Público
Público

La Falange se querella por injurias y calumnias contra el Real Madrid

El club de fútbol incluyó el escudo del yugo y las flechas, y la bandera del partido de extrema derecha entre los símbolos anticonstitucionales y racistas prohibidos para entrar en el campo.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

 

El pasado 12 de octubre el Real Madrid decidió poner medidas a la exaltación de ideas, símbolos y banderas anticonstitucionales y neonazis en el Santiago Bernabeu, después de haber sido uno de los clubs que mejor relación mantenía una relación con sus ultras, subvencionando al grupo neonazi Ultras Sur e incluso fotografiándose jugadores y directiva con los violentos y racistas seguidores.

Para conseguirlo la directiva del club remitió una carta a los más de 90.000 socios, que además incluyó en su web, en la que informaba que “ninguno de los símbolos o banderas que se detallan en el siguiente enlace podrán ser introducidos en el Estadio Santiago Bernabéu, al ser su simbología motivo de sanción por los diferentes estamentos nacionales e internacionales”. Entre los símbolos están incluidos el yugo y las flechas y la bandera roja y negra de La Falange.

El partido de extrema derecha, por su parte, vio en esta carta del Real Madrid un atentado a su honor por lo que presentó una querella por injurias y calumnias contra gigante blanco. Según explica su jefe nacional, Manuel Andrino: “La Falange es un partido legalizado en España, al igual que sus símbolos. El yugo y las flechas son anteriores al franquismo y además están registrados como la simbología de un partido que es legal en España, de una larga tradición y que se presenta a las elecciones”.

Ayer en los juzgados de Plaza de Castilla se celebró el acto de conciliación entre el partido de extrema derecha y el Real Madrid. Ningún abogado ni procurador en representación del club acudió a los juzgados donde media docena de seguidores del partido se presentaron con una pancarta bajo el lema: “La Junta directiva del Real Madrid atenta contra los derechos fundamentales y prohíbe la exhibición de nuestros símbolos”.

"Ha manchado nuestra imagen ante decenas de miles de socios del club, algunos militantes del partido, porque nuestros símbolos son legales en España”

Según explicaba a Público el abogado de los falangistas: “Seguiremos adelante con la querella contra el Real Madrid, aunque sabemos que el club ha dado órdenes de no recoger las citaciones. Ha manchado nuestra imagen ante decenas de miles de socios del club, algunos militantes del partido, porque nuestros símbolos son legales en España”.

La UEFA se endurece

La carta enviada por el Real Madrid a sus socios estuvo motivada tras la sanción que la UEFA le impuso al club en el mes de junio de 2014, por la exhibición de una bandera neonazi durante el partido de ida de semifinales de la Champions contra el Bayer de Munich. La resolución apela al artículo 14 de su Reglamento Disciplinario, en donde se castigan los comportamientos racistas. En concreto se ordenó el cierre de los sectores 120 y 122 del estadio madrileño, ambos ubicados en el Fondo Sur, y también la exhibición de una pancarta con la leyenda “No al Racismo”.

Otra de las nuevas medidas para luchar contra los ultras llegó en el mes de diciembre. El club presidido por Florentino Pérez cerró el paso al estadio, así como el suministro de entradas de bajo precio, a los 200 miembros reconocidos de la organización Ultras Sur. Este grupo neonazi se vio además descabezado de sus líderes históricos en esos días por diferentes disputas entre ellos y por una operación policial.

En España el FC Barcelona fue el precursor de estas medidas contra la violencia y el racismo en el deporte, durante los años en los que fue presidente Joan Laporta. Sin embargo, los merengues hasta que no fueron sancionados no aplicaron la normativa que la UEFA aprobó en junio de 2013, con la que se endurecen los comportamientos racistas con el cierre parcial del estadio desde la primera infracción y hasta el cierre total y multas de 50.000 euros en caso de repetirse.

Con esta misma normativa en España el Comité de Competición sancionó con 12.000 euros a un espectador del Villarreal-Barcelona por tirar un plátano al jugador blaugrana Dani Alves.

Más noticias en Política y Sociedad