Público
Público

Elecciones catalanas 2020 El PP ya presiona a Ciudadanos para cerrar una alianza en Catalunya

En la dirección de Cs no dan por hecho que este acuerdo se vaya a materializar y decidirán en función de las encuestas. Los de Arrimadas sopesan concurrir junto al PP de cara a las elecciones solo en algunas provincias como Lleida o Girona.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. - EFE
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. - EFE

marta monforte

El próximo domingo 12 de julio será el primer test para la coalición entre PP y Ciudadanos. Ambas formaciones se presentan conjuntamente en Euskadi, aunque las perspectivas no son demasiado halagüeñas. Según las estimaciones del gabinete demoscópico Key Data en su nueva oleada del Observatorio Continuo para Público el PP perdería el 27% de sus votantes y tres de los nueve escaños que obtuvo por su cuenta en 2016 de la mano del exministro Alfonso Alonso, ahora ya fuera de la política.

El líder del PP, Pablo Casado, decidió sacrificar a Alonso —disconforme con el reparto de puestos en las listas, que beneficiaba claramente a Cs, sin apenas presencia en la región— con el objetivo de unir a las dos formaciones en una misma papeleta. La dirección popular insistía en que se trataba de una estrategia a largo plazo con un objetivo muy claro: 'refundar' la derecha entorno a un "mismo proyecto" a nivel nacional.

Según ha podido saber Público, desde el PP ya están presionando a Cs para cerrar otro acuerdo similar de cara a las elecciones en Catalunya. Una alianza que ofreció la actual líder de Cs, Inés Arrimadas, y ratificó la dirección del partido el pasado mes de febrero. Sin embargo, ambas formaciones decidieron esperar al resultado de las elecciones en Euskadi antes de tomar una decisión.

Entre medias, llegó la pandemia del covid-19 a España, y Cs se abrió a pactar con el Ejecutivo, en un intento de "volver a la centralidad" del tablero y enmendando así el veto que el expresidente de Cs, Albert Rivera, impulsó hacia el PSOE para tratar de disputarle al PP el liderazgo de la derecha. Estos movimientos de Cs no han sido bien recibidos en el PP, ya que dificultan el plan trazado por Casado de formar una coalición a nivel nacional, si bien la mayor parte de sus dirigentes —a excepción de la portavoz popular Cayetana Álvarez de Toledo— trata de evitar la crítica pública hacia sus socios.

Las fuentes consultadas por este diario señalan que un mal resultado este domingo puede enfriar la alianza conjunta en Catalunya, donde está previsto que se celebren elecciones tras el anuncio del president de la Generalitat, Quim Torra, el pasado mes de enero, aunque todavía no se les ha puesto fecha. El PP insistirá pase lo que pase. "Casado lo está deseando. Catalunya siempre es un terreno complicado para nosotros", afirman fuentes populares.

En Cs sopesan concurrir con el PP solo en algunas provincias

En la dirección de Ciudadanos no dan por hecho que este acuerdo se vaya a materializar y decidirán en función de las encuestas. Los de Arrimadas todavía son el primer de la Cámara tras conseguir un millón de votos en las elecciones de 2017, lo que les catapultó hasta los 36 escaños. Según una encuesta del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) —el denominado CIS catalán— publicada en marzo, Cs caería a la cuarta plaza con una horquilla de entre 14 y 16 diputados.

En Cs sopesan varios escenarios respecto a su alianza con el PP: presentarse juntos del mismo modo que en Euskadi, ir por separado como en Galicia tras el rechazo del presidente de la Xunta y candidato popular, Alberto Nuñez Feijóo, a la coalición, o concurrir junto al PP solo en algunas provincias como Lleida o Girona, donde los naranjas suelen obtener peores resultados.

Pese a que Cs cuenta con una posición de clara superioridad sobre el PP, que actualmente tiene cuatro escaños en el Parlament, el resultado que obtuvo la formación en las generales del 10-N, le resta poder negociador. Entonces los naranjas fueron la octava —y última— fuerza más votada en Catalunya con representación, por detrás del PP y de Vox. Cada formación obtuvo dos escaños.

El PP aceptará la candidatura que proponga Cs

Fuentes del PP catalán aseguran a este diario que aceptarán la candidatura que proponga Ciudadanos. Salvo cambios de última hora, será Lorena Roldán, miembro de la actual dirección y portavoz tanto en el Parlament catalán como en el Senado. La senadora ganó las primarias del partido naranja con el 86,6 % de los votos (993 sufragios) a finales de julio de 2019.

07/10/2019.- La líder y portavoz grupo parlamentario de Ciudadanos, Lorena Roldán, durante su intervención hoy en el debate de la moción de censura impulsada por Ciudadanos contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra. EFE/ Quique Garcia

Al poco de anunciarse la convocatoria electoral, desde el PP reconocían que no veían como una líder de consenso a Lorena Roldán, aunque ahora insisten en que aceptarán lo que los naranjas propongan "a no ser que sea inasumible para nosotros", especifican. "Al igual que ellos hicieron en Euskadi aceptando a Carlos Iturgaiz, aquí lidera Cs".

Sin embargo, y pese a que Roldán es la ganadora por primarias, algunos miembros de la actual dirección de Cs dudan de su idoneidad. Otro de los nombres que suena con fuerza desde hace meses es el de Nacho Martín Blanco, el fichaje estrella de Arrimadas para las elecciones de 2017.

Más noticias de Política y Sociedad