Público
Público

La respuesta de un vecino a García Egea durante el "puerta a puerta": "No defendéis a los trabajadores, no tengo nada que deciros"

En el PP han recorrido las calles de Granada en búsqueda de votantes indecisos a los que convencer.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Fotografía facilitada por el Partido Popular de su secretario general , Teodoro García Egea, conversado con una vecina durante la campaña electoral hoy en Granada de cara a los comicios autónomicos y en la que ha visitado a los electores en sus domicilios . EFE/Tarek

Esta tarde el secretario general del partido, Teodoro García Egea, junto al alcalde de Boadilla del monte, Antonio González Terol, y una veintena de miembros del partido como el portavoz del PP en el ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, han recorrido las calles de Granada en búsqueda de votantes indecisos a los que convencer. 

Los conservadores han iniciado el paseo en la plaza Mariana Pineda hasta llegar a su primera (y única casa), que ya esperaba, de hecho, su visita. Lo cual se aleja de la idea inicial del "puerta a puerta", que era seleccionar hogares al azar para tantear el terreno y hablar de posibles mejoras en la ciudad.

"Soy pepera a muerte pero he dudado sobre si votar al PP ... o no votar"

La dueña de la casa es María Luisa Alférez, una mujer que se declara "pepera a muerte" pero que confiesa haber tenido dudas "sobre si votar al PP... o no votar" porque, a su juicio, a los 'populares' les falta "contundencia" y son "poco cercanos".

García Egea le asegura que este tipo de iniciativas "se van a repetir" y que "escuchando aprendemos mucho". El 'número dos' del PP le ha pedido un voto de confianza porque "solo llevamos 100 días, a los 200 todo irá mejor" y que el partido "estará a la altura de las circunstancias".

María Luisa les ha apremiado a que desde el Partido Popular le dieran "hasta en el carné de identidad" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y éste le  ha respondido que su intención era "echarlo cuanto antes de la Moncloa".

Tras esta visita, la comitiva ha seguido con el paseo repartiendo diferentes souvenirs (bolígrafos,bufandas, piruletas y pulseras con la bandera de España por un lado y la andaluza por el otro) además de folletos con propaganda electoral que trataban de colocar a quienes pasaran por allí. 

El secretario general del PP y el alcalde de Boadilla del Monte con un taxista en Granada. TAREK/PP

García Egea alias "el amigo de Casado"

García Egea que se presentaba a todo el mundo con un efusivo: "Hola, soy Teo, secretario general del PP" —para los 'despistados' con esta nueva ejecutiva— y ha aprovechado la mínima oportunidad para abordar a los transeúntes y pedirles el voto.

¿Cómo ves al partido?” ha sido la pregunta más repetida por el secretario general. En cuanto a las respuestas, ha recibido tanto comentarios positivos como negativos. "No defendéis a los trabajadores, no tengo nada que deciros", les ha dicho un granadino de manera tajante.

Curiosamente, algunos votantes "de toda la vida" del PP le han comentado al secretario general que estaban dudando  entre votarles a ellos o a Vox en estas elecciones. Un joven le ha explicado a García Egea que aunque él "era de los suyos" había decidido cambiar el voto porque pedía más contundencia y "radicalidad". 

El joven en cuestión les ha dicho: "Veo muchas dudas. Soy de Vox porque son los que defienden la unidad de España, las cosas de siempre. Y tenéis muchos líos internos", a lo que los conservadores les respondían con la 'fórmula Carmena': "Por los votos a Vox perdimos la alcaldía de Madrid porque no logramos sumar otro concejal", trataba de convencerle Almeida.

"El amigo de Casado, el de las aceitunas" le ha espetado un grupo de Zaragoza, que no acababan de situar su nuevo cargo del político y tampoco les convencía del todo el PP como opción electoral.

García Egea, en su afán por 'atraer' electorado, paraba a prácticamente todo el mundo. Ha habido quien le miraba con curiosidad, otros con escepticismo y también quienes simplemente lo ignoraban por completo, pero, ya se sabe... así son los riesgos del directo.

Más noticias en Política y Sociedad