Público
Público

Elecciones 10-N El Congreso y el Senado que salgan de las elecciones se constituirán el 3 de diciembre

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica el decreto de convocatoria electoral que oficializa la disolución de las Cortes Generales al agotarse este lunes el plazo para investir a un presidente del Gobierno.

Meritxell Batet fue elegida como presidenta del Congreso en la anterior sesión de constitución de las Cortes - EFE

El Congreso y el Senado que salgan de las elecciones del 10 de noviembre se constituirán el martes 3 de diciembre. Así lo recoge el Real Decreto de convocatoria electoral publicado este martes en el Boletín Oficial del Estado, que disuelve oficialmente las dos Cámaras y pone en marcha el reloj hacia las elecciones. 

Este lunes finalizaba el plazo para designar a un presidente del Gobierno que se abrió tras la primera votación fallida de investidura protagonizada por Pedro Sánchez en julio. El artículo 99.5 de la Constitución establece que, al no ser investido ningún candidato en el plazo de dos meses desde la primera votación de investidura, se convocarán automáticamente las elecciones.

El decreto recoge también aquellas disposiciones que se fijan en la reforma de la ley electoral que se llevó a cabo en 2016 y que establece, entre otras cuestiones, que la campaña durará ocho días en vez de 15 o que los partidos recibirán un 30% menos de subvenciones y tendrán un techo de gasto limitado al 50% respecto a los anteriores comicios.

La campaña electoral arrancará el  viernes 1 de noviembre y finalizará el viernes ocho. La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, se ha reunido este martes con el rey en el Palacio de la Zarzuela para acordar el refrendo del decreto de convocatoria electoral y disolución de las Cortes.

Batet ha anunciado en este sentido que no habrá cambios en lo que se refiere al número de diputados a elegir en cada circunscripción. La tercera autoridad del Estado ha hecho un balance del trabajo realizado en la Cámara durante la legislatura, destacando, entre otras cuestiones, que es la primera vez que se efectúa un control de la Cámara Baja a un Gobierno en funciones, tanto a través de preguntas (orales y escritas), como en sesiones de control y comparecencias en comisiones parlamentarias.

La presidenta del Congreso ha asumido, sin embargo, que la corta duración de la legislatura y la repetición electoral dejan "desengaño y frustración" entre los ciudadanos, "que hubieran preferido que la legislatura caminara y que hubiera presidente del Gobierno". Para Batet, la mejor solución ante el bloqueo político es la de que los ciudadanos "se vuelvan a expresar en las urnas. Esperemos que unas nuevas mayorías en el Congreso sean capaces de formar Gobierno".

La indemnización a los diputados "está justificada"

También se ha pronunciado la presidenta de la Cámara Baja sobre las más de 600.000 firmas presentadas por los ciudadanos (a través de una iniciativa en Change.org) que piden que los diputados no reciban la denominada indemnización de transición, destinada a cubrir a sus señorías en los periodos entre disolución y constitución de las Cortes, que en esta ocasión puede ascender hasta los 7.200 euros".

"Respeto las firmas y a los impulsores de la iniciativa. (La indemnización) es una medida justificada que existe desde 2006. No es nuevo. Esta decisión se toma por unanimidad en la Mesa. Tiene su justificación en la carrera profesional, laboral y de Seguridad Social de las personas que deciden involucrarse en política. Tiene sentido para las empresas y las administraciones públicas de donde vienen estas personas. Si queremos que aporten lo mejor de ellos mismos a la vida pública creo que es bueno que se faciliten estas transiciones", ha defendido.