Público
Público

CONFERENCIA EPISCOPAL Los obispos advierten que juzgarán el pacto de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos "por sus actos"

Coincidiendo con la inauguración de la asamblea plenaria, los máximos responsables de la Conferencia Episcopal apelaron al espíritu de la transición como garante de la “concordia” y la “unidad”.

Publicidad
Media: 2.42
Votos: 12

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez (c-i) y el cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro (c-d) inauguran la asamblea plenaria de los obispos que se celebra en Madrid. EFE/Víctor Lerena

“Por sus frutos los conoceréis”. La frase bíblica resume la opinión que la Conferencia Episcopal Española (CEE) tiene sobre el posible Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, el primero desde la República. “Los españoles han votado, los partidos políticos están llamados a llegar a acuerdos y, si hay acuerdos que consigan una propuesta mayoritaria de sacar un gobierno adelante, juzgaremos todos a ese gobierno por los hechos”, ha dicho este lunes el portavoz de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello.

El religioso lanzó este mensaje en el marco de la CXIV Asamblea Plenaria de los obispos españoles, que se celebra esta semana en Madrid. Tanto Argüello como el presidente de la CEE, Ricardo Blázquez, han querido incidir sobre un aspecto: el respeto a la Constitución. “Se trata de conjugar a muchos partidos políticos seguramente para lograr conformar un gobierno, en este caso, poner el acento en un respeto a la Constitución que supone un respeto a la libertad religiosa, de conciencia y al bien común”, dijo Argüello.

Por su parte, Blázquez aprovechó el discurso inaugural del encuentro de obispos para señalar –sin dar nombres ni apellidos– que “en los últimos días personas con responsabilidades políticas han emitido opiniones sobre nuestra situación; unas claras que tranquilizan, otras bastante oscuras que dejan perplejidad y otras de carácter reivindicativo que crean sobresaltos”, dijo sin dar más pistas.

“No es exagerado decir que probablemente una cierta confusión nos envuelve –continúó–; como estas manifestaciones que se han ido sucediendo rozan con frecuencia aspectos fundamentales de la Constitución aprobada el año 1978, la inquietud afecta más hondamente a nuestra convivencia”.

A su juicio, “los españoles hicimos una Transición de un régimen a otro y de una norma fundamental a otra, en un horizonte de futuro que se divisaba lleno de incertidumbres. “Muchos factores hicieron posible la concordia que por una parte expresa nuestra Constitución y por otra desea garantizarla”, añadió.

"Tentación del caos"

Blázquez afirmó que la aprobación de la Constitución en 1978 “despejó el horizonte” y gracias a ella “fue posible la reconciliación y la concordia”. “La Constitución fue una meta alcanzada por todos; y lo gozosamente conseguido fue origen y guía para un camino abierto. Sería preocupante desconocer y minusvalorar este hito fundamental de nuestra historia contemporánea”, apuntó.

En ese contexto, el obispo indicó que la Carta Magna “no tiene fecha de caducidad ni está limitada a algunas generaciones” e incluso “está abierta a posibles reformas para las cuales la misma Constitución ha indicado el procedimiento”. En cualquier caso, añadió que “el éxito de la Transición con el fruto de la Constitución fue motivo de serenidad que no puede ser cuestionado rompiendo el acuerdo con el que fue aprobado”.

Para el purpurado, “la concordia de todos dentro de las legítimas diversidades es un bien inestimable”. Por ello, imploró que “la tentación del caos no prevalezca nunca sobre la unidad asegurada por la Constitución”.

Más noticias en Política y Sociedad