Público
Público

Ayuntamientos del cambio La primavera del cambio arraiga solo en Barcelona, Valencia y Cádiz

De ocho ciudades que iniciaron el cambio en 2015, a únicamente tres una legislatura después. 

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4

El líder de Adelante Cádiz José María González, "Kichi", tras ser investido de nuevo alcalde de la ciudad recibe la felicitación de su pareja y madre de su hija, la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, en el Ayuntamiento tras el pleno en el que ha valorado que la capital gaditana sea una de las pocas ciudades españolas "donde el cambio sigue su curso" y que no ha dado espacio a la extrema derecha. EFE/Román Ríos

La primavera municipalista resiste en tres de las ocho ciudades del cambio en las que las confluencias de izquierdas sacudieron el mapa político la pasada legislatura: Ada Colau revalidó este sábado la alcaldía de Barcelona, Juan Ribó lo hizo en Valencia y José María González ‘Kichi’ en Cádiz.

Barcelona en Comú (diez concejales) se garantizó la Alcaldía de la capital catalana con el apoyo del PSC (8), con el que gobernará en coalición, y de los tres concejales de Barcelona pel Canvi, la plataforma del exministro francés Manuel Valls que concurrió a las municipales junto con Ciudadanos, cuyos tres ediles de carnet se abstuvieron en un apoyo implícito a Ernest Maragall, de ERC (10).

Valls, contrario a los acuerdos que Ciudadanos ha ido cerrando con la ultraderecha para acceder al poder municipal y autonómico, optó por votar a Colau, la alcaldesa del cambio más emblemática junto con Manuela Carmena, para evitar que la vara recayera en el esquerrano, algo que, al ser la lista más votada, habría ocurrido de no haber alcanzado aquella los 21 apoyos.

En Valencia, Joan Ribó tenía virtualmente garantizada la reelección desde la noche del 26 de mayo al encabezar la lista más votada (Compromís, 10 concejales) y no sumar el centro- derecha los 17 ediles necesarios para investir a un candidato alternativo. No obstante, recibió el apoyo de los concejales del PSPV, formación con la que está negociando un acuerdo de gobierno.

La situación de Kichi en Cádiz era más holgada todavía, ya que Adelante Andalucía se quedó a un concejal de la mayoría absoluta (13), con lo que su salida de la alcaldía pasaba por un improbable pacto entre PP (6), PSOE (5) y Ciudadanos (3) que no se dio al abstenerse los socialistas.

Los tres alcaldes gallegos

En Galicia, los alcaldes de A Coruña, Xulio Ferreiro; Santiago de Compostela, Martiño Noriega, y Ferrol, Jorge Suárez, serán relevados por ediles del PSdG, cuyas listas se impusieron a las de las mareas el 26 de mayo en esas tres ciudades.
De ellos, solo Ferreiro, que ni siquiera llegó a recoger el acta de concejal tras el batacazo electoral, dejará el ayuntamiento tras ser relevado por la socialista Inés Rey, que necesitó los seis votos de Marea Atlántica para ser investida como alcaldesa al haber obtenido los mismos nueve ediles que el PP pero con 399 papeletas menos.

Ferreiro ni siquiera llegó a recoger el acta de concejal tras el batacazo electoral

Martiño Noriega, por su parte, comenzará la legislatura como concejal de Compostela Aberta en el ayuntamiento que ya preside el socialista Xosé Antonio Sánchez Burgallo, aunque su idea es abrir un proceso de transición que en unos meses concluya con su salida del consistorio y el relevo en la confluencia.

Suárez, por último, votó este sábado la investidura del socialista Ángel Mato, que le releva tras desplazar al PP con el apoyo de Ferrol en Común y el BNG, formaciones que están negociando un acuerdo de gobierno que no lograron cerrar antes de la investidura. Es el único de los tres alcaldes del cambio gallegos que tiene previsto seguir en el ayuntamiento hasta el final de la legislatura.

La derecha recupera Zaragoza y Madrid

Los pactos a la andaluza han colocado alcaldes del PP en los otros dos ayuntamientos del cambio, el de Madrid que hasta ahora dirigía Manuela Carmena, y el de Zaragoza, donde cesa como primer edil Pedro Santisteve.

Este último continuará toda la legislatura como concejal y como presidente del grupo municipal de Zaragoza en Común, que el pasado 26 de mayo cayó de nueve a tres ediles mientras Podemos-Equo, que protagonizó una tormentosa ruptura con la confluencia, obtenía dos.

Le sucede Jorge Azcón, que llega al cargo tras cuatro legislaturas de gobiernos de la izquierda gracias a un acuerdo con Ciudadanos y Vox que pronostica una inestable legislatura: los naranjas niegan haber pactado con la ultraderecha y esta sostiene que solo se aplicará su programa y las medidas de los otros dos que no lo contradigan.

Carmena, desalojada por José Luis Martínez Almeida (PP) en otro pacto a la andaluza con Ciudadanos y Vox pese a que la lista de Más Madrid fue la más votada el 26 de mayo, anunció hace unos días que, de no ser reelegida, el próximo lunes renunciaría a su acta de concejal.

Más noticias en Política y Sociedad