Público
Público
trama 'Gürtel'

Francisco Correa expone el operativo de las adjudicaciones a dedo y su papel como conseguidor de obra pública

En el juicio por la segunda época de 'Gürtel', Correa, que se enfrenta a una petición de cárcel de 76 años por los desmanes en Boadilla del Monte (Madrid) junto al PP, ha ratificado su confesión: "A estas alturas no voy a evadirme de la Justicia".

Francisco Correa, líder de la trama Gürtel, en la Audiencia Nacional.
Francisco Correa, líder de la trama Gürtel, declarando en la Audiencia Nacional este miércoles. Audiencia Nacional

Francisco Correa, considerado el cabecilla de la trama 'Gürtel', ha sido el primero de los acusados en el macrojuicio por el urbanismo en Boadilla del Monte (Monte) en declarar, este miércoles, después de que el tribunal haya decidido que declaren en primer lugar los procesados que han confesado los hechos en esta pieza de la causa 'Gürtel'.  Son 17 de los 24 acusados los que lo han hecho. 

Correa, que cumple una condena que suma 90 años de prisión por diversos juicios relacionados con 'Gürtel', ha explicado el sistema de amaño de los concursos públicos en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte: "Salía a concurso una obra en el ayuntamiento y yo, por mi relación con algunos empresarios, me contactaban y me decían estoy interesado. Yo, por la relación que tenía con ellos hacía de 'lobby' y, si conseguíamos la adjudicación, me aportaban la comisión correspondiente". 

Ha señalado a Arturo González Panero, exalcalde del PP de Boadilla del Monte, y a Tomás Martín Morales, exgerente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV), como sus principales interlocutores en el consistorio de Boadilla.

Ha negado conocer cómo se modificaban los pliegos de los concursos de la EMSV para que finalmente resultara adjudicado su "candidato". Pero sí que ha admitido que llegó a influir en el nombramiento de Alfonso Bosch como gerente de la EMSV. "Estaba en la Asamblea de Madrid, se quedó fuera de las listas y dije a ver si te puedes colocar en alguno de los municipios. Como tenía buena relación con Panero y Tomás, tenían un hueco y lo metieron ahí", ha asegurado Correa, que se enfrenta a una pena de 76 años y 7 meses.

"Era yo quien negociaba con el empresario la cantidad; con los políticos no pactaba. El empresario una vez que se adjudicaba la obra me daba la comisión y yo la repartía con Martín Morales y González Panero, el porcentaje dependía de la obra", ha explicado Correa, que además ha cofirmado su papel como conseguidor de obra pública: "Cuando salía un concurso me solían llamar muchas empresas, sobre todo, las grandes". 

Correa ha sido preguntado sobre el papel en la trama del empresario Ramón Blanco Balín, que también ha presentado un escrito de conformidad con los cargos que le atribuye la Fiscalía en esta causa y quien está considerado el 'blanqueador' de la trama 'Gürtel'. En 2005, Correa sustituyó a Luis de Miguel por Blanco Balín como asesor fiscal. "De Miguel es una gran persona pero algo despistado, no me gustaba cómo estaba llevando las cosas. Me presentaron a Blanco Balín, que era un referente en España, exinspector de Hacienda, vicepresidente de Repsol". Correa ha admitido que en algunos negocios, el 'blanqueador' participó como socio.

Sobre el apunte "campaña" detectado en sus apuntes, ha dicho que le parecen "exageradas" las cantidades referidas a donativos para las campañas electorales del PP en Boadilla. "Podría haber sido para otra campaña mayor... o me lo habría podido quedar yo y poner luego "campaña"".

A modo de arrepentimiento, Francisco Correa ha manifestado: "Me gustaría pensar que en las adjudicaciones que ganamos éramos la mejor oferta". También ha asegurado que "tengo un alto compromiso con la Justicia, a estas alturas no me voy a evadir". 

El PP figura en este juicio como partícipe a título lucrativo por el supuesto beneficio que obtuvo de la trama, que la Fiscalía cifra en 204.198,64 euros. Este miércoles el tribunal ha denegado al abogado del PP, Jesús Santos, la posibilidad de seguir el juicio telemáticamente. 

Esta pieza separada de la causa 'Gürtel' que se está juzgando en la Audiencia Nacional versa sobre el presunto cobro de comisiones y el amaño de concursos públicos en la localidad madrileña de Boadilla del Monte, entre 2001 y 2009, donde prácticamente todo el urbanismo estuvo en manos de la red dirigida por Francisco Correa y Pablo Crespo, ex secretario de Organización del PP gallego, en connivencia con cargos del PP, entre ellos el alcalde, Arturo González Panero, conocido como 'el albondiguilla'.

Más noticias