Público
Público

España BBVA niega la implicación de su actual presidente en el 'caso Villarejo'

El banco defiende a Carlos Torres y su cúpula directiva, argumentando su falta de implicación con la causa y la actitud colaborativa de la entidad con la investigación.

El presidente de BBVA, Carlos Torres, y el consejero delegado, Onur Genç, durante la presentación de resultados de la entidad. EFE/ Fernando Villar
El presidente de BBVA, Carlos Torres (i), y el consejero delegado, Onur Genç (d), durante la presentación de resultados de la entidad. EFE/ Fernando Villar

servimedia

La afirmación coincide con la reciente declaración por parte de Carlos Torres de que el grupo está "tranquilo" frente a la investigación abierta por el juzgado aprovechando la presentación de resultados del banco y donde descartó que pueda acabar afectándole directamente. El banco ha secundado esta conclusión dentro del informe de gobierno corporativo correspondiente a 2019 publicado este miércoles en la CNMV y donde desvela que BBVA reforzó sus sistemas de control el pasado año.

BBVA niega implicación alguna de su gerencia y cúpula directiva actual en base a la "documentación relevante obtenida de la investigación 'forensic', todavía en curso, que se ha puesto a disposición de las autoridades judiciales y son la base del sumario instruido". Dicha investigación la puso en manos de Garrigues, PwC y Uría Menéndez después de una investigación interna previa donde no encontró problemas en la contratación de Cenyt, empresa vinculada al excomisario José Manuel Villarejo, que cobró de la entidad bancaria estando en prisión.

La entidad expone que dicho caso, "hasta la fecha", "no ha tenido impacto en el desarrollo de los negocios de la entidad, ni ha deteriorado sus índices de reputación, que son objeto de un seguimiento recurrente tanto por el ámbito ejecutivo, como por sus órganos de administración".

El banco, que fue declarado investigado por la Audiencia Nacional el pasado mes de julio por hechos que "podrían ser constitutivos de los delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y corrupción en los negocios", defiende su falta de implicación y actitud colaborativa "de manera proactiva" desde el principio para el esclarecimiento de los hechos. Subraya que ha creado además en su página web corporativa un espacio específico con información sobre aquellas cuestiones relacionadas con el 'caso Cenyt'.

No obstante, admite que el citado procedimiento penal se encuentra en un momento "incipiente" dentro de la fase de instrucción, por lo que "no es posible predecir en este momento su ámbito o duración ni todos sus posibles resultados o implicaciones para el Grupo, incluyendo potenciales multas y daños o perjuicios a la reputación del Grupo".

Entre las actuaciones tomadas internamente explica que desde enero de 2019 ha venido reportando todas las cuestiones relativas a este proceso judicial "de manera recurrente a los órganos sociales del banco", es decir, al consejo de administración y las comisiones con competencias sobre Auditoría y Comisión de Riesgos y Cumplimiento.

De forma adicional desvela que aprobó "distintas medidas de refuerzo de los sistemas de control interno" del banco. Entre ellas destaca que ha establecido una dependencia jerárquica directa de los responsables de control interno y auditoría interna del consejo de administración; reforzado el modelo de prevención de delito y aprobado nuevas políticas y mejora de procesos de subcontratación, compras y otros.

Precisamente entre la información que se ha conocido relacionada sobre la contratación de Cenyt al levantarse el secreto del sumario figura que su contratación pudo hacerse fuera del circuito y procedimientos habituales establecidos para el resto de proveedores.