Público
Público

Entrevista al presidente del CIS "En mayo, el primero será el PSOE, Cs quedará segundo, Podemos caerá, y entrarán Vox y, en Europa, Pacma"

El presidente del CIS, José Félix Tezanos, dice que habla "muchas veces con Pedro Sánchez" pero que "nunca me ha dado ninguna instrucción. Tezanos asegura que "no está excluido" que el organismo demoscópico  pregunte sobre la Monarquía, "pero ese problema no está en el común de los españoles".

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 28

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos. FERNANDO SÁNCHEZ

Con sus 72 años a cuesta, este viejo profesor, doctor en Ciencias Políticas y Sociología, se ha visto en el ojo del huracán desde que asumió ser presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

No obstante, José Félix Tezanos dice no estar sufriendo mucho pese a recibir 27 insultos en cinco minutos (”los contamos”, afirma su jefa de prensa) de una diputado del PP en el Congreso.

Dice que no hace “cocina” porque España ha cambiado y no se puede hacer “cocina” porque existe un “problema de pronóstico” desde 2015, y está empeñado en buscar nuevos métodos. Asegura que habla con Pedro Sánchez a menudo, pero que no ha recibido ninguna instrucción del presidente, y reta a cualquiera a visitar al CIS y que compruebe que “es imposible tocar un dato” de las encuestas que se hacen.

No excluye preguntar sobre la Monarquía, aunque es un tema que le incomoda. Y hace su vaticinio para las elecciones europeas y municipales, las dos de ámbito estatal: el PSOE será el más votado. No lo oculta: socialista pata negra pero, por encima de eso, defiende su profesionalidad como sociólogo.

Las encuestas del CIS siempre han creado controversia, pero el nivel ha subido desde que usted fue nombrado. ¿A qué lo atribuye? ¿Se debe a esa nueva ferocidad política de la que ha hablado en uno de sus últimos artículos?

Hay dos cuestiones. La del tono y el fondo. El tono es un tono feroz, de mucha agresividad, como el tono político general en España. Y luego está el tema del fondo. A mí me empezaron a cuestionar encuestas que se habían hecho antes de que yo llegara aquí al CIS. ¿Por qué se cuestiona, sobre todo por parte de dos partidos? Por una sencilla razón, porque no les va bien. En este momento, en el debate político en España la clave es el sentido de voto útil, porque estamos viendo una tendencia de fragmentación y diversificación del voto que responde a las condiciones complejas de la sociedad española, y la clave en la derecha es quién puede hacer el reclamo del voto útil. Por ello, se intentan cuestionar los datos del CIS, porque hay dos partidos compitiendo, que son PP y Ciudadanos, y a ellos les gustaría salir muy destacados en las encuestas. Pero es que las encuestas del CIS no se pueden tocar. En el fondo es un debate disparatado porque es imposible tocar las encuestas del CIS y cualquiera que sepa un mínimo de sociología, de estadística o de metodología sabe que es imposible tocar las encuestas del CIS. Y yo invito a cualquiera que tenga dudas a venir al CIS por todas las secciones y que pregunte si puedo yo tocar algún dato. ¿Cómo se podrían manipular esos datos? Con la llamada “cocina”. Y yo entiendo que en estos momentos cualquier modelo de proyección no contrastado es una manera de engañar al ciudadano, y el equipo que está aquí no va a hacer “cocina”. Y esto es el mundo al revés. A la “no cocina” la llaman “cocina” y a la no falsificación la llaman falsificación, y a la transparencia... el CIS de Tezanos. Es de locos.

Además de los políticos, ¿Cree que hay otros intereses para atacar las encuestas que hace el CIS?

Creo que no. Todo está movido por sectores políticos muy concretos. Y, sobre todo, lo que destaca es que lo que en cualquier otro país es un debate ordinario y sosegado, aquí algunos lo hacen como si les fuera la vida en ello. Creo que esto forma parte de la tendencia para intentar crispar a la sociedad española, Y a mí me tomaron como una persona con una vinculación política que, por cierto, siempre la he tenido.

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos. FERNANDO SÁNCHEZ

Por ello le quería preguntar. ¿Le molestó dejar la Ejecutiva Federal del PSOE? ¿Cree que debía hacerlo?

