Público
Público

Elecciones andaluzas 2018 Blas Piñar, el precedente de la extrema derecha con presencia parlamentaria

La entrada de Vox al Parlamento andaluz representa la vuelta de la extrema derecha a un Parlamento. La única vez que tuvo representación fue en las elecciones generales de 1979 con la entrada de la Unión Nacional de Blas Piñar al Congreso.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

El ultraderechista Blas Piñar en un homenaje a Franco en 2007/ EFE 

Andalucía se ha convertido en el escenario de la vuelta de la extrema derecha a un Parlamento en España. Fueron varias las encuestas que vaticinaron que Vox tendría representación tras las elecciones autonómicas celebradas este domingo, donde la formación de Santiago Abascal ha conseguido casi 400.000 votos.

Aunque España es uno de los países europeos en los que en los últimos años la ultraderecha no ha logrado obtener representación institucional, también existen precedentes en este sentido; uno concreto, con nombres y apellidos: Blas Piñar. El que fuera fundador de Fuerza Nueva, obtuvo un escaño por Madrid y logró ser diputado en las elecciones generales de 1979, cargo que ocupó hasta 1982.

Lo hizo de la mano de Unión Nacional, coalición formada por los partidos de Falange Española de las JONS, Fuerza Nueva, Círculos Doctrinales José Antonio, Comunión Tradicionalista, Asociación de Jóvenes Tradicionalistas y Confederación Nacional de Excombatientes, formaciones que aglutinaban a los defensores del franquismo. El de Piñar fue el único escaño que obtuvo la coalición, que ese año alcanzó los casi 400.000 votos.

Asiduo a los homenajes a Franco

Piñar fue uno de los líderes históricos de la extrema derecha en la historia reciente. Procurador en las cortes franquistas, llegó a ser consejero Nacional del Movimiento. Tras la muerte de Franco y el final de la dictadura, fue uno de los dirigentes políticos más asiduos a los homenajes al dictador. También fue uno de los mayores opositores al Estado de las autonomías y firmó en 1981 el denominado “Manifiesto de los 100” para respaldar a los golpistas del 23-F.

Tras su irrupción en el Congreso, ni Fuerza Nueva ni su líder volvieron a obtener ningún cargo electo en ninguna institución, aunque lo intentaron en varias ocasiones. La última fue en 2011, cuando, a los 92 años, fue el último candidato de la lista presentada por la ultraderechista Alternativa Española para el Ayuntamiento de Toledo. Murió en enero de 2014.

Casi 40 años después de que Piñar entrase al Congreso de los Diputados, el Parlamento andaluz se ha convertido en otra institución democrática en la que la extrema derecha tiene representación, esta vez de la mano de Vox.

Más noticias en Política y Sociedad