Público
Público

Crisis Cs Cuatro diputados de Cs en València dejan el partido y abandonan el grupo

'Público' ha hablado con Cristina Gabarda, una de las diputadas que abandonan Cs para pasarse al grupo de no adscritos. Afirma que está "muy decepcionada" con Inés Arrimadas y que, "de momento", no se va a unir al PP.

La diputada de Ciudadanos en Les Corts, Cristina Gabarda.
La diputada de Cs en Las Cortes, Cristina Gabarda. Ciudadanos.

Cristina Gabarda es una de las cuatro diputadas del grupo Ciudadanos en Las Cortes Valencianas que este viernes han solicitado su baja en el partido. A ella se le suman Jesús Salmarón, Susi Sanchis y José Antonio Martínez. Los cuatro parlamentarios han comunicado que abandonan el grupo parlamentario pero que no renunciarán al acta. En conversación con Público, Gabarda denuncia una "persecución" por parte del secretario de acción institucional, Jesús Gimeno, hacia algunos diputados 'naranjas', mediante "presiones y coacciones". "Él es que hace y deshace en el grupo", argumenta.

La diputada castellonense afirma que tomó la decisión después de que uno de sus compañeros "cometiera un error" en la votación del pleno del jueves y desde la dirección amenazaran con un expediente de expulsión. En ese sentido, reconoce estar muy "decepcionada" con el liderazgo de Inés Arrimadas y critica "la bunkerización" del partido. "Se han vendido, han dejado de luchar por sus intereses", lamenta.

Gabarda se reafirma en la decisión de conservar el escaño: "Me quedaré en el grupo de no adscritos, no voy a dejar de luchar por nuestras convicciones, el programa del partido también es nuestro", afirma. Y también asegura que, "de momento", no se van a ir al Partido Popular "ni a ningún otro". Asimismo, augura más marchas dentro de Ciudadanos. "El grupo está dividido", expone.

Ciudadanos pierde de esta forma a 4 de los 18 diputados que conforman su grupo parlamentario en Las Cortes (el tercero más numeroso de la Cámara autonómica y el segundo de la oposición), quienes justifican su baja del partido en que, con la nueva dirección, Cs ha ido abandonando los principios liberales que les llevaron a sumarse al proyecto.

"No nos sumamos al partido para ir de la mano de Sánchez y de toda su tropa, que quiere destruir España y la Comunitat Valenciana", afirman en su carta, en la que critican el "giro ideológico de Cs para seguir siendo una muleta del sanchismo".

Destacan que se presentaron ante todos los valencianos "diciendo no al sanchismo, al populismo y al nacionalismo", y que no pueden estar en un partido político que es "capaz de gobernar y apoyar las políticas de aquellos que están en las antípodas" de sus valores: "No podemos ser cómplices del engaño a nuestros votantes", afirman.

Lamentan asimismo que a la deriva política de Cs se sume "la falta de autocrítica", y que los mismos dirigentes que llevaron a que el partido "perdiese el 90 % de sus votos en Cataluña" o a desaparecer en Madrid "siguen agarrándose a la silla sin asumir ninguna responsabilidad".

También acusan a la dirección nacional de mantener a los mismos dirigentes autonómicos de la Comunitat Valenciana, que se caracterizan "por su falta de gestión y por perseguir internamente a aquellos que no pensamos como ellos".

"No podemos compartir, ni podemos defender, la deriva, ni las decisiones que se toman, en las que se han vendido valores fundacionales", indican los cuatro parlamentarios, para quienes la falta de asunción de responsabilidades tras las elecciones catalanas y la "vergonzosa" moción de censura de Murcia son ejemplo de la "pérdida de valores" de quienes dirigen la formación.

Más noticias