alguna bandera andaluza, menos constitucionales y dos o tres republicanas. Un signo inequívoco de que el discurso de la transversalidad está calando. “Soy de izquierdas, pero más importante es la dignidad. Bienvenidas todas la banderas y colores, porque somos un pueblo”, ha dicho Iglesias, al que la concurrencia ha dificultado el acceso al escenario. Él y Rodríguez han atravesado una plaza que quería ver de cerca a los políticos que se arrogan la posibilidad del cambio político. También tocarles y corear su marcha al grito de “presidente” y “presidenta”.

Iglesias: "Rajoy no quiere hacer campaña, no quiere ganar aquí. Quiere que ganen los mismos de siempre para repartirse el poder desde Madrid, como siempre

No es la mejor ciudad para Podemos, donde en las europeas fueron quinta fuerza con 17.000 votos. Pero Iglesias sabe que han pasado muchas cosas desde aquel 25 de mayo en el que consiguieron cinco escaños en el Parlamento Europeo. “Estamos aquí para ganar. Querrían que las encuestas fueran el resultado electoral final”, ha dicho el secretario general, que confía en el “40% de andaluces que aún no han decidido su voto” y que de momento les colocan terceros en el Parlamento Andaluz. Iglesias pide apoyo y valentía: “Vamos a llenar Dos Hermanas y Teresa va a ser la presidenta de Andalucía. Rajoy no quiere hacer campaña, no quiere ganar aquí. Quiere que ganen los mismos de siempre para repartirse el poder desde Madrid, como siempre”, ha dicho con un ojo ya puesto en las elecciones generales de noviembre.

 


Rodríguez ha preferido hablar de su región, a la que califica como “catálogo interminable de cifras que hieren” en cuanto a pobreza infantil y desempleo. “Hemos crecido para lanzar un mensaje de esperanza y futuro, para no elegir entre lo malo y lo peor. Salgamos de la lógica del mal menor”, ha pedido la gaditana, que afirma que su partido está “en condiciones de realizar los sueños de nuestros abuelos, padres e hijos”, de hacer de Andalucía “un lugar al que poder regresar”.

“Hemos venido a hacer los deberes, lo que no se ha hecho en 35 años”, ha echado en cara al PSOE.

Frente a las acusaciones de ambigüedad y de falta de programa, Rodríguez ha expuesto sus medidas dirigidas a garantizar “pan, techo, trabajo y dignidad”, que pasan por “convertir en leyes la indignación de la calle”: priorizar el gasto presupuestario para políticas sociales, quitar dietas a los parlamentarios, impedir que se ejecuten desahucios si no hay una alternativa habitacional, cambiar el modelo productivo andaluz, abandonar el monocultivo para que la economía no dependa de una mala cosecha, garantizar el agua y la electricidad a todas las familias. “Hemos venido a hacer los deberes, lo que no se ha hecho en 35 años”, ha echado en cara al PSOE.

El secretario general de Podemos ha tenido un guiño hacia la capitana Zadia Cantera, que ha denunciado abusos sexuales en el Ejército y a quien ha puesto como ejemplo de “militar demócrata”, de esos que son “necesarios”, como la Policía y la Guardia Civil, a los que también tiende la mano.
Pero mientras iglesias ha recordado el fusilamiento del general Torrijos ordenado por Fernando VII por defender la Constitución de Cádiz de 1812, cuyo monumento preside la plaza malacitana, Rodríguez ha preferido retroceder en el tiempo sólo hasta 1936 para recordar a Blas Infante, uno de los padres del andalucismo, nacido en Málaga, que fue fusilado por los falangistas tras la victoria del Frente Popular.

Y es que Rodríguez ha querido dejar claro que los dos Podemos de los que hablaba Carolina Bescansa (“uno para ganar y otro para protestar), los que se enfrentaron en la Asamblea de Vistalegre son una realidad que en el caso andaluz van de la mano en una misma candidatura. La candidata a la Presidencia de Andalucía no se olvida de los círculos, de “la base”. Por eso ha dado unos minutos al secretario general de Podemos en Málaga, que habla de “la calle”, de las Marchas de la Diginidad que vuelven a Madrid el 21 de marzo y que tiene claro que tiene que ser los diputados de Podemos “los que reciban el primer porrazo de la Policía cuando se para un desahucio”.

“Fracasados, torpes, ineficientes”, ha dicho Iglesias del PP y del PSOE. “Miedo y resignación” son las palabras que usa Rodríguez para definir sus políticas. Y frente a eso, la gaditana ofrece “el voto de la valentía, porque Podemos es una llamamiento a esa valentía de la gente decente” en un momento en el que “Rajoy está preocupado y tiene miedo”, ha dicho Iglesias.

Más noticias de Política y Sociedad