Público
Público

Elecciones 10-N "Más País, Cs de izquierdas" y "derechización de Sánchez": las bazas con las que Podemos cree que se hará con la izquierda

El partido morado cree que Más País no le robará muchos votos, aunque todavía no calculan cómo se traducirá esto en escaños por la Ley D'Hont. Durante la campaña defenderán que Iglesias es el único líder capaz de enfrentarse al poder. 

Íñigo Errejón, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez en el Congreso en 2016. / EFE

Los dirigentes de Podemos transmiten tranquilidad ante el 10-N. No dan demasiadas vueltas al nuevo escenario electoral ni han hecho cambios en las listas para afianzar algunos de los diputados de la dirección. Llegan a la cita con sinceridad y ya con las cartas sobre la mesa porque no se esperan sorpresas a lo largo de la campaña. Quieren hablar "de una vez" del programa y de las medidas, explicar todo lo que puedan las negociaciones fallidas "por culpa del PSOE" y mostrar a Pablo Iglesias como el único líder dispuesto a enfrentarse al poder. 

Es la misma línea que se utilizó el 28-A y que este sábado han lanzado en la precampaña, pero cobra ahora más importancia después de que varios excompañeros de partido vuelvan a la política estatal con Más País. En Podemos hay quienes acusan a Íñigo Errejón de ser una "muletilla" del PSOE y no creen que les vaya a arrebatar muchos votos por la izquierda. Ven en Errejón una especie de "Ciudadanos de izquierdas que tiene el apoyo de los medios de comunicación", según apunta un dirigente a Público.  

Tampoco creen que Errejón aborde temas como el impuesto a la banca o ponga frenos a los privilegios de las eléctricas. Por esto utilizarán estas medidas para defender a Podemos como el único partido que puede hacer un cambio real y que garantiza que se hagan recortes "por arriba" y no "por abajo", como haría el PSOE ante una crisis económica. El líder de Más País, definido por otra dirigente como "el mirlo blanco del PSOE", no creen que consiguiera un cambio de esta situación. 

El punto con el que juegan a favor en este campaña para sumar por la izquierda es la derechización de Pedro Sánchez con Catalunya. El partido cree que las últimas declaraciones del presidente en funciones, en las que ha llegado a amenazar con la aplicación del 155, suponen un giro que les deja más espacio. De hecho, la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, consideró el viernes que esta actitud tiene más que ver con un interés electoral por captar los votos de Cs.

Podemos confía en que la sentencia del procés y su posición ante el conflicto territorial no les perjudique

Pese a esto, Podemos reconoce que el camino que hay hasta el 10-N es complicado. Confían en que la sentencia del procés perjudique más a otros partidos que a ellos, pero la realidad es que la posición sobre Catalunya nunca les ha favorecido. El partido morado insiste en pedir una solución dialogada al conflicto territorial, pero es una posición que siempre ha costado explicar. 

Respecto a la sentencia no son tan negativos sobre la resolución final. "No tengo tan claro que lo que vaya a ocurrir es que se produzca una sentencia durísima y aplicación del 155. Creo que el Gobierno de la Generalitat ha descartado, aunque no lo puedan reconocer públicamente, medidas unilaterales pase lo que pase con la sentencia. Y respecto a al fallo del Supremo, ¿y si la sentencia produce excarcelaciones?, ¿si la condena es por rebelión en grado de tentativa y eso implica que buena parte de los presos salen a la calle? Entonces, a lo mejor, los que provocan disturbios son la derecha y hay que tomar otro tipo de medidas", explicó Pablo Iglesias durante una entrevista en este medio

El otro punto que intentan enfriar desde el partido es la fuga de cargos de Podemos a Más País. Desde la formación apuntan que sólo dos dirigentes que seguían en la actualidad con ellos se han ido con Errejón; la dirección en Murcia y la senadora de Adelante Andalucía, Esperanza Gómez. Sin embargo, el goteo de afines y dirigentes que fueron pesos pesados como Carolina Bescansa ha continuado a lo largo del fin de semana. "Estamos ante unas elecciones en las que vamos a medir ese apoyo", sentencian desde la dirección.