Es un tema ya pasado, Lo cierto es que yo creo en la sociedad democrática y en la sociedad abierta, y una sociedad abierta a nadie se le puede cuestionar por lo que piensa, en todo caso, por lo que hace. Eso formaba parte de la cultura del prejuicio, que ha sido muy importante para interpretar determinado regímenes políticos que creaban un enemigo y, si no lo creaban, lo inventaban y lo machacaban. Esa es la historia de la conquista de los derechos. Primero no tuvieron derechos los trabajadores, luego las mujeres, las personas jóvenes. ¿Se puede decir que una mujer por el hecho de ser presidente (sic) por el hecho de ser mujer era malo? Pues por tener una ideas, tampoco. Y yo me he sentido perseguido por mis ideas, no por mi competencia, que nadie la cuestionaba.

Vamos a la famosa “cocina”. Usted ha dicho que más adelante ponderaría las encuestas. ¿Cuándo será eso? ¿Usted odia hacer “cocina”?

El concepto “cocina” es raro. Yo recuerdo que en muchos países ese concepto se interpreta en sentido peyorativo, que es algo que se manipula. Como la cocina de fusión moderna, que te ponen un plato y no sabes lo que es. Pero todos los sociólogo hemos hecho estimaciones y proyecciones de voto, y había un patrón que te permitía estimar, por ejemplo, el voto oculto del PP. Había varios modelos que solían funcionar. Pero esto modelos funcionaron hasta el año 2015, y ahora no.

¿Por qué?

Porque ha habido cambios en la sociología de la realidad política por varias cuestiones. Primero, cuando sólo hay dos partidos es más fácil hacer una estimación, y ahora hay muchos partidos. Pero, sobre todo, porque han cambiado los patrones de comportamiento electoral. Hasta hace muy poco tiempo, más del 80% de los ciudadanos decía que siempre votaban por el mismo partido, por interés de clase, por interés social, por simpatía o por ideología o por tradición familiar. Ahora no. Más de la mitad de los electores dicen que votan por uno u otro partido según más le convencen. Y eso hace que el electorado sea cada vez más abierto, y está muy atento a los argumentos, a las personas. Eso hace que el comportamiento político sea más volátil. Y a esto se suma que otro elemento importante es cuándo se toma la decisión, que cada vez es más tarde. Durante la campaña, más de un tercio de los electores toma la decisión, lo cual significa que la campaña es fundamental. Antes, no llegaba al 2% o el 3% quienes decidían el voto en la campaña. Y, ahora, hasta un 4% decide su voto el mismo día de la votación. Eso, ¿qué encuesta seria lo pronostica? Es imposible.

Las fotografias de los anteriores presidentes del CIS, en una sala del órganismo demoscópico estatal. FERNANDO SÁNCHEZ

¿Y no hay fórmulas para detectar estos cambios de los patrones de comportamiento electoral?

"Durante la campaña más de un tercio toma la decisión y hasta un 4% lo hace el mismo día de la votación. ¿Qué encuesta seria lo pronostica? Es imposible"

No las hay. Quien diga que lo hace, está engañando. Nadie tiene una varita mágica para saber qué va a votar ese 4% el día de la votación. El pronóstico se puede hacer la noche electoral, cuando haya el escrutinio.

Entonces, ¿Para qué sirven las encuestas? ¿Por qué se falló tanto en Andalucía?

Las encuestas sirven para identificar las tendencias. Y sí, se dice que se fallaron en las predicciones sobre Andalucía. Todos. El CIS, y las encuestas del diario ABC o La Razón. ¿Pero qué tendencias se identificaban en esas encuestas? Primero, que el PSOE iba a ganar las elecciones, pero no iba a tener mayoría suficiente para gobernar. Segundo, que habría una diferencia pequeña entre los otros tres partidos, y ocurrió eso. Y, tercero, que entraba en escena un nuevo partido, y ese era el dato. Pero no puedes calibrar la fuerza, porque eso depende de la campaña [la encuesta del CIS se hizo un mes antes de las elecciones].

Pero no se calibró ni de lejos la fuerza con la que entraba Vox en la escena política en Andalucía

Era un nuevo escenario. Es como cuando uno mete un plato nuevo en un menú. Pero si el plato no está en el menú, la gente no lo elige. Ahora, cuando ya se incorpore a la carta el nuevo plato, la gente ya lo elige. Por eso, yo vaticino que en el caso de Vox, las encuestas rigurosas no van a detectar todo el voto de Vox, va a ocurrir como con el PP, y habrá mucho voto oculto. Y sí va a darse que una parte del voto de Vox va a ser muy militante, muy chulo. Pero otra parte, muy probablemente, será voto oculto.

