Público
Público

Entrevista a Paloma Morales La primera subinspectora de la Policía de Madrid: "Cuando llegué en 1980 había puestos sin vestuario femenino"

Paloma Morales es la primera mujer que asciende a subinspectora en 175 años de historia de la Policía Municipal. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Paloma Morales es la primera mujer subinspectora en 175 años de historia de la Policía de Madrid.- POLICÍA MUNICIPAL

Paloma Morales se ha convertido en la primera mujer subinspectora en 175 años de historia de la Policía Municipal de Madrid que consigue acceder a su plaza a través de una oposición. Estará al frente de la Subinspección de análisis de estratégico y desarrollo, y su objetivo será, según cuenta, analizar los recursos disponibles el Cuerpo y las demandas de los ciudadanos con el fin de poder emplear dichos recursos, siempre limitados, de la mejor manera posible para los ciudadanos.

Hasta la fecha, tres mujeres habían llegado a lo alto de la cúspide de la jerarquía municipal a través de procedimientos de promoción interna. Sus nombres son Teresa Gil, María Dolores Dodero y Rosa María García Durán. Ahora, Teresa Morales se convierte en la primera mujer que consigue acceder a su plaza a través de un concurso-oposición. 

La flamante subinspectora ingresó en la Policía Municipal de Madrid en 1980, hace ahora casi 38 años. En esta entrevista analiza cómo ha cambiado el Cuerpo en estos años, pero sobre todo, explica las líneas a atacar para seguir reduciendo una desigualdad que no ha desaparecido aún, ya que las mujeres representan sólo el 6,66% de los mandos de la escala ejecutiva que son de promoción interna.

"Creo que el factor que más influye es la dificultad para conciliar la vida laboral y profesional y hemos puesto en marcha un plan", afirma Morales, que tiene claro que su ascenso a Subinspectora no puede ser una anomalía y que, muy al contrario, debe ser la primera de muchas. 

Es usted la primera primera mujer subinspectora de la Policía municipal de Madrid en 175 años de historia, que se dice pronto. ¿Cómo se siente hoy?

Es un día muy especial, claro, en el que ves la recompensa al esfuerzo de muchos años. Entré en la Policía Municipal en 1980, hace ya casi 38 años, y llevo 16 años de oficial. Y ahora tras muchos problemas con la oposición concurso paso ahora a ser subinspector y tengo el honor de ser la primera mujer en ocupar este puesto en la Policía Municipal de Madrid. No ha sido nada fácil llegar hasta aquí. 

Después podemos hablar de la polémica que hubo alrededor de su promoción pero, antes, me gustaría que echara la vista atrás. ¿Cómo era esa Policía a la que usted entró en 1980?

Uf. Han cambiado tantas cosas. Por ejemplo, cuando yo entré los hombres y las mujeres teníamos uniformes diferentes. Quise acceder al Escuadrón de Caballería y no había ni vestuario femenino ni servicios femeninos. Y, por supuesto, ni a mí ni a otras compañeras nos admitieron en el Escuadrón ya que no había infraestructuras para nosotras. Recuerdo también que las pocas mujeres que había cuando yo entré me contaban que antes de mi promoción tenían que dar de mamar al niño en la calle en una portería. Solamente tenían 15 días de baja. Afortunadamente, ha cambiado mucho todo eso.

"Las pocas mujeres que había cuando yo entré me contaban que antes de mi promoción tenían que dar de mamar al niño en la calle en una portería"

Ha habido cambios pero los números siguen siendo preocupantes. Sólo el 20% de los aspirantes a Policía Municipal son mujeres. 

Sí. El 50% de la población somos mujeres, pero sólo alrededor del 20% de los aspirantes son mujeres. Es decir, ahora mismo el Cuerpo de Policía Municipal no es atractivo para las mujeres y estamos mirando cómo podemos hacerlo más atractivo sobre todo a través de la interlocutora de Igualdad, un puesto que hemos creado y que también trabaja con nosotros para que tengamos un lenguaje inclusivo. Queremos estar en todos los sitios.

Igual de preocupante, o más, es el dato de que solo el 6,6% de los mandos de la escala ejecutiva que son de promoción interna están ocupados por mujeres. ¿Cómo se explica este dato?

Nosotros ahora mismo tenemos un 12% de mujeres en plantilla en la escala ejecutiva, es decir, a nivel policía de base. Según vamos avanzando en la escala, ese porcentaje se va reduciendo hasta el punto de que solo hay un 3% de mujeres suboficiales.

Creo que el factor que más influye es la dificultad para conciliar la vida laboral y profesional. Cuando un agente se presenta para ascender a cabo, por ejemplo, sufre muchos cambios de turno y de destino que hacen imposible la conciliación de la vida laboral y profesional. Por eso muchas agentes han optado por no presentarse a la promoción interna ya que los cambios permanentes hacían imposible la conciliación. 

