Público
Público

PGE Cs seguirá negociando los Presupuestos con el Gobierno pese al preacuerdo de ERC

"¿Cree que me ha sorprendido lo que ha dicho Rufián y Bildu?" ha señalado el portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, en rueda de prensa en el Congreso. "Vamos a estar en esta pelea todo lo que haga falta", ha continuado

La líder de Cs, Inés Arrimadas (i), y el portavoz adjunto, Edmundo Bal. (EFE
La líder de Cs, Inés Arrimadas (i), y el portavoz adjunto, Edmundo Bal. EFE

marta monforte

Ciudadanos no se borra de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con el Ejecutivo, pese al reciente anuncio de preacuerdo de Esquerra Republicana. "El 'sí' o el 'no' a los PGE tendrá que manifestarse el jueves de la semana que viene. Todavía queda muchísimo que negociar", ha señalado el portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal. El diputado naranja ha manifestado su deseo de que el preacuerdo con los nacionalistas catalanes "no se consume" pero ha insistido en que "hay tiempo de sobra para seguir negociando". "Nosotros queremos negociar hasta el final", han sido sus palabras. 

"¿Cree que me ha sorprendido lo que ha dicho Rufián y Bildu?" ha preguntado retóricamente Bal en rueda de prensa en el Congreso. "Vamos a estar en esta pelea todo lo que haga falta", ha continuado. A su juicio, la única formación que ha conseguido un acuerdo con el Ejecutivo ha sido Cs al pactar una enmienda transaccional a propósito de la tarjeta sanitaria única. Bal también ha presumido de que 260  de las enmiendas parciales que ha presentado su formación "sigan vivas" y no hayan sido vetadas por el Gobierno.

Como parte de su estrategia centrista, Cs quiere demostrar que es un partido capaz de pactar a ambos lados y por eso Inés Arrimadas lleva meses ofreciendo los 10 votos de Cs para aprobar los PGE. Eso sí, los naranjas siempre destacan que el presidente Pedro Sánchez debe elegir entre Cs o los grupos independentistas. "Las dos vías son incompatibles, es imposible una foto final en la que este Cs, ERC y Bildu", ha vuelto a repetir este martes el portavoz.

"Es para mí un motivo de alegría decir que las principales líneas naranjas que poníamos como condición para mantener la negociación con el Gobierno siguen a la siguiente fase", ha considerado Bal. Una parte socialista del Gobierno de coalición ve en los de Arrimadas una oportunidad para ampliar sus opciones políticas y parlamentarias durante la tramitación presupuestaria, la legislatura e, incluso, más allá del ciclo político iniciado el 10 de noviembre de 2019

Sin embargo, la posición de los socialistas choca frontalmente con la de Unidas Podemos. Los de Pablo Iglesias, junto a las formaciones del bloque de la investidura, no ocultan su malestar por el papel protagonista que se le está dando a Ciudadanos en la negociación presupuestaria; sobre todo, cuando ya se contaba con que los naranjas no podrían ser demasiado influyentes durante la legislatura al tener solo 10 escaños.

Más noticias de Política y Sociedad