Público
Público

Sesión de control Casado responsabiliza al Gobierno del "golpe de Estado" y Rivera hace lo propio "si hay un muerto en Catalunya"

El líder del PP ha acusado al presidente de "ser responsable por inacción" del "golpe de Estado impune" en Catalunya. Sánchez reprocha el "tono faltón" de Casado y le pide a los partidos conservadores que no "abracen la ultraderecha".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente del PP, Pablo Casado (de espaldas), durante su su pregunta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión de control del Congreso de los Diputados. EFE/Ballesteros

Pablo Casado, líder del PP, ha advertido a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, que "hay un viento huracanado en Catalunya que pide que usted actúe y se aplique de una vez por todas el 155 para acabar con este golpe al Estado impune del que su Gobierno también es responsable por inacción". Albert Rivera, en la contrareplica al Gobierno, ha cargado contra el Ejectuivo socialista: "Si hay un muerto en Catalunya, si sucede algo en Catalunya usted será responsable de ello".

El conservador considera que la comparecencia del presidente del Gobierno en el pleno del Congreso ha sido "buenista" y "voluntarista" y ha sostenido que "quien busca el apaciguamiento al final tendrá una confrontación" y que el Ejecutivo es "cada vez más cómplice" de lo que ocurre en Catalunya.

"Y la montaña parió un ratón", ha ironizado Casado, que ha confesado esperaba "una respuesta a los desafíos en Catalunya"

"Y la montaña parió un ratón", ha ironizado Casado al inicio de su discurso y ha confesado que esperaba "una respuesta a los desafíos en Catalunya" y que al final se ha traducido, a su juicio, en "la nada, en lo que se ha convertido su gobierno, la nada, por que es rehén de aquellos que quieren romper España".

El 'popular' ha advertido al presidente del Gobierno que su "socio" Quim Torra está "apelando a la guerra civil y al derramamiento de sangre", y que el Gobierno es "responsable de lo están dejando hacer los independentistas"

Casado también le ha pedido a Sánchez que le llame por teléfono, para hablar sobre Catalunya y otros "asuntos de Estado" como Gibraltar, el Brexit o los Presupuestos Generales.

Fuentes de la dirección 'popular' acusaban este martes al socialista de no referendar con Casado, cuestiones de relevancia política relacionadas con Catalunya, "como sí hacía Rajoy". Este mañana Casado aseguraba: "No sé si ha roto relaciones o no. El 2 de agosto le dije que tenía el apoyo del PP para aplicar el 155, para hacerlo el tiempo que haga falta".

Rivera pide la aplicación del 155 por "libertad e igualdad"

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, ha pedido al Gobierno la aplicación del 155 porque, a su juicio, representa "libertad, igualdad y Constitución". Para el dirigente catalán "la solución no es otorgar más competencias a los que son desleales con el Estado" porque éstos "temen la libertad y la Constitución".

Aunque ambos líderes han pedido la aplicación del 155, el tono de Rivera ha sido más "moderado" que el de Casado. Al inicio de su intervención Rivera le ha dicho a Sánchez "yo no le voy a gritar", y al final de la misma, ha apelado a "la unión y no al enfrenamiento" aunque ha manifestado que "la España que viene se va a parecer poco a la del sanchismo".

Rivera, al igual que el líder del PP, ha pedido a Sánchez que convoque elecciones: "Pase por las urnas, no les tenga miedo" aunque "viendo lo de Andalucía entiendo su miedo", ha apostillado.

Juan Carlos Girauta, portavoz de la formación naranja, ha asegurado en los pasillos del Congreso que "el recurso no es volver a los bandos. La solución es la Constitución" y que "en tanto que no Sánchez convoque elecciones" van a apostar por la vía del 155.

Este tono de Rivera y Girauta evidencia que la derecha está dividida en tres con Vox, PP y Ciudadanos luchando por liderar el mismo espectro político, y la estrategia de Ciudadanos pasa por recuperar "la moderación" para ganarse el espacio de centro. 

Aznar, "ventrílocuo" de Casado, Rivera y Abascal

El presidente del Gobierno, en su turno de réplica, ha afeado al líder del PP el "tono faltón" que, a su juicio", no solo ha empleado durante su intervención en el Pleno, sino que utiliza desde que el PSOE llegó al Ejecutivo: "No es la primera vez, pero espero que sea la última que se dirige a este Gobierno y a este Pleno con este tono faltón que utiliza. Convierte el parlamentarismo en una suerte de sumatorio de eslóganes sin significado ni significante", ha dicho Sánchez.

Tras las intervenciones de Casado y de Rivera, el líder del Ejecutivo ha cargado duramente contra el líder de los conservadores por "echarse en manos de una escisión del PP, que es Vox", y le ha aconsejado al líder de Ciudadanos que no cometa el "error histórico" de pactar con la ultraderecha.

Sánchez ha afeado en varias ocasiones a ambos partidos su falta de "lealtad" al Gobierno y ha recordado que el PP utilizó "el terrorismo y Cataluña para desgastar a los gobiernos" socialistas. "Se puede hacer oposición al Gobierno, pero no debilitar al Estado. Cuando apela al 155 perpetuo lo hace porque no tiene un proyecto para Cataluña. Es la imagen del fracaso de su proyecto nacional".

Andalucía ha estado tan presente en el discurso del presidente como Catalunya, dos focos marcados por el ascenso de la ultraderecha, por un lado, y el problema territorial, por otro. Sánchez ha asegurado que "Rivera, Casado y Abascal tienen un mismo ventrílocuo, que es el señor Aznar", y ha reprochado al líder de Ciudadanos cuestiones como el pacto para renovar el Consejo de TV3 en Catalunya. "¿Cuando acuerda con el independentismo el Consejo de TV3 también está defendiendo el constitucionalismo?".

Más noticias en Política y Sociedad