Público
Público

Cloacas del Interior El juez García Castellón rechaza los argumentos de Fernández Díaz y reitera que hay indicios que le incriminan

Ratifica la condición de investigado del exministro del Interior en la causa por el espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas.

El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz | EFE/ Archivo
El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una imagen de archivo. / EFE

público / agencias

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha rechazado el recurso de reforma que presentó el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz para evitar su citación como investigado en la causa por el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas, conocida como operación Kitchen. La comparecencia está fijada para el próximo 30 de octubre a las 10.00.

En su auto —al que ha tenido acceso Público—,  el magistrado mantiene que existen indicios que claramente le incriminan y "no en su mera condición de ministro en el momento de materializarse la operación investigada, pese a que los indicios apuntan a que el Ministerio del Interior fue el centro desde el que se desarrolló la misma".

Por lo que respecta a los mensajes vía SMS con su número 2, Francisco Martínez, el auto dado a conocer este viernes señala que las afirmaciones expuestas por el recurrente no desvirtúan su valor, "desde la provisionalidad del momento inicial en el que se encuentra la causa", para justificar su declaración como investigado.

"Su citación como investigado se basa en indicios que claramente le incriminan, y no en su mera condición de ministro en el momento de materializarse la operación investigada, pese a que los indicios apuntan a que el Ministerio del Interior fue el centro desde el que se desarrolló la misma", se afirma en el auto. 

En su recurso, la defensa de Fernández Díaz consideraba que su imputación está basada en meras sospechas y conjeturas y cuestiona la autenticidad de los mensajes de texto SMS que se le atribuyen con el que fuera secretario de Estado de Seguridad. Según su recurso, esos mensajes, ni se enviaron ni se recibieron.

Por el contrario, la Fiscalía se opuso al recurso y sostuvo que existen indicios bastantes para sostener la participación de Fernández Díaz en los hechos que se investigan y apunta que desde la provisionalidad de este momento inicial, sí existen indicios de que la comunicación del secretario de Estado fue con el entonces ministro. Para el Ministerio Público, no existe elemento alguno que permita pensar que el secretario de Estado tuviera intención de incriminar al recurrente de forma falsa o injustificada, en un momento en el que no estaba formalmente investigado.

En el escrito de los fiscales de la operación Kitchen, se desprende que la cúpula de Fernández Díaz montó —al menos entre 2013 y 2015— un entramado que propició el saqueo de fondos reservados para lucro personal. 

Más noticias de Política y Sociedad