Hay una excepción en esto. Tenemos un 20% de mujeres con el cargo de Oficial. La explicación a esto también tiene que ver con la conciliación. A Oficial se puede llegar por promoción interna, que tiene el camino antes mencionado, o por oposición libre. Y la mayoría hemos accedido por oposición libre. Yo soy uno de estos casos. Pasé de agente de policía a oficial directamente.

¿Hay machismo dentro de la Policía Municipal de Madrid?

Personalmente, yo no lo he vivido. Creo que, sin embargo, sí ha habido casos de acoso. Muy a nuestro pesar aquí también han sucedido estas cosas. Lo que sí que sufrimos es el micromachismo, claro. Hay comentarios, chistes, algunos más llevaderos que otros... En fin, resumiendo: creo que sí sufrimos micromachismos.  

"Lo que sí que sufrimos es el micromachismo, claro. Hay comentarios, chistes, algunos más llevaderos que otros..."

También es verdad que hay veces que se pone en duda nuestra capacidad, nuestra formación, nuestras habilidades... Ahora ya no se hace a nivel interno, pero sí lo ves por ahí fuera. La pregunta que te surge es por qué se me cuestiona a mí y no a los compañeros que han aprobado las mismas pruebas que yo. Pero eso eso ya es una pregunta que debe responder la sociedad.

¿Y qué medidas se están llevando a cabo?

Esta Dirección de Policía está llevando a cabo acciones para acabar con las diferencias y para facilitar la conciliación. Por ejemplo, estamos haciendo un análisis de igualdad y género dentro de la Policía, del que podremos extraer muchas conclusiones, pero ya hemos aprobado medidas que van en consonancia con el Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Madrid.

También tenemos un proyecto operativo de igualdad de género en la Policía Municipal de Madrid que ya está en marcha y que ha sido consensuado con sindicatos, escala técnica y dirección. Asimismo, hemos puesto en marcha un protocolo de conciliación, que es fundamental. 

"Hemos puesto en marcha un protocolo de conciliación, que es fundamental, para que las mujeres puedan ascender"

También hemos cambiado el orden de la fase de oposición. Veíamos que las mujeres en las pruebas de conocimiento tenían mejores notas que en las físicas, así que hemos cambiado de orden, justamente para intentar limar esa descompensación de género. Otra tarea que estamos emprendiendo es la de intentar utilizar el lenguaje inclusivo en la Policía Municipal. De hecho, tenemos también una interlocutora de igualdad que es una figura transversal que nos está haciendo esa revisión de género en todos nuestros escritos y estamos avanzando mucho.

Y a partir de ahora, ¿cuál será su objetivo como nueva subinspectora de Policía?

Tenemos el proyecto de crear una Subinspección de análisis de estratégico y desarrollo, cuyo objetivo será analizar comparativamente las demandas de los ciudadanos, los recursos de la Policía y en qué se utilizan estos recursos. El objetivo es ver cómo podemos mejorar en el empleo de estos recursos, que son siempre limitados, y tenemos que dirigirlos en consonancia a los objetivos marcados. Se analizarán todos los recursos y veremos cómo utilizarlos de la mejor manera posible en función de las demandas. Esa es la idea de esta Subinspección. Los cambios están relacionados, por supuesto, con el nuevo modelo de Policía comunitaria, pero también están recogidos en el Plan director.

Hubo una gran polémica con su promoción. El tribunal calificador no le reconocía como mérito académico parte de sus estudios académicos, que incluyen una licenciatura en Psicología y dos máster en psicología forense y en recursos humanos.

Sí, me costó mucho. Para ascender de oficial a subinspector hay que realizar un concurso oposición. Hay una fase de valoración de los méritos y otra fase que son las pruebas. En las pruebas, que consistían en unas pruebas psicotécnicas y en un proyecto profesional, aprobé. En la fase de méritos el tribunal no me puntuó muchas cosas de mi currículum y se me quedó una nota de aprobado sin plaza. Puse un recurso y fue desestimado, así que acudí a la Justicia porque entendía que el tribunal tenía que tener en cuenta muchas cosas que había desestimado. 

¿Y qué dijo la Justicia?

La Justicia puntuó los méritos académicos que yo había presentado. Me dio la puntuación que a mí me correspondía y al sumar los puntos de las pruebas pues tenía un aprobado con plaza. Entonces fui al concurso selectivo de formación de ascenso y en esa fase alcancé la mejor nota de todo el Cuerpo. En total, soy la cuarta en el proceso, por lo que obtengo una de las nueve plazas de promoción interna para subinspectores 

¿Por qué cree que tuvo estos problemas con el tribunal? ¿Cómo lo interpretó? 

Tengo mi opinión sobre lo que sucedió con el tribunal, pero prefiero reservármela. 

Más noticias en Política y Sociedad