¿Por qué no detectan las encuestas cuando emergen nuevos partidos? Ya pasó con las últimas elecciones europeas con Podemos, que nadie se acercó al resultado que obtuvo.

"Vaticino que en el caso de Vox, ni las encuestas más rigurosas van a detectar todo el voto de Vox"

Por lo que ya he dicho. Era nuevo y no estaba en el menú. Y también que estamos en sociedades cada vez más complejas sociológicamente. Hace unos años había dos grandes intereses: el de los trabajadores y el de los burgueses. Ahora existe una fragmentación de intereses tremendo. Ahora hay mucho tipos de trabajadores, trabajadores pobres, trabajadores cualificados… Además, hay grandes diferencias de rentas, de nivel de vida, de opiniones y también nuevas problemáticas emergentes y sectoriales, como la de los jóvenes, que va a ser creciente; o la de los mayores con las pensiones; o la de las mujeres que va a ser uno de los vectores fundamentales en la vida política de los próximos años. Toda esa complejidad opera a la hora de elegir el voto, por eso hay gente que no lo decide hasta el último momento. También hay una cosa importantísima, que cada vez los candidatos tienen una fuerza mayor. Por ejemplo, un mismo partido, con un candidato u otro, obtiene distintos resultados, lo cual también quiere decir que hay una complejización en el voto de cada partido. Por ejemplo, en el PSOE hay tres tipo de voto. De menor a mayor: el del viejo PSOE que está en declive; el del nuevo PSOE que tiene más potencial, y el del del PSOE liderado por Pedro Sánchez. Por ello, lo que ocurra en otros escenarios electorales no va a ocurrir cuando Pedro Sánchez concurra a las elecciones.

Y, además de todas esas dificultades sociológicas, ¿La gente miente en las encuestas? ¿Eso está detectado?

También. Ese es uno de los problemas. Pero, además, hay un veintitantos por ciento de indecisos, que va a ser un sector cada vez más creciente. Primero, porque hay gente que lo oculta, y luego porque hay mucha gente que, de verdad, está indecisa. Ahora, el ciudadano se mueve con muchos matices.

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos. FERNANDO SÁNCHEZ

Además de la intención de voto, ¿Cómo se deciden los otros temas por los que pregunta el CIS? ¿Tiene alguna instrucción del Gobierno? ¿Habla de ello con Pedro Sánchez?

Hablo muchas veces con Pedro Sánchez pero nunca me ha dado ninguna instrucción. De todas formas, el CIS es receptivo a cualquier sugerencia que se nos haga sobre temas importantes. Lo pueden hacer los ciudadanos y también los Grupos Parlamentarios. A la hora de elegir, seguimos dos criterios: uno la actualidad y luego por los temas que aparecen cuando se le pregunta al ciudadanos qué problemas principales le parece que tiene España, y qué problemas le conciernen a él personalmente. Y ahí atendemos a las cuestiones emergentes, cuando detectados el incremento por el problema de la inmigración, pues preguntamos sobre eso. O sobre la violencia de género, que es un tema que ahora también inquieta mucho.

¿Y por qué no se pregunta sobre la valoración de La Monarquía? ¿Hay alguna orden del Gobierno de no hacerlo?

Yo no he recibido ninguna orden del Gobierno. Pero nosotros preguntamos por los temas que el ciudadano revela que le preocupan.

Pero en España está surgiendo un debate sobre Monarquía o República.

No. Cuando se pregunta por cuáles son los problemas de España o cuáles son los que le afectan personalmente, quienes mencionan el tema de la Monarquía o la República no llega la 1%. En el común de los españoles ese problema no está. Incluso, cuando preguntamos sobre la reforma de la Constitución y qué aspectos se deberían modificar, lo que plantaron esta reforma no llegaron al 2%, y era una pregunta abierta. El CIS lo que no puede hacer es crear problemas o citar problemas que no están. Esto es un Instituto de la opinión pública, y nosotros nos fijamos en la opinión pública, no en la opinión publicada. Actualmente, las grandes preocupaciones de los ciudadanos son tres: el paro y la precariedad en el empleo; el segundo problema es la situación económica y el tercero los retrocesos en el Estado de Bienestar, sanidad o educación.. Y, en cuarto lugar, a mucha distancia, la corrupción. A veces los universos de los que estamos en la vida política o en la comunicación pensamos que nuestro mundo es todo el mundo, pero hay otro mundo detrás. De hecho, el ciudadano medio tampoco está super politizado y sigue las informaciones políticas muy secundariamente.

