Público
Público

Exhumación Franco La derecha y sus complejos con Franco: Casado y Rivera evitan hablar del dictador mientras acusan al PSOE de electoralismo

Cada vez que Franco está presente en la actualidad informativa, desde la derecha tratan de restarle importancia, asegurando que es un tema que carece de interés público, haciendo continúas apelaciones a superar el pasado.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

24/10/2019.- El nieto de Francisco Franco, Luis Alfonso de Borbón (i) lidera la comitiva familiar con los restos del dictador tras su exhumación del Valle de los Caídos y antes de su trasladado al cementerio de El Pardo-Mingorrubio para su reinhumación. EFE/Mariscal

La exhumación de Franco fue la medida estrella del Ejecutivo de Pedro Sánchez tras llegar a La Moncloa. Sin embargo y a pesar de que el Gobierno contaba en zanjarlo en un par de semanas, la salida del dictador del Valle de los Caídos ha tardado más de un año en realizarse, tras las trabas de la familia Franco, lo que llevó a los socialistas a aprobar mediante un real decreto la modificación de dos puntos de la Ley de Memoria Histórica para dar cobertura legal a la exhumación, que fue convalidado en el Congreso con la abstención de PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias.

¿Se cree [Sánchez] con mayor legitimidad para tomar decisiones que las que tomaron [Manuel] Fraga, [Adolfo] Suárez y [Santiago] Carrillo en su momento, creando paz, concordia y generando una Transición ejemplar en toda Europa?", se preguntó el secretario general de los conservadores, Teodoro García Egea, previa la votación. "Hay un intento de volver a las batallas fratricidas de rojos y azules, que tango gustan al bipartidismo", dijo el dirigente de Cs, Abert Rivera, en Onda Cero, que anunció el voto en contra de su grupo pero finalmente se abstuvo junto con el PP, criticando la vía de urgencia.

Tras ser aprobado en la Cámara Baja, el PP interpuso, en primera instancia, un recurso ante el Tribunal Constitucional

Tras ser aprobado en la Cámara Baja, el PP interpuso, en primera instancia, un recurso ante el Tribunal Constitucional. Los conservadores alegaron que el Ejecutivo empleaba la vía de urgencia para sacar al dictador del mausoleo y para ellos la "urgencia" no era tal. Meses más tarde, el entonces vicesecretario de organización, Javier Maroto, anunció que su formación retiraba el recurso, al no tramitarse por esta vía. "Siempre nos hemos opuesto a las formas, no al fondo de la cuestión", subrayó.

Una cuestión que, tras meses de obstáculos, finalmente fue resuelta por el Tribunal Constitucional, el de Estrasburgo y el Supremo, que tumbaron los recursos contra la exhumación que interpusieron la familia del dictador, la formación ultraderechista Vox y la Fundación Francisco Franco, lo que ha dejado vía libre al Gobierno para exhumarlo este jueves.

El principal problema del PP: la Ley de Memoria Histórica

Cada vez que Franco está presente en la actualidad informativa, desde la derecha tratan de restarle importancia, asegurando que es un tema que carece de interés público, haciendo continúas apelaciones a superar el pasado y a seguir adelante sin reabrir heridas. Creen que se trata de una medida puramente electoralista por parte del PSOE y una cortina de humo para tapar la gestión de los socialistas.

Este jueves, en el preciso momento de la exhumación, Pablo Casado ha citado al historiador Santos Juliá para defender que "el pasado, pasado está". "No nos podemos dejar de enredar por su red porque hoy no es ayer", ha defendido el dirigente del PP. Sin embargo, el historiador tenía muy claro que el Valle de los Caídos no representaba la "reconciliación": "La única resignificación son sus ruinas, ya que se trata de un monumento a la Victoria y al triunfo de la Cruzada. El Valle de los Caídos nunca podrá ser un lugar de reconciliación: el monumento puede venirse abajo, y cuando lo haga, habrá resignificado que aquello fue una ruina", escribió.

Para los 'populares' el problema radica en la ley de memoria histórica, que pretenden derogar. También en que una parte de sus votantes -a los que ahora apela la formación ultraderechista Vox- es nostálgica del franquismo. Según un sondeo realizado por La Sexta, un 37,4% de los votantes del PP cree que Franco no fue un dictador, lo que desciende a un 20,2% en el caso de Ciudadanos. Por lo que respecta a Vox, más de la mitad de sus electores creen que no lo fue, un 58,5%.

Además, el fundador de Alianza Popular -el partido origen del actual PP-, Manuel Fraga, fue ministro del régimen franquista, y los 'populares' han evitado condenar o la dictadura en el Congreso hasta en seis ocasiones. En 2002 fue la única vez que hubo una mayoría unánime en la Cámara Baja para condenar la dictadura.

En Ciudadanos se ponen de perfil: "No tocaba"

La postura de Ciudadanos respecto a la exhumación es criticar la utilización política y "propagandística" de la operación por parte del Gobierno, asegurando que no es una cuestión prioritaria. "El 65% de españoles no hemos sufrido y vivido a Franco. El día histórico para nuestro país fue el que se aprobó la Constitución. No debe ser la prioridad de un Gobierno los huesos de un dictador", ha defendido este jueves Rivera, previa la exhumación del dictador.

Rivera ha remarcado también que si él fuera presidente "hubiera buscado un consenso para convertir el Valle de los caídos en cementerio nacional. Un cementerio de todos los demócratas, no de solo de la dictadura". Desde Ciudadanos defienden que que el Valle de los Caídos debería ser un centro de "reconciliación".

Tras producirse la exhumación, el líder de Ciudadanos ha criticado lo que, a su juicio, "parecía una peli de Berlanga. Tejero, cuatro nostálgicos y la ministra de Justicia. Parecía una exhumación de Estado. El helicóptero...una serie de Netflix", ha señalado el dirigente en un acto en Madrid. "¿Esta 'serie b' mala va a cambiar las prioridades de la gente que quiere un trabajo y una pensión? No creo que haya tanta gente que vote por lo que ha pasado hoy",

"No me gustan los dictadores muertos, ni vivos, ni los tiranos", ha zanjado Rivera, que ha hecho un paralelismo con el president de la Generalitat, Quim Torra. "No veo tanto coraje para cesar a Torra o acabar con los comandos separatistas", ha censurado.

Más noticias en Política y Sociedad