Público
Público

Ciudadanos rebaja sus exigencias y admite que el PP puede gobernar en Andalucía

La formación naranja dice ahora que su "única línea roja" es que el PSOE ya no esté en la Junta.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas. - EFE

El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, ha rebajado las exigencias de su partido para negociar con el PP el gobierno en Andalucía. El número dos de la formación naranja ha afirmado este lunes que "la única línea roja" es que el PSOE ya no esté en la Junta y, aunque siga defendiendo a su candidato, Juan Marín, como la mejor solución, el acuerdo con el PP ya no pasa irrenunciablemente porque Marín sea el presidente andaluz, como aseguró Albert Rivera la semana pasada.  

Villegas, en una rueda de prensa en la sede de Alcalá tras la reunión de la Ejecutiva permanente, cree que el candidato del PP, Juanma Moreno Bonilla, no es la opción más adecuada ya que acabará teniendo que dar explicaciones por la corrupción de su partido con las sentencias que están por llegar y eso, en su opinión, no es la mejor situación para presidir la Junta.

Ha insistido Villegas en que "la línea roja" que marcan en estas negociaciones es "el compromiso" que tienen con los andaluces de que los socialistas no estarán en el Ejecutivo andaluz y es lo que van a cumplir, ha subrayado. Este martes en Sevilla, Villegas defenderá que Marín encabece la propuesta moderada, centrada y limpia que necesita Andalucía "y a partir de ahí "a ver cómo se desarrollan las negociaciones", ha señalado Villegas.

Durante todos estos días, Cs ha estado defendiendo que Marín era una condición en estas negociaciones con el argumento de que el partido naranja crece cada vez que se abren las urnas frente a PP y PSOE, que van perdiendo apoyos, y que no estaban dispuestos a cambiar "a los de los ERE por los de la Gürtel". También esperan que los socialistas actúen con responsabilidad y no bloqueen esta propuesta de cambio, entregando la llave "a los extremos" refiriéndose a Vox y Adelante Andalucía.

La primera reunión entre Cs y el PP se celebrará este martes en el Parlamento de Andalucía a las cuatro de la tarde y estará encabezada por Villegas y Marín, de parte de Cs, y desde el PP acudirán el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y Moreno Bonilla.

Desde el PP, la vicesecretaria de Comunicación, Marta González, ha asegurado que acudirán al inicio de las negociaciones con la idea de hablar de las medidas que se tienen que poner en marcha de forma urgente antes que del reparto de cargos al que se pueda llegar. González ha insistido en rueda de prensa en que para su partido es "absolutamente irrenunciable" que sea Juanma Moreno el candidato investido presidente, porque su formación es la que más votos ha obtenido dentro del "bloque del cambio".

En cuanto a Vox, la dirigente del PP ha reiterado que la línea roja de las negociaciones con ese partido es el "respeto absoluto a la Constitución". "Todo lo que no quepa (en la carta magna) no lo vamos a valorar", ha añadido. González ha considerado que la irrupción de la extrema derecha en el Parlamento andaluz "no es un acontecimiento excepcional" porque ha ocurrido en muchos otros países de la UE con formaciones similares.

Por su parte, el PSOE no oculta su decepción por el vertiginoso cambio que ha experimentado Ciudadanos, que ha pasado de hacer bandera de la necesaria regeneración de la democracia a no tener miramientos a la hora de aceptar los votos de una formación de ultraderecha para gobernar en Andalucía.

Según han puesto de relieve fuentes del Comité Electoral del PSOE, los socialistas no olvidan cómo Cs exigió más de 70 medidas para investir en 2015 a Susana Díaz como presidenta de la Junta, mientras que ahora su única reclamación conocida para pactar con el PP sea situar a Juan Marín en la jefatura del Gobierno autonómico.

Precisamente los pactos poselectorales en Andalucía han sido objeto de debate en la habitual reunión de los lunes del Comité Electoral del PSOE. Desde este órgano, que dirige el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, se denuncia que la política de pactos en Andalucía se decida en Madrid y en un "despacho cerrado", sin "luz ni taquígrafos", señalan fuentes del Comité asistentes a la reunión en Ferraz.

La posición oficial dentro de la dirección federal del PSOE es respaldar el intento de Díaz de liderar el proceso para garantizar un Gobierno en Andalucía donde no tenga cabida la extrema derecha que representa Vox. Sin embargo, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, da por descontado un pacto de derechas, como comentó a los periodistas en conversación informal en el acto por el Día de la Constitución.

Más noticias en Política y Sociedad