Público
Público

Entrevista al exgerente de la EMT "Han manipulado los datos de Madrid Central para sacar réditos electorales"

Álvaro Fernández Heredia, exgerente de la EMT cesado este lunes por el nuevo Gobierno de Madrid, habla con Público sobre Madrid Central y sobre su gestión al frente de la institución madrileña de transportes.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 8

Álvaro Ferández Heredia, gerente de la EMT durante el mandato de Manuela Carmena./ Ayuntamiento de Madrid (Archivo)

La legislatura de Manuela Carmena estuvo marcada por un fuerte cambio en las políticas de medio ambiente y movilidad de Madrid. Si bien es cierto, que Inés Sabanés fue la cara visible de estas políticas, detrás de la modernización del sistema de transportes madrileño estaba la figura de Álvaro Fernández Heredia, gerente de la Empresa Municipal de Transporte (EMT). No obstante, su gestión no ha sido un aval suficiente para el nuevo Ejecutivo de PP y Ciudadanos que –tratando de borrar del mapa las políticas del anterior Gobierno– ha decidido cesarle de su cargo este mismo lunes. "Ahora me tomaré un descanso y volveré a mi sitio, que es la Universidad", explica a Público.

Su salida de la EMT llega unos días después de que la Justicia paralizase de manera cautelar la moratoria de las multas aprobada por el Gobierno conservador de la capital. Para Fernández Heredia, la actuación de PP y Ciudadanos no tiene explicaciones técnicas. Su interés en acabar con la medida anticontaminación de Manuela Carmena se ha sustentado básicamente en "un factor ideológico", opina. "Han cogido algo que podía ser molesto para cierta gente, han manipulado los datos y el objetivo que tenía Madrid Central para sacar réditos electorales", añade.

En ese sentido, el exgerente de la EMT pone el foco en el contraste que hay entre de los resultados de Madrid Central para mejorar la calidad del aire y la "política espectáculo" que el nuevo Ejecutivo ha emprendido desde que llegó al poder. "Todos los informes dicen que la calidad del aire ha mejorado, que el tráfico ha mejorado, que el ruido, también importante, ha disminuido", señala apoyándose en los datos que revelan que la zona de bajas emisiones dejó los mejores resultados de contaminación de la historia durante el segundo  trimestre de 2019.

La moratoria de las multas, que ha estado en vigor tan sólo una semana, es un claro ejemplo de lo que puede suponer para el buen funcionamiento del transporte público madrileño. Tanto es así, que Heredia revela que "el día que entró en vigor" –el pasado lunes 1 de julio– la regularidad de los autobuses se vio alterada para retornar a los niveles previos a la puesta en marcha de Madrid Central.  "Eso a pesar de que, de manera arbitraria, se metieron refuerzos en las líneas de autobuses que no sirvió de nada", expone. Tanto es así, que los autobuses se demoraron un 3,88% en los accesos a la zona de bajas emisiones de la capital.

Por contra, el gestor de la EMT explica que "la entrada en vigor de Madrid Central, de un día para otro, significó una mejoría de la regularidad muy importante, que es como decir que hay una mejora en el servicio". "Es decir, con los mismos recursos mejoras las frecuencias", añade.

Un vacío de poder

El cese de Fernández Heredia corre a cuenta del PP, que se hizo con el control de la Delegación de Medio Ambiente y Movilidad, hasta entonces dirigida por Inés Sabanés. Sin embargo, su salida podría dejar un "vacío de poder" en la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ya que no hay previsto un nombramiento inmediato. Algunos medios de comunicación señalan que este puesto podría ser un elemento de negociación importante para que Vox logre alcanzar puestos de gestión. Si esto ocurre, si la institución se convierte una moneda de cambio más, "sería una gran falta de respeto", opina el exdirigente.

La mejora de las condiciones laborales de la plantilla –que supone "una mejor calidad del servicio"–, la introducción de Bicimad, Teleférico o Grúas dentro de la EMT y la reducción de la deuda de la empresa son algunos de los éxitos a los que se acoge el técnico para justificar su modelo de gestión. "Espero que haya una política continuista en lo que se refiere a EMT. Si no, tendrán que explicar muy bien por qué no se sigue con este modelo de gestión, que ha demostrado una mejoría", argumenta.

"Me costaría creer que no haya una gestión continuista en la Empresa Municipal de Transportes, significaría querer volver al pasado", insiste, para hacer hincapié en la evolución que ha tomado la institución desde que entró en la gerencia. En su balance de gestión, resalta el cambio de la EMT, que se ha adaptado la "idea de movilidad del futuro" basada en la combinación de múltiples medios de transporte. "Si hay ciertas cosas que están bien hechas, reconocidas de manera internacional, y alguien las revierte por el simple hecho de que las han hecho otros, estaríamos ante un sinónimo o definición de sectarismo", expone, después de dudar sobre los cambios que se puedan llevar a cabo desde el nuevo Ejecutivo conservador. 

Para Fernández Heredia, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, las comparaciones con otros modelos de ciudad son difíciles, ya que cada una tiene "su propia impronta". Sin embargo, reconoce que se quisieron fijar en gestiones, como Transport For London, en las que "el servicio municipal de transportes no estuviera politizado". Aunque reitera que "Madrid tiene su propio modelo", establece ciertas similitudes en la amplia oferta de vehículos públicos de la ciudad de París. "En el caso de la EMT es, sin duda a nivel mundial, el primer multioperador en superficie", argumenta, en relación a las alternativas de movilidad ofertadas desde la empresa pública.


Más noticias en Política y Sociedad