Entonces, ¿No tiene previsto durante su mandato preguntar por la Monarquía?

No está excluido.

Las manos del presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, en un momento de su entrevista con 'Público'. FERNANDO SÁNCHEZ

Volviendo a la metodología. ¿Va a cambiar la que aplica actualmente el CIS?

Hemos mejorado mucho la metodología. Por ejemplo, en las muestras. Antes eran de 2.500 y ahora son de 3.000, sobre todo, por los indecisos. Además, los puntos de muestreos son ya 290 por toda España y en todas las provincias, que antes no se hacía. Por tanto, la calidad de los datos ha aumentado. Ahora, el CIS ha constituido una comisión de expertos, como pidió el Parlamento, en materia de proyección de datos y de pronóstico electoral, porque en España y en el mundo existe un problema de pronóstico. Y es un problema metodológico, porque antes el voto se explicaba en gran parte por el recuerdo de voto y la simpatía. Ahora, por las razones que he comentado, es más difícil de pronosticar.

Por eso hemos convocado una comisión de expertos para hacer un dictamen, como se ha hecho en otros países, para buscar nuevas metodologías que van a ser mucho más sofisticadas. Antes eran métodos muy sencillos, con dos variables podías calcular el voto oculto, o las tendencias de cambio. Ahora va a requerir herramientas mucho más sofisticadas con muchas variables. Porque interpretar lo que pueden hacer los indecisos es casi un acto de adivinación, y requerirá conocer muchas cosas sobre ellos y tener mucha información, Intentaremos celebrar la primera reunión en febrero, y enviaremos un dictamen al Parlamento explicando por qué fallan los pronósticos y cuáles serán las nuevas líneas de actuación.

Después de los meses tormentosos que lleva al frente del CIS, ¿Se ha arrepentido de haber aceptado el puesto, que ha puesto en cuestión hasta su prestigio como sociólogo?

"Cada vez hay más indecisos, e interpretar lo que van a hacer los indecisos es casi un acto de adivinación

Yo pediría el nombre de un solo catedrático de Sociología que haya hecho esas críticas; y profesores titulares, yo creo que tampoco. Esto viene de gente de cierto nivel y con cierta intención, que todo el mundo adivina. Si hubiera sido una persona joven que tuviera que hacer una carrera académica estaría preocupado. Porque es como si a un ingeniero que hace puentes le dicen que no calcula la resistencia de los materiales o que a un médico le digan que no hace análisis a los enfermos y que se los inventa. Son muy duras esas acusaciones. Como oír que me invento los datos. Soy consciente que quienes lo dicen saben que dicen mentiras, que es imposible. Pero eso obedece a una operación política, que creo equivocada, porque para tener votos hay que tener buenos proyectos y buenos candidatos. A mí me sorprende y. a veces, hasta me divierte. No estoy afectado personalmente. Aunque escuché a un diputado que en cinco minutos me dedicaba veintisiete insultos.

Y ya que conoce tantos datos. Hágame un pronóstico del orden en el que van a quedar los partidos en las elecciones de ámbito estatal, como las municipales o europeas

Hoy por hoy, el primero va a ser el PSOE. Con el segundo, hay dudas, porque el PP está retrocediendo mucho y están perdiendo muchos votos. Por eso, no se sabe si segundo va a ser Ciudadanos o PP, aunque yo creo que es probable que sea Ciudadanos, sobre todo si el PP se sigue radicalizando a la derecha, que le está dando votos a Vox. Luego, vendrá Podemos que creo que está cayendo y va a ser hasta difícil saber cuántos votos va a obtener el antiguo Unidos Podemos, porque va a haber una constelación de candidaturas y de confluencias. Vox es una gran incógnita, aunque es posible que tenga representación en ayuntamientos y en las europeas. Además, en las europeas es muy posible que aparezcan otros partidos, como Pacma.

Más noticias en Política y Sociedad