Público
Público
Únete a nosotros

Bronca en la Cámara andaluza La presidenta del Parlamento de Andalucía, de Cs, le pide a una diputada del PSOE que retire que Vox tiene ideas “filofascistas”

Una PNL sobre retroceso democrático en Andalucía presentada por los socialistas acaba en bronca en la Cámara autonómica

Publicidad
Media: 3
Votos: 5

La diputada almeriense de Ciudadanos Marta Bosquet, durante su intervención tras ser elegida presidenta de la Cámara andaluza, con los votos de su grupo, del PP-A y de Vox, convirtiéndose así en la primera de la formación naranja al frente de un Parlamento, en Sevilla durante la sesión constitutiva de la XI Legislatura parlamentaria. EFE/Julio Muñoz

La diputada del PSOE, Ángeles Férriz, defendía una Proposición No de Ley (PNL)  de su partido sobre el retroceso democrático que se está produciendo, a su juicio, en Andalucía desde la irrupción de Vox en la Cámara cuando dijo que este partido tenía una “ideología filofascista”. En ese momento, poco después de las siete de la tarde, se levantó un murmullo desde la bancada ultra y la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, de Ciudadanos, interrumpió a Férriz y le dijo que no podía permitir que se llamase “fascista” a nadie. Luego le rogó que lo retirara.

No era la primera bronca de la tarde. Durante el debate de la PNL, todo un torpedo del PSOE contra Vox, hubo todo tipo de líos e interrupciones, de peleas dialécticas de grueso calibre entre las bancadas de PSOE y Vox, entre las de PSOE y Ciudadanos, entre las de Adelante Andalucía y Vox…, en las que la presidenta intentó poner orden.

Bosquet, que fue elegida presidenta de la Cámara con los votos de Vox, de PP y de su propio partido, Ciudadanos, optó por el intervencionismo, ante el riesgo de que el Pleno se le fuera de las manos. Los líos llegaron a su punto álgido en el último momento, justo antes de la votación que cerraba un Pleno que se había iniciado el pasado miércoles en un ambiente bien diferente: con un acuerdo unánime para renovar la RTVA y el Consejo Audiovisual.

El PP evitó la confrontación en la tribuna, y, con una estrategia inteligente, se limitó a decir que defendía el Estatuto de Andalucía y la Constitución y se mantuvo al margen del espectáculo, aunque desde la bancada sus diputados jaleaban las diversas broncas que se fueron montando.

La moción fue finalmente rechazada con los votos de Vox, PP y Ciudadanos, que votaron gritando "noooo", y apoyada  por PSOE y Adelante Andalucía.

El diálogo

Esta es la transcripción del diálogo entre Férriz y Bosquet, que se produjo minutos antes de la votación de la PNL. 

Ángeles Férriz: “Tienen ustedes [al PP] que pagar un peaje a Vox por sobrevivir en el Gobierno. No les queda otra opción. Quiero advertirles de que la debilidad no es excusa. Son y serán los responsables de todos los retrocesos y las involuciones de nuestra comunidad. Porque miren los de Vox tienen una ideología radical filofascista y los conocemos, pero ustedes son…”

Se levanta una protesta desde la bancada ultra.

Interviene Marta Bosquet: “Señora Férriz. Yo no le puedo permitir que dentro de esta Cámara haga manifestaciones de un grupo llamándole fascista. Señoría. Señora Férriz… Yo creo que he sido bastante… Bueno”.

Se escucha a Férriz decirle a Bosquet: “Lo retiro si hay algún problema”.

Bosquet le responde: “Bueno, pues yo le rogaría que lo retirara”.

Férriz retoma: “A ver, a ver, que supone un problema que yo les diga a ustedes filofascistas, nada…”

Bosquet interrumpe: “Señoría, si hacen el favor de guardar silencio, podremos terminar, que la señora Férriz está manifestando que va a retirar el término, con lo cual por favor…”

Férriz remacha: "Sí, sí. Yo no tengo ningún problema. Me da igual, filofascistas, si les suena… orgullosos de ser herederos del franquismo, que es lo mismo. Pues eso. Ustedes son los culpables de que estos señores campen a sus anchas por Andalucía, porque ellos son los que son, pero ustedes son los que han puesto a las instituciones, a nuestra convivencia y a nuestro Estatuto a los pies de esos señores. Todas las conquistas de tanta y tanta gente se han fulminado de un plumazo por esa firma de ese pacto que no da estabilidad, lo que da el pacto son sillones, aunque eso suponga blanquear a un partido que tiene posiciones racistas, xenófobas, machistas, que quieren silenciar la memoria…"

Se levanta de nuevo un murmullo.

Interviene Bosquet: “Señora Férriz. De verdad se lo digo. Yo no puedo permitir que usted haga acusaciones a un partido político…”

Férriz: Perdone, pero perdone.

Se inicia un diálogo entre las dos, sin el micrófono, en que Férriz defiende que Vox es machista.

Bosquet: Le ha dicho xenófobo. Eso no lo puedo permitir, señora Férriz. Le he recriminado a todos los grupos y he dicho que seamos…

Férriz se permite una broma, que alude a las declaraciones : “No sé si retirar, no vaya a ser que nadie se dé de baja…”

Bosquet tercia: “Señora Férriz. No le he dado la palabra todavía. Cuando el resto guarde silencio. Le quedan 30 segundos de intervención. A ver si somos capaces de no faltarle el respeto a ningún partido político”.

Férriz suspira: “Ay, si usted fuera tan exigente con el resto de grupos como con el mío. Andalucía no se merece un Gobierno que no representa la m mayoría de la forma de ser y de pensar de andaluces y andaluzas…”

Finalmente, se votó.

Más noticias en Política y Sociedad